Semana 13 de embarazo

Desde Canal Chupete te acompañamos durante la semana 13 de embarazo, una más que te aproxima al ansiado final de esta maravillosa aventura de ser madre. Es precisamente esta la semana en que ya sales del primer trimestre. Es el momento ideal para dar la noticia y festejar, porque has rebasado la parte más riesgosa de tu embarazo.

Durante esta 13ava semana del embarazo los cambios en el desarrollo de tu bebé y en la madre acontecerán de una forma más manifiesta. Verás como tu cintura comienza a borrarse y tu barriga comienza a aumentar y sentirás la gran emoción de: saber que tu pequeñín ya es un feto y dejó atrás su etapa embrionaria. Esto te colmará de nuevas emociones que serán únicas y te harán disfrutar aún más tu embarazo.

Desarrollo fetal en la semana 13 de embarazo
Ya estás en la semana 13 de embarazo has dejado atrás el primer trimestre tu pequeñín se ha transformado en unos pocos meses y tu útero cada día crece más

En la décimo tercera semana del embarazo, ya podrás  comenzar a presumir de tu incipiente pancita. Has aumentado de peso y tu bebé también. Pueden persistir algunos síntomas o surgir nuevas molestias como hinchazón y fosas nasales obstruidas. Pero en general se aliviarán y te sentirás mejor y más animosa.

Acude al ginecólogo según el calendario de consulta y ante cualquier duda que tengas, pero sobre todo disfruta de esta etapa de tu gestación.

El desarrollo fetal en la semana 13

El feto de 13 semanas ya ha ido ganado en tamaño y peso. Se puede comparar ahora con las dimensiones de un huevo: medirá como promedio unos 8 centímetros y puede pesar entre 13 y 20 gramos. Aún es pequeño, pero ya se encuentra completamente formado. A partir de aquí semana tras semana ganará más tamaño y peso.

Ahora con 13 semanas de embarazo ya la diferencia entre la cabeza y el cuerpo del feto se va haciendo cada vez menor y por ello está más proporcionado. Entre otras novedades estarán: su cara poco a poco tiene rasgos cada vez más definidos y se parece más a la que tendrá al nacer.

Los huesos comienzan a verse más nítidamente porque la osificación es mayor. O sea el tejido cartilaginoso comienza a endurecerse, especialmente la cabeza, las costillas y los huesos largos inglés.

En cuanto a los ojos, que anteriormente se encontraban bastante separados, ya se han desplazado al centro del rostro y sus pequeñas orejas se encuentran situadas un poco por debajo de los ojos a ambos lados de la cabeza y van tomando la forma que usualmente conocemos.

Desarrollo fetal en la semana 13 de embarazo
En la semana 13 de embarazo la cara del feto va adquiriendo una forma más redondeada, los ojos se juntan un poco más, y las orejas suben un poco

Su ombligo también está totalmente desarrollado, lo cual es muy importante pues por este lugar pasa el cordón umbilical, encargado de suministrarle oxígeno y nutrientes.

Ya tiene sus manos formadas, las extremidades ya se mueven y se contraen constantemente. Los dedos de las manos y los pies se ven con gran lujo de detalles y ya tiene el rasgo que lo hace diferente del resto hasta incluso de su propio  gemelo si lo tuviese: sus huellas digitales.

Los órganos comienzan a funcionar

El desarrollo del feto en esta etapa de tu gestación aumenta gradualmente y ya tiene un sistema hematológico más desarrollado. Es capaz de producir glóbulos rojos, que conducen oxígeno a los tejidos de su cuerpo. Si bien la mayoría de estas células se producen en el hígado, luego lo hará, como todos los niños, en la médula ósea.

En esta semana 13 de embarazo el feto tiene un sistema inmunológico inmaduro, pero que es capaz de funcionar. Claro que aún habrá de reconocer los agentes extraños para poner en función sus defensas, y esto sucederá en la medida en que desarrolle todo el sistema celular que formará su sistema autoinmune. Por ello, es tan importante que como futura mamá te protejas y te mantengas sana, pues si contraes alguna infección el feto aun no puede defenderse, y depende por entero de ti y tus anticuerpos para poder sobrevivir.

En estos momentos es demasiado temprano para poder determinar el sexo del futuro bebé. Como un dato curioso, en el caso de que sea una niña, tendrá unos 2 millones de óvulos en los ovarios, cuando nazca un millón, y en la medida de que crezca la cantidad de ellos irá disminuyendo.

No te apresures en comprar ropa, pero si eso te hace feliz compra colores neutros, hasta que estés segura de sí será niño o niña. Se podría establecer el sexo fetal precoz pero es mejor esperar tres semanas más.

Los sentidos se preparan para la vida extrauterina

La piel del futuro bebito continúa siendo en extremo fina y translúcida. El lanugo que apareció previamente en las cejas y el bigote comenzará a extenderse por todo el cuerpo. Su objetivo es proteger la piel y lo ayuda a conservar el calor corporal, pero no te preocupes en la mayoría de los niños se cae antes del nacimiento.

Ya tu bebé ha desarrollado músculos en las mejillas: si presionas suavemente tu vientre, notarás se mueve en dirección a la presión. Esto se debe al desarrollo de las fibras motoras, e intuitivamente se está preparando para tomar la leche materna.

También puede aficionarse a los sabores de los alimentos que ingieres, pues estos se transmiten a él por el líquido amniótico y además puede percibir tus estados de ánimo.

El sistema nervioso sigue su desarrollo

Ya en la semana 13ava, se pueden observar las placas de huesos que forman el cráneo del bebé. Por ello su frente aparece ahora más elevada y abultada, y existe una conexión entre ambos hemisferios cerebrales, donde en principio se madurarán las fibras motoras. Como su nombre indica, estas determinan los movimientos del bebé.

Más tarde se desarrollarán los nervios sensoriales, responsables del control de la alimentación. Ahora el cerebro de tu bebé incrementa su desarrollo y lo completará en las próximas diez semanas.

El líquido amniótico… es la orina de tu bebecito

A las trece semanas de embarazo ya tu pequeñín comienza a producir orina y la excreta en el saco amniótico, conformándose así la mayor parte del líquido amniótico. A partir de ahora comenzará un ciclo de ingestión-excreción  que no se detendrá hasta el parto.

Desarrollo fetal en la semana 13 de embarazo
Durante la semana 13 de embarazo la mayoría de las estructuras fetales están formadas sólo faltará tiempo para que se desarrollen completamente, varios órganos comienzan su funcionamiento

Buenas noticias para la madre en la semana 13 del embarazo

Tu estado anímico será mucho mejor y te sentirás con más energía. Se considera como el segundo trimestre como el más saludable de todo el embarazo.

Ya el crecimiento de tu abdomen comienza a ser manifiesto y podrás presumir de tu panza. Tu cuerpo no solo está modificándose externamente también por dentro, porque el útero comenzará a crecer y tu abdomen se  prepara para que el mismo ocupe cada día más espacio.

Las molestas náuseas disminuirán y tendrás más apetito, de forma general. Tus senos que durante el primer trimestre eran muy sensibles y hasta te podían provocar molestias, pero ya no más: en este inicio del segundo trimestre no aumentarán mucho de tamaño.

Tus pechos se preparan para amamantar a tu bebé y aparecerá el calostro, que es el líquido que secretas luego del parto hasta que sea sustituido por la leche materna normal. El calostro es óptimo para alimentar a tu bebé en los primeros días, por la gran cantidad de nutrientes que contiene y en especial los anticuerpos que le transmitirán resistencia a tu pequeño.

Durante la 13 semana de embarazo debes haber aumentado aproximadamente unos 2 kilos, aunque no ocurre de igual manera en todas las embarazadas. Es normal que hayas aumentado entre uno y dos kilogramos. Por supuesto, si tu embarazo es gemelar deberás haber aumentado unos 2.99 kilogramos.

Como has aumentado de peso y la cintura se ha engrosado, debes comenzar a usar ropa que no te quede ajustada. La presión de los tejidos perjudica tu circulación sanguínea y limita tus movimientos. Como debes sentirte cómoda, viste con ropa holgada sin tener que renunciar a la moda.

Exámenes y pruebas complementarias a las 13 semanas de embarazo

Durante esta etapa, prácticamente se han acabado las primeras pruebas concernientes al primer trimestre del embarazo y se ha comprobado que todo está bien. Es el momento en que debes continuar el seguimiento con tu ginecólogo, cada mes, para constatar que todo continúa así, y de paso comentar cualquier dolencia, malestar o dudas que te surjan.

Si las pruebas de cribado del primer trimestre indicaron que tu bebé pudiera tener alguna alteración, es la última semana para proceder a una biopsia corial o una amniocentesis. Se recomienda que se efectué entre la semana 11 y la semana 13 y seis días o sea antes de cumplir las 14 semanas de embarazo.  Estas pruebas se indican fundamentalmente cuando la mujer tiene más de 35 años.

Malestares y complicaciones en la semana 13 de embarazo

En esta primera semana del segundo trimestre ya los síntomas de los primeros meses del embarazo van desapareciendo y el peligro de pérdida de la gestación disminuye. Por su parte otros síntomas aparecen y se mantienen hasta el final de embarazo. En la semana 13 del embarazo te sientes más confiada y más segura del desarrollo de tu gestación.

Embarazada en la semana 13
En semana 13 de embarazo ya estás ganando peso y tu cuerpo empieza a cambiar de forma, la cintura ya no se ve tan acentuada y se redondean los contornos

La gran mayoría de las mujeres no tienen molestias, ni complicaciones en el segundo trimestre,  pero si tú las tienes no te preocupes,  la mayor parte de la veces son normales y compartidas por numerosas mujeres. Menos frecuentemente pueden obedecer  a problemas que requieren atención médica.

Las molestias digestivas cambian pero no desaparecen

Con la llegada del segundo trimestre le dirás adiós a las náuseas. Tu cuerpo tolerará mejor los cambios hormonales y se va adaptando a ellos.

Algunas embarazadas manifiestan sensación de ardor en el estómago, acompañada con reflujo gástrico. Es usual que las digestiones se tarden un poco más y provoquen todos estos síntomas y acumulación de gases. No tiene que ser tu caso, pero de serlo, consultar al médico en busca de un paliativo no está de más. Durante esta semana presentarás de manera frecuente constipaciones.

Dolores osteomusculares, calambres y ciática

Puedes presentar una variada gama de dolores óseos y musculares: los más frecuentes son los que se reflejan en la parte inferior de la columna vertebral, las caderas, la molesta ciática y en otros casos una especie de contracciones uterinas, referidas por las embarazadas como tirones en el abdomen.

La distensión de los ligamentos por la inflamación del nervio ciático puede dar origen a un dolor intenso en la parte baja de la espalda conocida como ciática. Se postula que la hormona relaxina está asociada a estas manifestaciones.

Los calambres es una de las molestias más frecuentes, aparecen fundamentalmente en las  extremidades inferiores, son como encogimientos involuntarios. Son dolorosos y se localizan en la parte posterior de las piernas y los pies. Es consecuencia del enlentecimiento del retorno venoso.

Previniendo las venas hemorroidales o hemorroides

Los cambios hormonales que se producen pueden ocasionar la dilatación de las venas hemorroidales y a esto se suma el efecto del estreñimiento  porque  ocasiona un aumento de la presión sobre los vasos rectales. Los dos factores provocan la aparición de las almorranas o hemorroides.  Estas pueden producir picazón o dolor, llegando a sangrar en algunos casos de gran intensidad.

Si aparecen las hemorroides  los baños de asiento con agua fría te ayudarán a aliviar las molestias. Debes de mantener una excelente higiene de la zona y tratar de regularizar tus hábitos intestinales con el consumo regular de alimentos ricos en fibras.

Palpitaciones y taquicardia

El incremento del flujo sanguíneo obliga al corazón a trabajar a su máxima capacidad, lo que puede provocar ligeras alteraciones en su funcionamiento y manifestarse con palpitaciones y taquicardia. Hay mujeres que pueden padecerla desde el primer trimestre pero es más común en el segundo trimestre.

Micciones frecuentes y cistitis

Sentirás una mejoría notable, en cuanto a los deseos de orinar con frecuencia, esto ocurre porque tus hormonas en esta etapa tienden a estabilizarse… aunque esta mejora es solo temporal: a medida que aumente el tamaño de tu bebé y la placenta y este presionarán tu vejiga. Aprovecha esta mejoría momentánea y acude a lugares de esparcimiento, sin la preocupación de tener que salir al baño corriendo.

Si sientes ardor al orinar o sensación de quemazón y peso en el bajo vientre podrías tener cistitis. Esta infección urinaria puede ser muy frecuente en mujeres embarazadas.

Infecciones vaginales en la semana 13 de embarazo

Si durante esta etapa de tu embarazo aparece flujo,  picazón o ardor vaginal debes de consultar a tu médico porque se podría tratar de una  infección vaginal producida por Candida albicans  el germen que se encuentra con mayor frecuencia.  Su médico le indicará los fármacos que durante esta etapa no son perjudiciales para su embarazo.

Aborto espontáneo y cerclaje en la semana 13 de embarazo

El aborto es una de las complicaciones de los primeros meses de embarazo, pero generalmente se presenta antes de las 13 semanas. En el segundo trimestre pudiera ser que el médico detectara que tienes problemas en el cuello del útero para mantener la gestación, lo que se denomina cuello de útero incompetente. Esto ocurre más en mujeres que han tenido otros partos previamente. Para comprobar esto se hace un ultrasonido y si este fuera tu caso se requiere prevenir el aborto, con un cerclaje.

Este procedimiento se realiza mediante una sutura bajo anestesia del cuello uterino, lo que refuerza el músculo cervical evitando que las membranas amnióticas se rompan y provoquen un nacimiento prematuro. En realidad, es poco probable que presentes este trastorno, pues su porciento de ocurrencia es mínimo. El aborto espontáneo entre las semanas 13 y 19 de embarazo ocurre entre un 1 y un 5% .

¿Cómo puedo contribuir al desarrollo existoso de mi embarazo?

Mantener un estilo de vida saludable incluye, no solo alimentarse correctamente y mantener una dieta adecuada, que contenga todos los nutrientes que requieres, sino que debes incorporar la práctica sistemática de ejercicios físicos y eliminar por completo los hábitos tóxicos.

Buena alimentación en la semana 13 de embarazo y en todas…

En la semana 13 de embarazo, además de cumplir las recomendaciones nutricionales debes de consumir una dieta rica en fibras. Así como alimentos ricos en ácido fólico, potasio, hierro y magnesio.

Manténte activa y realiza ejercicios de relajación

Es un buen momento para realizar ejercicios físicos de forma moderada. Esto te ayuda, no solo a mantener una buena figura y a tener un parto con facilidad, sino a una mejor recuperación luego de dar a luz.

Como sea, debes consultar siempre con tu médico respecto a la frecuencia correcta, de modo que no te extralimites.

Un buen consejo es practicar ejercicios de relajación, escuchar música que sea de tu agrado, e involucrar a tu pareja en tus ratos de placer. Esa música con el tiempo los hará recordar esta etapa de tu embarazo.

Puede ser que continúes sintiéndote cansada, eso es una constante durante el embarazo, pero el bebé aun le permitirá descansar cómodamente y eso te ayudará a relajarte.

Vacúnate contra la gripe
Se ha comprobado que la vacuna de la gripe o influenza estacional, es segura y efectiva para las mujeres embarazadas y sus bebés en todas las etapas del embarazo

Importancia de la vacunación contra la gripe o influenza en la semana 13 de embarazo

Ya estás en el segundo trimestre si aún tienes dudas de que la vacunación contra la gripe o influenza no es segura en el primer trimestre, ahora es el momento indicado para vacunarte contra este virus. Antes no se recomendaba hacerlo en el primer trimestres porque tu bebé estaba en su período de formación orgánico, pero numerosos estudios demuestran que la vacunación en cualquier trimestre del embarazo es segura y no tienes que esperar al segundo semestre. La vacunación contra la influenza te protege a ti y a tu bebé de las complicaciones graves de esta afección. Así que antes de comenzar la temporada invernal toma esta precaución.

Relaciones sexuales en la semana 13 de embarazo

Suele suceder que la embarazada de 13 semanas  tenga más deseos sexuales porque las molestias iniciales van desapareciendo. Si este es tu caso y el doctor no te lo ha contraindicado, aprovecha ahora que las náuseas van desapareciendo y te sientes más animosa y con más energía. De cualquier manera hacer el amor durante el embarazo normal no hace daño alguno al feto porque está muy bien protegido.

Sabías que… en la semana 13 de embarazo

Es un momento idóneo para preguntarte tú y tú pareja  ¿Qué tipo de padres queremos ser? Puede ser que nunca se hayan cuestionado eso y mucho menos se hayan puesto de acuerdo en la respuesta a esta crucial interrogante.

Es importante que establezcan los principios básicos de la crianza, como guiar a tu hijo, como inculcarle los conceptos y valores que deben regir su vida. Pero al mismo tiempo es el momento para definir criterios educativos y alternativas de crianza.

Buen estado emocional, equilibrio y felicidad…

Si eres trabajadora activa, es vital que te informes de las leyes que te asisten durante el embarazo en tu país. Por ejemplo, en numerosos países hay derecho a cobrar las horas de trabajo empleadas en asistir a consultas prenatales y de información sobre el embarazo y preparación al parto. Debes ya informar a tu supervisor sobre el calendario de tus consultas ginecológicas.

Es muy importante el apoyo y la comprensión de tu pareja, te sentirás más segura y estarán más unidos. Un estado emocional relajado y feliz contribuirá al buen desarrollo del embarazo, es tan beneficioso para la madre como para el futuro bebé.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…