Niños con necesidades especiales = demandas educativas individuales

Cada recién nacido que se enfrenta a los retos de este mundo es único y propio, pero hay algunos niños con necesidades especiales.  Estas características pueden ser debidas a que necesite una ayuda mayor por padecer un problema físico, médico, emocional o de aprendizaje.

Estos niños pueden necesitar la administración de medicamentos, de transportación especial, de atención, de dedicación o educacionales. Es a estas últimas a las que básicamente nos referiremos en esta página.

Necesidades especiales visuales
La gran mayoría de los niños con necesidades especiales visuales pueden ser atendidas de forma diferenciada

Niños con necesidades especiales desde el punto de vista educativo

La educación en si misma requiere un alto grado de especialización para que cumpla su papel formador. Todos los seres humanos tienen necesidades educativas, sin embargo, en el caso de algunos niños, a menudo requieren una educación especial.

La educación debe tener, necesariamente, un carácter dinámico y ajustarse a las características propias de cada infante. Cada niño debe recibir lo que necesita, es por ello que se debe basar en un sistema o programa de estudio que se adecue a sus particularidades.

Lo anterior implica que haya personas que requieren de un programa individualizado, porque tienen necesidades educativas especiales.

¿Qué son las necesidades educativas especiales?

Cuando hablamos de necesidades educativas especiales, por lo general lo asociamos a niños con retraso en el aprendizaje o aquellos que padecen algún tipo de discapacidad intelectual. Esto que pudiera parecer válido, no siempre se corresponde con la realidad porque las necesidades educativas especiales pueden ser tanto por capacidades por encima de la media como por debajo.

Lo anterior implica que dichas necesidades no están invariablemente relacionadas con una dificultad de aprendizaje, por el contrario, pueden presentarse en aquel alumno cuya inteligencia y memoria es sobresaliente y por lo tanto capta y aprende demasiado rápido. En estos casos también se aplican los criterios de niños con necesidades especiales. Estos niños requieren también un cuidado especial por parte del educador que le permita avanzar en la adquisición de conocimientos con mayor dinamismo que la media del resto de los alumnos.

Lo cierto es que, en ambos casos, ya sea por la precocidad o por la lentitud en aprender, es necesario que se planifiquen y realicen cambios en las actividades de tipo curricular, ajustando las mismas a las capacidades del niño en cuestión. Siempre es recomendable encontrar una estrategia de trabajo individual que sea adecuada para poder satisfacer las necesidades educativas especiales.

niños con necesidades especiales
Las causas de las necesidades especiales pueden ser numerosas y cada uno de ellas demanda de una atención diferenciada

¿Quiénes son los niños con necesidades especiales?

El estudiante con necesidades educativas especiales es aquel que necesita, al menos en un periodo de su enseñanza o durante el transcurso de toda ella, de determinadas atenciones individuales. Esta atención diferenciada e individual estará determinada por las necesidades propias de cada niño.

Es muy común que se crea que los niños considerados como “muy inteligentes” o superdotados no precisan de una atención especializada, un error que puede conspirar contra el buen desarrollo de los mismos. Por eso, resulta tan importante que se les considere como personas con necesidades específicas de apoyo educativo, ya que, en este caso, los contenidos curriculares suelen resultarles muy fáciles lo que termina por aburrirlos. Lo anterior puede conducir a problemas de conducta, pues para luchar contra ese aburrimiento suelen hablar en clases y desatender las indicaciones del profesor.

En el caso de los niños que presentan algún tipo de discapacidad, ya sea física o mental, o en el de aquellos con problemas en la conducta, es mucho más común que se detecte la necesidad de una educación más personalizada. La misma debe reforzar aquellas áreas donde las capacidades del niño están disminuidas, sobre todo adaptando la actividad curricular a las posibilidades del niño.

¿Cuáles son las causas por las que un niño puede tener necesidades especiales educativas?

Las necesidades educativas especiales pueden ser temporales o permanentes y a su vez pueden ser debidas a causas:

  • Físicas
  • Psíquicas
  • Situación socio-familiar
  • U otros casos de inadaptación (cultural, lingüística, religiosa,)

Igualmente pueden estar asociadas al ambiente escolar en el que se educa a nuestros hijos.  Si la escuela no está lo suficientemente sensibilizada a la hora de ofrecer una atención detallada a la diversidad de aprendizaje de los alumnos, los maestros seguramente no podrán tener suficiente preparación, pues carecerán de la metodología y de las estrategias de enseñanza adecuadas. Si las relaciones interpersonales y la comunicación entre la comunidad educativa están deterioradas, esto puede afectar seriamente el aprendizaje escolar de los alumnos y propiciar la presencia de necesidades educativas especiales.

Los programas de aprendizaje deben ser adaptados a lo que cada uno requiera
Los niños pueden tener necesidades especiales porque tengan déficit o que estén muy por encima de la media

Necesidades especiales por discapacidad intelectual

Cuando un niño tiene una discapacidad intelectual, implica que se desarrolla y aprende con más dificultad que otros de su misma edad. Es capaz de aprender pero lo hace más lentamente. Cuando se observa retraso en niños antes de los 5 años en dos o más áreas del desarrollo sensorio-motriz, lenguaje, cognitiva y de socialización, se considera que hay un retraso global del desarrollo.

Si estos retrasos se presentan entre los 5 y los 18 años se habla de  discapacidades intelectuales, las que  pueden ser de diferentes intensidades desde muy leves hasta muy severas. Podrían ser también temporales o permanentes. La capacidad de aprendizaje está relacionada con la severidad de la afección.

Las discapacidades intelectuales se producen como consecuencia de factores que impidan el desarrollo normal del cerebro en el útero de la madre, durante el nacimiento o posteriormente en su vida extrauterina.

Las causas pueden estar asociadas a problemas genéticos, hábitos tóxicos o infecciones durante el embarazo, ingestión de medicamentos con efectos nocivos sufre el feto,  bebés prematuros, falta de oxígeno durante el parto o infecciones y lesiones cerebrales.

Entre las afecciones que se pueden acompañar de discapacidades intelectuales se encuentran el autismo, síndrome de Down, dislexia, parálisis cerebral y otras muchas.

Uno de los objetivos básicos a lograr en los niños con necesidades especiales es que adquieran los conocimientos que le permitan transformarse en personas capaces e independientes.

déficit de audición
Las necesidades especiales pueden ser debidas a un déficit de audición y en su gran mayoría son acompañadas por otras afecciones

Discapacidad auditiva

La discapacidad auditiva se refiere a la incapacidad de algunos niños para percibir los sonidos del exterior,  porque está afectado su sistema auditivo o existen barreras que impiden la interacción adecuada.

Puede producirse como consecuencia de un déficit auditivo, provocado por una afección física o biológica. Se manifiesta como consecuencia entre estas características individuales y su interacción con el medio ambiente. Se estima que entre el 20% y el 40% de niños que tienen afecciones auditivas tienen otra dificultad asociada.

Discapacidad visual

La discapacidad visual está determinada por una disminución o pérdida de las funciones visuales y las interacciones con su entorno. En este campo son numerosos los avances que se han experimentado en la educación especial para eliminar las barreras para el aprendizaje y las posibilidades de realizar actividades cotidianas.

cada pequeño con necesidad especial necesita
Los programas de educación deben ser adaptados a lo que cada niño con necesidades especiales necesite

Discapacidad motora

La discapacidad motora es cuando hay afectación de las habilidades para desarrollar funciones normales como desplazarse, tomar las cosas con las manos o simplemente caminar. Las limitaciones dependerán de la localización de las afecciones. Como en las discapacidades anteriores sus consecuencias en la vida diaria dependerán de la interacción entre las barreras y el niño.

Es difícil identificar una discapacidad motora en niños menores de 6 meses si la misma es leve. En numerosas ocasiones el diagnóstico no se efectúa hasta después de los 18 meses cuando el niño ya debería estar caminando.

Cuando la causa es debida a parálisis cerebral pueden afectar la mitad del cuerpo, puede ser diplejía o sea ser más manifiesta en miembros inferiores o podría afectar las cuatro extremidades. Se produce como consecuencia de un deficiente desarrollo del cerebro y se puede ocasionar durante el desarrollo intrauterino, parto complicado o durante la primera infancia.

Educación especial, para niños con necesidades especiales

Por educación especial se conoce aquella destinada a niños con sobredotación intelectual o discapacidades psíquicas, físicas o sensoriales. Este tipo de educación incluye los programas formativos encaminados a suplir las necesidades especiales, tanto sea en centros especializados o en escuelas inclusivas.

Tanto en unos centros como en otros, lo importante es que dispongan de los recursos humanos, materiales y técnicos para asegurar el aprendizaje que requiere cada niño acorde con su necesidad y su potencialidad.

¿Un niño con necesidades especiales puede ir a una guardería?

Esta es una pregunta que muchas madres se hacen porque les cuesta trabajo decidir qué será lo más conveniente. En la actualidad la educación inclusiva es una de las transformaciones que impera en el tratamiento de los niños con necesidades educativas especiales.

Es muy importante que a la hora de seleccionar la guardería a la que asistirá tu hijo con necesidades educativas especiales tengas en cuenta si disponen de los recursos materiales y humanos para darle la atención que tu hijo demanda.

Debes de tener en cuenta antes de tomar la decisión, la preparación del personal para enfrentar la educación de tu hijo en sus diferentes etapas de desarrollo. Revisar las instalaciones, los salones, el comedor, el jardín, la ambientación, las áreas exteriores de juego y todo lo que pueda influir en la calidad óptima de la atención a tu pequeño. Es muy importante que estés atenta a sus reacciones en los primeros días y  a su aceptación en el colectivo.

Comprobar en la práctica como se inculcan los valores de respeto a las diferencias, solidaridad, inclusión, convivencia, solidaridad,  educación para la salud y ambiental serán aspectos determinantes en los criterios de elección de la guardería para un niño con necesidades especiales.

apoyo para enfrentar sus tratamientos
Los niños con necesidades especiales requieren de un gran apoyo para enfrentar sus tratamientos

¿Qué ocurre cuando se incorpora en la escuela?

Un niño que tiene necesidades especiales por discapacidad intelectual, tiene también el deseo de ir a la escuela, de aprender, de jugar, de tener amigos y por supuesto de tener el máximo apoyo de su familia. Ellos necesitan adquirir los conocimientos y las habilidades para desempeñarse en la vida de una forma lo más cercana posible a la normalidad. Estas aptitudes les permitirán cuidarse a sí mismo y tener independencia.

Los niños con discapacidades durante su etapa escolar necesitan la ayuda de sus profesores, amigos y familiares. Puede ser que estos niños estén en clases especiales durante parte de su tiempo o en escuelas inclusivas con un programa de educación individualizado. Algunos se mantienen durante todo el día con un ayudante.

¿Y cuándo comienza la escuela que debes atender?

La principal estrategia para suplir las necesidades especiales educativas de aquellos que la necesitan, es realizar una correcta elaboración del programa individualizado de educación.

Lo anterior implica la adecuación del currículum de un determinado nivel educativo con el objetivo de hacer a los contenidos más accesibles a un alumno con necesidades especiales. En esta adaptación curricular es necesario hacer un análisis muy objetivo de aquellos elementos del currículum que resulten imposibles de alcanzar para el alumno debido a su discapacidad.

Se trata, más que nada, de tener en cuenta las limitaciones del alumno a la hora de planificar la metodología, los contenidos y la evaluación de los mismos.

Escuela inclusiva para los niños con necesidades especiales

Existen colegios con un alto nivel de especialización donde se brinda una educación diferenciada a aquellos niños que la requieran. En algunos casos se especializan en niños sordos o hipo acústicos, ciegos o débiles visuales o aquellos que presentan algún grado de discapacidad intelectual. En todos ellos siempre podremos contar con la ayuda eficaz de personal especializado en la discapacidad en cuestión.

Sin embargo, lo realmente importante no es el tipo de institución en la que se realice la enseñanza, de hecho, hoy en día hay una tendencia a las escuelas inclusivas donde el programa educativo sea lo suficientemente flexible para adaptarse plenamente a las necesidades reales del niño que la necesite.

El currículum impartido, ya sea en estos centros de educación especial o general, se debe basar en los programas de estudio de la educación general, pero con las adaptaciones curriculares que cada alumno demanda. Para ello es necesario que se tenga en cuenta las necesidades físicas del niño (pongamos por ejemplo que este presenta una discapacidad motora, en cuyo caso será necesario crear rampas de acceso y eliminar todas las barreras espaciales) y aquellas limitantes de tipo comunicativo (un niño ciego necesita de material en braille), de manera que las adaptaciones que se realicen tengan en cuenta los aspectos individuales.

necesidad especial
Los niños con necesidades especiales pueden ser de diferentes tipos y de acuerdo a cada una de ellas será necesario establecer un programa individualizado de aprendizaje

Síndrome de Down y escuelas inclusivas

Diversos trabajos demuestran que los niños con Síndrome de Down que asisten a escuelas inclusivas o sea ordinarias y que no permanecen aislados del resto de la sociedad muestran mayores habilidades en la escritura, el lenguaje y la escritura. A lo anterior se unen mayores posibilidades en sus conocimientos de generales, en matemáticas y en su independencia social.

Estos niños con necesidades especiales aprenden por su programa educacional individualizado, pero también de sus compañeros. El medio ambiente escolar ejerce un efecto muy  favorable sobre su experiencia de aprendizaje y será más enriquecedora, porque también están aprendiendo de sus iguales.

Servicios complementarios para niños con necesidades especiales

Es muy importante que en la creación de un currículo de forma individualizada para cada niño con necesidades especiales se tenga en cuenta, los servicios complementarios que el mismo requiere.

Podría ser que los niños con necesidades educativas especiales necesiten del apoyo especializado de:

  • Audiología
  • Logopedia
  • Terapia ocupacional
  • Atención psicológica
  • Fisioterapia y Rehabilitación
  • Entrenamiento a padres
  • Servicios médicos especiales
  • Recreación
  • Actividades físicas
  • Diagnóstico temprano de las discapacidades
  • Servicios de orientación
  • Evaluación del entorno familiar y social

Todos estos especialistas que conocen y están especializados en la atención a los menores con necesidades especiales pueden tener una participación determinante en la adaptación del programa individual de formación y en el desarrollo de estos niños.

¿Los niños con discapacidad intelectual tienen necesidades especiales?

Los niños que presentan algún grado de discapacidad intelectual tienen la capacidad innata de aprender. A pesar de que existen numerosos prejuicios al respecto, está plenamente demostrado que no hay nada que les impida lograr la plenitud de sus capacidades. Por tanto, los niños con discapacidad intelectual tienen las mismas necesidades que el resto de nosotros y ser educados es una de ellas.

Para ellos el tratamiento tiene que ir encaminado tanto al progreso de las habilidades cognitivas como de la personalidad y a la integración social y laboral. En este sentido la colaboración y orientación de la familia es muy importante ya que la familia ocupa un papel muy destacado en la preparación que estos niños pueden llegar a tener para sus futuras vidas adultas.

Es muy cierto que estos niños requieren de más trabajo que el resto, pues sus NEE deben ir acompañadas de un tratamiento médico y de programas para la adquisición de aptitudes perceptivas, atención, memoria, razonamiento y muchas veces requieren de técnicas de modificación de conducta para la adquisición de hábitos: control de esfínteres, alimentación, higiene, juego, verbalización, comprensión, entre otros situaciones que complejizan el tema, pero no podemos perder de vista que si obtienen pleno apoyo, nuestros niños son capaces de aprender.

Eliminar estereotipos asociados con las necesidades especiales

Cuando las personas con discapacidad mental tienen los niveles de autonomía imprescindibles para desempeñarse en diferentes ámbitos sociales, enfrentan dificultades que no deberían estar asociadas a su discapacidad. En ocasiones los principales obstáculos surgen debido a los estereotipos y prejuicios que aún están presentes en nuestras sociedades, y que constituyen barreras importantes en el acceso de estas personas a una total integración. Un elemento que limita de manera importante el desarrollo de las personas con discapacidad, es el hecho que la sociedad otorga a la “capacidad intelectual” una mayor relevancia de lo que debiera, capacidad intelectual que constituye precisamente el elemento “débil” de estas personas.

Lo realmente importante es valorar y aprovechar las potencialidades de las personas con discapacidad. Para superar las dificultades que les impone la sociedad a las personas discapacitadas debemos mantener una mirada integral hacia sus funciones y capacidades.

En la actualidad pueden verse algunos avances importantes en cuanto al tratamiento social que brindamos a los discapacitados. Incluso existe el concepto que aclara que la discapacidad se ubica a nivel intelectual y que el resto de las personas están llenas de capacidades y posibilidades, pero aún queda mucho por hacer en ese sentido.

Necesidades especiales
La educación especial está destinada a los niños con problemas específicos en su desarrollo físico, intelectual o psicológico

Autonomía y discapacidad intelectual

Hoy en día, los familiares, así como los profesionales, han logrado una evolución positiva respecto al grado de autonomía que se espera de las personas con discapacidad intelectual. Se ha avanzado en temas tales como la estimulación temprana o la inclusión escolar, aunque la participación de las personas con discapacidad intelectual en la educación regular es un tema complicado, donde existen diversos enfoques y posturas.

Se trata de uno de los problemas donde aún queda mucho por discutir. Lo importante es tener en cuenta que cada individuo es un ser único y diferente, no existen las verdades absolutas. En todo caso, la tendencia internacional está encaminándose hacia la educación inclusiva y a la preparación y concientización de la sociedad para que esta permita a aquellos que presentan discapacidades, llevar una vida plena e integrada, aunque no posean determinado coeficiente intelectual. Es necesario aprender a aceptar y sobretodo respetar la diversidad.

Recomendaciones a los padres para ayudar a los niños con necesidades especiales

Finalmente nos gustaría brindar unas pocas, pero necesarias recomendaciones para el trato con personas con discapacidades:

  • Acepta y ama a tu hijo como es y bríndale tu afecto, cariño y soporte.
  • No hay nada peor que la sobreprotección. No puedes convertirte en una limitante en su vida, por el contrario, ayúdalo a que sean todo lo que pueden ser cuando sea necesario. Las personas con discapacidad son capaces de aprender tal como lo hace otro, pero más lentamente, por lo que también pueden adquirir habilidades intelectuales y sociales.
  • Actúa de forma natural. Actúa de manera natural al dirigirnos a una persona con deficiencia mental. Tu trato ha de ser siempre con respeto y consideración. Trata siempre al niño como lo que es, un niño, y al adolescente, como a un adolescente.
  • Saludémoslos normalmente, como harías con cualquier otra persona. Démosle la atención que merecen. Seamos abiertos y naturales.

¿Cuáles son las formas en que los profesores pueden lograr la adecuación del programa individual de educación?

  • El programa individual de educación para niños con necesidades especiales debe ser elaborado con la participación de los padres, los profesores y los especialistas requeridos para cada caso.
  • Adecuar los objetivos, contenidos y criterios de evaluación.
  • Priorizar determinados objetivos, contenidos y criterios de evaluación.
  • Eliminar o adaptar los objetivos, contenidos y criterios de evaluación del nivel o ciclo correspondiente a cada caso.
  • Introducir contenidos, objetivos y criterios de evaluación de niveles o ciclos anteriores.

Todas estas adecuaciones han de realizarse teniendo siempre muy en cuenta de que no se trata de adaptar espacios o eliminar contenidos, ya sean estos parciales o puntuales. Lo más importante es lograr de manera efectiva la toma de decisiones que ayuden de un modo específico a que el alumno pueda alcanzar determinados objetivos básicos del programa educativo.

El equipo que desarrolle una adaptación curricular significativa ha de ser muy riguroso en la evaluación de los contenidos, pues ha de tenerse en cuenta factores como la capacidad de aprendizaje, el funcionamiento sensorial, motor, el contexto socio familiar y otros aspectos.  Además, el alumno ha de estar sujeto a un control estricto a fin de facilitar al máximo la captación del conocimiento, realizando las modificaciones que sean realmente oportunas.

Educar a nuestros hijos en el respeto a las diferencias y como tratar a niños con necesidades especiales

Una atención muy cuidadosa se le debe prestar a la educación de tus hijos que no tienen necesidades especiales hacia el trato que deben brindarles a niños especiales. Entre ellos, estimula:

  • Brindarle el máximo apoyo y atención a los niños especiales que te rodeen tanto en la escuela como en tu entorno.
  • Ayúdalos a tratar de ser independientes, tiéndele tu mano.
  • Habla con tu profesor si detectas que alguno de tus compañeros se burla o no respeta a los niños con necesidades especiales.
  • Bríndale tu amistad, se amable, sonríe y siempre salúdalo.
  • Ayuda a los niños con necesidades especiales pero no lo sobreprotejas.
  • Comparte actividades extraescolares, recreativas y de ocio con niños especiales.

Una educación inclusiva, también implica inculcar valores relacionados  con el respeto a las diferencias. La solidaridad, la  amistad, la no discriminación, la aceptación, la convivencia y la felicidad. Proporcionar una mano, un elogio, una sonrisa o tu amistad a un niño con necesidades especiales te recompensará y te hará sentir mejor persona.