Semana 5 de embarazo

No se te presenta la menstruación. ¿Estarás embarazada? La semana 5 de embarazo podría ser el momento para sospechar o confirmar este feliz acontecimiento.

Con una sencilla prueba como el test de embarazo, que puedes adquirir en cualquier farmacia, tienes la posibilidad de confirmar que estás en estado de gestación. Estas pruebas tienen gran efectividad cuando resultan positivas y podrías ya salir de dudas, pero si es negativa no descarta que estes embarazada, debes esperar unos 5 días y repetírtela.

5 semanas de embarazo
En la semana 5 de embarazo la ausencia de menstruación y un resultado positivo de una prueba de gestación serán las evidencias más importantes que te hagan sospechar o confirmar la noticia que estabas esperando

Tener la confirmación de estar embarazada de seguro para ti es todo un acontecimiento feliz y deseado. Esta excelente noticia también te puede crear algunos temores por todo lo relacionado con el embarazo y el parto. Eso es normal y le sucede a la mayoría de las mujeres. En estos momentos te debes estar cuestionando muchas cosas, sobre todo si eres primeriza. Al fin y al cabo, aún tienes muy poco tiempo de gestación: solo tienes 5 semanas.

¿Qué sucede en el útero en la semana 5 de embarazo?

Cuando estás en la semana quinta de embarazo, realmente se corresponde con la  tercera del desarrollo embrionario. En la semana 5 se inicia el  “período embrionario” y  el desarrollo de los principales sistemas y estructuras del bebé.

Las hormonas

El blastocisto que ya está en el útero rápidamente incrementa la producción de Gonadotropina Coriónica Humana (HCG por sus siglas en inglés). Es precisamente en la determinación de esta hormona en la que se basan las pruebas de diagnóstico de la gestación más efectivas. Cuando es positiva el embarazo está confirmado, si es negativa aun no excluye la posibilidad de que estés gestante.

Esta producción hormonal es la señal que los ovarios reconocen para detener la producción de nuevos óvulos y al mismo tiempo producir más progesterona y estrógenos. Estos cambios hormonales conllevan por una parte a que no se presenten los sangramientos menstruales y por otra a desarrollar la placenta.

Morfología del embrión

En la ecografía de la quinta semana de embarazo dentro de tu útero se podrá apreciar una masa central rodeado del saco gestacional que tendrá una longitud entre 1 y 3 milímetros. Al terminar esta semana el embrión ya se hace más evidente dentro del saco gestacional. Su tamaño es inferior a una semilla de ajonjolí, pero en forma de media luna con una colita.

Aunque el embrión apenas pueda ser visualizado en esta quinta semana de embarazo se encuentra dentro de la bolsa gestacional rodeado de sustancias nutritivas que darán origen al líquido amniótico. En las semanas posteriores  se desarrollarán la placenta y el cordón umbilical.

Desarrollo embrionario en la semana 5 de embarazo
El embrión de 5 semanas de embarazo tendrá tres capas: el ectodermo, mesodermo y endodermo, ellas seran la base para el desarrollo de los órganos que permitirán la vida de este minúsculo ser que se desarrolla en tu interior

El embrión de 5 semanas de embarazo tendrá tres capas: el ectodermo será la capa más externa que dará origen a la piel, al sistema nervioso central y periférico, los ojos y las orejas. El mesodermo será la base para el desarrollo del sistema circulatorio incluido el corazón. También permitirá el surgimiento de los huesos, los ligamentos, los riñones y la mayor parte del sistema reproductivo.

El endodermo que es la parte más interna será la que de origen a otros órganos vitales como los pulmones, los intestinos y el sistema urinario, también las glándulas tiroides, el páncreas y el hígado. El desarrollo de los órganos en esta semana, comienza con formas muy rudimentarias o primitivas.

El corazón

En la quinta semana de embarazo ya se comienzan a formar las células del corazón y se producen  sus primeros movimientos contráctiles y a bombear sangre. Su desarrollo será paulatino y lo que ahora es un incipiente órgano, dará origen al crecimiento y funcionamiento de un corazón tal como lo tendrá al nacimiento. Eso sí, pequeñito y primitivo: late y no dejará de hacerlo.

Hacia el final de la semana quinta de embarazo el corazón del futuro bebé comienza a latir, con equipos especiales es posible escuchar los latidos del corazón que son alrededor de 100 por minuto en esa etapa. En ese momento la ecografía revela que el 25% del embrión lo ocupa el corazón.

Tubo neural

Un sistema orgánico tan importante como es el sistema nervioso, también experimentará cambios. El tubo neural en el embrión de 5 semanas se está desarrollando a partir del ectodermo y del mismo saldrá posteriormente, nada más y nada menos que el cerebro, la médula espinal, los nervios y la columna vertebral del futuro bebé.

El extremo superior del tubo neural se  cierra al final de la quinta semana. Es por eso que se insiste en el consumo de ácido fólico cuando planeas quedar embarazada porque ya cuando te falta la menstruación el tubo neural está en desarrollo. Se ha comprobado que el consumo de ácido fólico previene los defectos congénitos relacionados con el mismo.

embrión en la semana 5 de embarazo
La maravillosa aventura del desarrollo de una vida a partir del espermatozoide y el óvulo tiene un momento trascendente en la semana 5 de embarazo cuando comienza el periodo embrionario

La madre en la semana 5 de embarazo

Por regla general, la mayoría de las mujeres no se percatan de estar embarazadas, por no presentar síntomas evidentes, salvo el retraso de la menstruación. En el caso de las mujeres cuyo periodo es irregular, la percepción de estar embarazadas puede tardar aún más. Aunque no tengas síntomas manifiestos la ausencia de menstruación y una prueba de embarazo positiva son evidencias claras de que estas gestante.

Aumento de la temperatura basal

Puedes sentir un ligero aumento de tu temperatura corporal, esto ocurre por el alto nivel de progesterona que provoca que el útero se prepare para albergar y proteger al pequeño embrión. La temperatura basal puede elevarse por encima de un grado.

Hinchazón abdominal en la semana 5 de embarazo

Los estrógenos provocan un aumento de la retención de líquidos, por lo que puede aparecer una sensación de presión similar a la que se experimenta con los síntomas premenstruales. Puedes sentir que la región abdominal se hincha.

Mareos, dolor de cabeza o cólicos en la semana 5 de embarazo

Por lo general en esta quinta semana de embarazo puedes sentir mareos y dolor de cabeza de forma ocasional y más aún durante los cambios bruscos de posición.

Aumento de las ganas de orinar en la semana 5 de embarazo

Los cambios hormonales fundamentalmente una elevación de los estrógenos y la progesterona, unido a la producción de la beta Gonadotropina Coriónica Humana, aumentan el flujo sanguíneo a la región pélvica lo que provoca que en las primeras semanas aumenten las ganas de orinar.

Antojos e hipersensibilidad ante determinados olores y sabores

Los antojos o el rechazo a algunos alimentos están relacionados con la producción de la hormona hCG porque influye en los cambios sensoriales. Puedes desear algunos alimentos que antes no te llamaban especialmente la atención, lo que conocemos como antojos. Pero por otra parte también puedes ser extremadamente sensible a algunos sabores y olores.

Otros síntomas de la semana 5 de embarazo

En la quinta semana de embarazo estarás sintiendo cierta tensión en los pechos, variabilidad en el carácter, cansancio y somnolencia. En esta etapa de tu gestación ya habrás aumentado aproximadamente unos 0,50 kilogramos.

Exámenes y pruebas complementarias a las 5 semanas de embarazo

Si tienes dudas ante el retraso de tu menstruación, la prueba idónea es un test de embarazo y tiene además un elevadísimo porcentaje de efectividad. Si el resultado es positivo, acude al ginecólogo: él de seguro te indicará una ecografía transvaginal, donde es posible observar el saco gestacional.

En la ecografía de la quinta semana de embarazo  se puede observar una pequeña vesícula  de forma circular con los bordes blancos y el interior negro.  Todavía en este momento en la mayoría de las ocasiones no es posible visualizar el embrión, pero si permite conocer si está localizado en el interior del útero o si está fuera del útero lo que podría indicar un embarazo ectópico. Otra importante información es conocer si el embarazo es único o múltiple.

Lo más probable es que la ecografía del primer trimestre te la indiquen en la semana 12 de tu embarazo. Así como otros exámenes complementarios de sangre y de orina, para confirmar que todo marcha bien.

Es importante que conozcas el historial médico de tu familia, sus enfermedades crónicas o que se pueden transmitir al bebé por herencia. En la primera consulta se establecerá el programa de seguimiento y control de tu embarazo.

Malestares y complicaciones en la semana 5 de embarazo

Aunque los malestares del primer trimestre tienden a desaparecer sobre la semana 12, ahora mismo están en su apogeo por que las hormonas del embarazo ya están a un nivel muy elevado, lo cual es perfectamente normal. Aquí tienes algunas recomendaciones para que sean más llevaderos y te provoquen menos incomodidad.

Turgencia y sensibilidad de los pechos en la semana 5 de embarazo

En esta etapa de tu gestación, sentirás un aumento del tamaño de los senos y una mayor sensibilidad en toda la zona especialmente en los pezones. Son malestares muy comunes en las mujeres durante esta quinta semana de embarazo, a los que puedes buscar alivio reemplazando tus sujetadores por otros sin aros y de mayor talla.

Náuseas y aversión a algunos alimentos en la semana 5 de embarazo

Sentirás un particular rechazo ante determinados alimentos, olores y sabores. Come con poca sal, condimentos y en porciones pequeñas, pero no puedes dejar de alimentarte.

Mareos en la semana 5 de embarazo

Ahora tienes mayor flujo sanguíneo y menos azúcar circulando, lo cual puede provocarte hipotensión incluso después de comer. Si te sientes mareada, siéntate y pon la cabeza entre las rodillas, o túmbate con las piernas en alto: ambas posiciones ayudan a contrarrestar los efectos de la tensión arterial baja.

Malestares gástricos

La acidez estomacal y el estreñimiento son malestares comunes del primer trimestre del embarazo. Para aliviarlos, como alimentos con mucha fibra, divide las ingestas en 5 o 6 comidas ligeras y espaciadas y realiza ejercicios físicos moderados a diario.

Cansancio y sueño

Además de sentirte agotada y con sueño por el aumento del metabolismo de tu cuerpo, están los malestares de las náuseas y otros que no te dejarán dormir bien. Prueba tomando baños tibios, que te relajen muscularmente y ayuden a que concilies mejor el sueño. También tu pareja te puede dar masajes relajantes y acompañarte en esta semana tan especial.

Micciones frecuentes

La necesidad de orinar frecuentemente es normal, en principio es debido a la descarga hormonal que está sufriendo tu cuerpo. No te queda de otra: tienes que orinar, pero puedes por ejemplo evitar beber líquidos antes de dormir, y aliviarás notablemente las micciones nocturnas.

En un embarazo de 5 semanas pueden aparecer algunas complicaciones  las que debes estar siempre pendiente. Entre ellas:

Vómitos frecuentes y trastornos gastrointestinales

Es común que aparezcan los vómitos matutinos en este período, que de ser muy frecuentes pueden desembocar en una hiperémesis gravídica.

Pero no puedes permitir que las náuseas y los vómitos te impidan alimentarte. He aquí un pequeño consejo: antes de levantarte de la cama, come algunas galleticas saladas.

Aborto espontáneo y teratogenia

Debes mantener un régimen de actividad moderada y estar atenta ante cualquier síntoma anómalo, pues durante los tres primeros meses del embarazo, es cuando más riesgo tienes de sufrir un aborto espontáneo.

Las malformaciones congénitas relacionadas con el consumo o exposición a sustancias tóxicas es crítico en este periodo del embarazo. Las drogas ilícitas, consumo excesivo de alcohol, el hábito de fumar, las sustancias irritativas, las radiaciones, enfermedades infecciosas como la rubéola  y algunos medicamentos son factores de riesgo para la aparición de anomalías morfológicas o cromosómicas.

embarazo ectópico
Cuando un óvulo fecundado se implanta fuera del útero se le llama embarazo ectópico, y la mayoría de estos ocurren en las trompas de Falopio son llamados embarazos tubáricos

Otro gran problema que requiere una atención de urgencia es el embarazo ectópico: aquel donde el óvulo fecundado se implanta fuera del útero. 11 de cada mil embarazos sufre esta complicación, y de ser así es necesario realizar la interrupción de la gestación pues existe riesgo para la madre de hemorragia.

Sus síntomas se presentan entre esta semana 5 de embarazo y la siguiente, con dolor abdominal de moderado a severo y sangrado vaginal. Su aparición se descarta o corrobora con un ultrasonido de urgencia.

Cuidados y actividades especiales en la quinta semana

A partir de esta semana no debes realizar esfuerzos ni cargar pesos excesivos. Pero eso no significa que estés ociosa: lo mejor es que te mantengas realizando ejercicios físicos de forma moderada. Esto tonifica los músculos y te prepara para los siguientes meses y el momento del parto.

El aporte de calcio es imprescindible
La leche y los productos lácteos son excelentes fuentes de calcio

Alimentación saludable

Debes mantener una dieta adecuada, basada en una correcta nutrición. La mejor alimentación es aquella que tenga una buena combinación de todos los nutrientes incluyendo el aporte de grasas y proteínas requeridos. No es conveniente abusar del consumo de los carbohidratos y mucho menos de bebidas azucaradas.

Las frutas es preferible consumirlas frescas y enteras porque te hidratan y te nutren: ten en cuenta que las frutas tienen vitaminas y minerales, y a su vez la fibra te ayudará a regularizar el hábito intestinal y prevenir el estreñimiento. Es importante también que te mantengas hidratada. Debes beber al menos 8 vasos de agua al día.

Para evitar malformaciones o defectos congénitos relacionados a la médula espinal, como la espina bífida, lo mejor  es tomar ácido fólico de manera cotidiana. La dosis recomendada es de 400 microgramos por día cuando no hay antecedentes familiares o previos de defectos en el tubo neural. Cuando ha habido una historia de problemas anteriores la dosis se incrementa.

En tu alimentación  no puede faltar el calcio, ayuda a formar los dientes y los huesos del bebé y también es necesario para ti, debes ingerir alimentos ricos en calcio, en una proporción de 1000 miligramos diarios.

Debes consumir además hierro, este contribuye a la formación de glóbulos rojos y por tanto facilita la transportación del oxígeno a todas las células de tu cuerpo y el del futuro bebé. Previene la aparición de anemia por déficit de hierro muy común en mujeres embarazadas. Los alimentos más ricos en hierro son las carnes, las legumbres y frutos secos. Debes ingerir entre 27 y 30 miligramos al día.

En nuestra página dedicada a la Nutrición de la embarazada encontrarás una detallada información sobre los aspectos relacionados con este importante tema.

Actividad física y relajación

Evita el sobrepeso, tanto con el ejercicio físico como con una alimentación sana y balanceada. Esto te ayudará más adelante a evitar o al menos mejorar los calambres, el estreñimiento y los dolores en la espalda, entre otros malestares que son habituales en la embarazada.

No está de más la visita a un masajista especializado en maternidad para relajarte y mejorar tus achaques. Incluso tu pareja podría ayudarte con unos cuantos masajes ligeros en la espalda, la cabeza y los hombros.

Realiza ejercicios de relajación para embarazadas
Practica ejercicios de relajación para embarazadas

Puedes también escuchar música de preferencia suave, instrumental, con técnicas de auto relajación y descansando siempre que lo requieras. Duerme, lee, mira una película que sea de tu agrado y evita todo lo que pueda ser generador de estrés. Podrías apagar de cuando en cuando tu teléfono celular, muchas veces te interrumpe el sueño.

Sabías que… en la semana 5 del embarazo…

A partir de esta semana el interior de tu útero se habrá convertido en todo un ecosistema para proteger y nutrir a tu bebé, además el saco amniótico que rodea al feto está repleto de cuanto necesita para desarrollarse, hasta tanto la placenta esté estable y pueda proporcionarle nutrientes a través del flujo sanguíneo al embrión.

También es importante en las 5 semanas de embarazo…

Es importante que te mantengas informada, acerca de todos aquellos beneficios que la ley otorga a las mujeres embarazadas. La legislación vigente en cada país, te protege para que conserves tu puesto laboral o seas trasladada a otro puesto, si el que tienes conlleva algún riesgo.

Recuerda que de tus cuidados dependerá en gran medida el desarrollo y la salud de tu futuro bebé. Estás emprendiendo la aventura más importante en la vida de una mujer: ser madre.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…