Semana 20 de embarazo

¡Felicidades! Has llegado a la semana 20 de embarazo, ya te encuentras a la mitad del emocionante camino de ser madre. Las probabilidades de pérdida de tu embarazo han disminuido considerablemente, pero en la medida que el feto y  tu abdomen crecen aparecen nuevas molestias y  otras se mantienen como en semanas anteriores.

semana 20 de embarazo
Durante la semana 20 de embarazo ya tu bebé puede oír, tragar, ver la luz, orinar, puedes conocer el sexo y sentir sus movimientos

Aliviar esos malestares, evitar complicaciones, mantener una actitud positiva y en caso de requerir ayuda acudir a tu matrona, ginecólogo u obstetra son vitales a partir de ahora. Además, es momento para realizarse exámenes que aseguren tu salud y la de tu bebé. La semana 20 del embarazo te traerá grandes sorpresas, así que prepárate para las emociones.

El desarrollo del feto en la 20 ava semana del embarazo

En la semana 20 de embarazo el bebé experimenta un considerable desarrollo. Su crecimiento aumenta según pasa el tiempo: ahora su tamaño está entre 16 y 25 centímetros y tiene un peso aproximado de 331 gramos pudiendo variar desde 275 a 387 gramos. Como cada bebé es único y diferente, también su desarrollo puede variar de un niño a otro, no te preocupes si no avanza tan marcadamente como otros, o que no sea tan rápido como deseas. Es completamente natural que haya variaciones entre unos y otros y todavía dispone de un gran espacio en tu útero para crecer y desarrollarse.

desarrollo fetal semana 20 de embarazo
En la semana 20 de embarazo ya el feto tiene cejas delgadas, cabello en la cabellera y miembros muy bien desarrollados

Ya comienza la formación de sus dientes y sus músculos se fortalecen, por lo que sus movimientos en tu útero aumentan: de ahí que experimentes pataditas en la panza. El bebé durante esta etapa de su desarrollo ya puede apretar los puños y en su cabecita aparece el pelo.

El feto de 20 semanas tiene una forma completamente humana y ya tiene las proporciones adecuadas, es capaz de percibir la luz y abrir la boca de forma voluntaria y respirar. A partir de este momento su peso aumentará diez veces más y aumentará su longitud. Anteriormente tenía las piernas muy pegadas a su cuerpecito y resultaba difícil medirlo, ya se podrá medir desde su cabeza hasta los dedos de los pies.

¡Que emoción, conocer el sexo!

Una de las características distintivas de la semana 20 es que podrás conocer el sexo de ese pedacito de ti que se desarrolla en tu interior. Se disiparan las dudas, porque podrás conocer si será niño o niña.

En el caso de las niñas a las 20 semanas de embarazo en el ultrasonido se podrán observar dos pequeños ovarios y un útero completamente desarrollado. Y aunque te resulte difícil de creer ya en ese momento tu pequeña tendrá más de 7 millones de huevos en sus ovarios.

Si es un niño se podrán apreciar los testículos descendiendo desde el abdomen hasta el saco escrotal.

Sistema digestivo

Su sistema digestivo también se desarrolla, porque en esta semana 20  comienza a tragar más líquido amniótico. Esto lo ayudará a desarrollar la deglución y así cuando nazca pueda tragar sin dificultad. En el interior de tu pequeñín comienza la aparición de una sustancia negra llamada meconio, que está constituido por las células muertas, secreciones del estómago y líquido amniótico y por si no lo sabes… será lo primero que verás aparecer en sus primeros pañales cuando tengas que cambiarlo.

La piel

El cuerpo del bebé está cubierto por una sustancia llamada vernix caseosa, cuya función es resguardar la piel y ayudar a que en el momento de parto pase con mayor facilidad por el canal vaginal y su nacimiento sea mucho más fácil. Se siguen desarrollando nuevas capas en su epidermis y se va engrosando. Pero su proceso de maduración no ocurrirá hasta la semana 35. Ya tiene formadas sus cejas, pestañas y las uñitas de pies y manos.

Los sentidos

Como dato interesante, a partir de la semana 20 de embarazo el bebé, puede percibir los latidos de tu corazón y tu respiración, aunque un poco distorsionados por el líquido amniótico que lo rodea. Tiene ya movimientos reflejos y su maduración se incrementa con rapidez, en especial su cerebro: la formación de neuronas que puede llegar a más de 30.000 millones.

desarrollo fetal 20 semanas de embarazo
La forma y las proporciones generales del bebé son completamente humanas, ya oye, ve luz ,se mueve, traga y orina

Como ya tu bebé puede escucharte y experimentar sensaciones, los expertos aconsejan que le hables y  cantes. Toda la energía positiva y la comunicación que establezcas con ese trocito de vida, será beneficiosa para su desarrollo.

La madre en la semana 20 del embarazo

Una semana de emociones y de gratas sorpresas porque además de poder conocer el sexo de tu bebé, comenzarás a sentir sus movimientos, unas veces percibirás una ligera cosquilla en tu interior, en otras sentirás sus giros porque tiene espacio libre y se mueve sin limitaciones.

Cuando arribes a la semana 20 de embarazo, lo más seguro es que comiences a sentir sus primeras pataditas y asociado con sus primeros movimientos puedes notar un aumento en tu ritmo cardíaco. Esto es natural, pues el bombeo de sangre de tu corazón aumenta mientras el bebé más se moviliza. Esto es un buen indicativo de que el desarrollo de tu bebé es el adecuado a esta etapa.

Un cambio sustancial que experimentarás es que ya comenzarás a producir una secreción amarillenta que será la base de la producción de calostro, la primera leche. También puedes tener secreciones vaginales más o menos abundantes: si este es tu caso no debes utilizar tampones, sino compresas.

Tu piel

Buenas y malas noticias para tu piel  porque tus uñas y tu pelo se fortalecen y crecen más en esta semana. Tu cabellera se verá más frondosa, pero también pueden aparecer algunas manchas en tu rostro llamadas cloasma o máscara del embarazo. En esta semana puede aparecer una linea más oscura desde el ombligo al pubis llamada linea negra.

lLinea nigra abdominal
En la semana 20 de embarazo cuando el crecimiento del abdomen ha sido marcado puede aparecer la linea nigra que se extiende desde el ombligo hasta el pubis y estrías

Si has aumentado mucho de peso pudieran aparecer tempranamente las estrías o estiramientos de la piel, fundamentalmente en el abdomen, las mamas y las regiones glúteas.

Todos estos cambios son normales y temporales.  No tienes nada de qué preocuparte, el aumento del flujo sanguíneo y los cambios hormonales son los responsables de los mismos.

Tu útero…

A las 20 semanas de embarazo tu útero ha aumentado de tamaño y ya estará a la altura de tu ombligo, crecerá en lo adelante aproximadamente un centímetro por cada semana.

Es probable que puedas sentir agotamiento y somnolencia: debes aprender a relajarte, escuchar música, leer un libro de tu agrado y sobre todo conocer que todos estos síntomas son totalmente normales. No te limites en cuanto al descanso y duerme tranquila.

Exámenes y pruebas complementarias en la semana 20 de embarazo

Durante la semana 20 de embarazo tu ginecólogo te indicará análisis de sangre y una ecografía de alta resolución, también llamada ecografía morfológica. Mediante este procedimiento se pueden apreciar las características morfológicas de tu pequeñín y conocer con una elevada efectividad, un gran número de malformaciones congénitas.

Ecografia 20 semanas
La ecografía morfológica de la semana 20 de embarazo, permite un examen detallado de toda la morfología del bebé pudiendo diagnosticar anomalías en su desarrollo

También permitirá conocer con mayor precisión el desarrollo de tu bebé y el tiempo de gestación y por tanto aproximarte más a la posible fecha de parto. También brindará una valiosa información sobre la salud de tu placenta y el cordón umbilical. Puedes obtener más detalles en la página de la semana 19 de embarazo.

Malestares y complicaciones en la semana 20 del embarazo

En la semana 20 de embarazo sentirás algunos malestares nuevos o se incrementará el nivel de algunos ya existentes. Uno de los más recurrentes es que, como el feto ha aumentado de tamaño, presionará tu vejiga y sentirás continuos deseos de acudir al baño. Esto también es debido al crecimiento de tu útero, que en lo adelante continuará aumentando un centímetro aproximadamente cada semana hasta el momento en que des a luz.

Los malestares digestivos como la acidez y las digestiones lentas están presentes en esta semana. El incremento de las secreciones vaginales y los calambres en las piernas aumentaran así como su intensidad y frecuencia.

En la semana 20 comienzan a aparecer las jaquecas y dolores de cabeza. Si con anterioridad has presentado problemas circulatorios, estos se incrementarán con el embarazo. Igual pueden aparecer várices sobre todo en las extremidades inferiores. Para evitar esto, es recomendable que emplees ropa con la que te sientas cómoda, bien holgada. Para evitarlas y mejorarlas  si  ya las tienes, y en general para favorecer la circulación sanguínea en los miembros inferiores, debes hacer reposo con los pies elevados.

Sangramiento de las mucosas orales

Los sangramientos de las encías pueden ser más frecuentes y se podría presentar la llamada gingivitis del embarazo. Mantener una higiene dental óptima te ayudará a que los síntomas sean menos molestos.

Mareos y presión baja

Pueden aparecer crisis de presión baja, debido a la presión sobre los grandes vasos sanguíneos del abdomen cuando permaneces acostada boca arriba y otra asociada a los cambios bruscos de posición cuando te levantas de la cama o después de estar sentada un rato.

También se pudieran presentar mareos asociados con la presencia de anemia o de niveles elevados de glucosa en sangre o bajos.

Preeclampsia

Después de la semana 20 de embarazo  una de las posibles complicaciones es la toxemia o preeclampsia.  Se presenta en alrededor del 5% de las mujeres, puedes sospecharla si se aparece una inflamación súbita y marcada de los miembros inferiores, si tienes la presion arterial alta y al examinar la orina el médico detecta la presencia de proteínas en la orina.

Esta condición debe ser atendida de inmediato porque pudiera tener consecuencias negativas en el desarrollo de tu embarazo.

Cuidados y actividades especiales a las 20 semanas de embarazo

Debes ser cuidadosa en la semana 20 de embarazo y asistir periódicamente a la consulta con tu ginecólogo y realizarte todas las pruebas y análisis que te sean indicados.

De más está decirte que para mantener tu salud y la de tu bebé es imprescindible que alejes el consumo de tabaco y todo tipo de drogas incluidos el alcohol y el café. Todas ellas son altamente adictivas y muy perjudiciales no sólo para ti como futura mamá, sino para el feto. El ser responsable también forma parte de tu deber como madre.

Resulta muy aconsejable que realices caminatas de forma periódica, pero con mesura y sin agotarte en extremo, así fortaleces tu cuerpo y lo preparas para el momento del parto.

Durante esta etapa de tu gestación es muy normal que te sientas agotada y con más sueño de lo acostumbrado. Descansa cuando lo consideres necesario: es vital para ti y para tu bebé.

Si durante la semana 20 de embarazo presentas malestares graves o simplemente deseas estar segura con respecto a lo que sucederá en lo adelante, acércate a tu obstetra. Él de seguro sabrá indicarte cuales es el procedimiento adecuado para cada situación.

20 semanas de embarazo
La semana 20 de embarazo es el punto medio en el camino del embarazo

Consejos para sentirte mejor en la  semana 20 de embarazo

Durante la semana 20 de embarazo debes adoptar algunas medidas para sentirte mejor. Tu alimentación debe será adecuada: ingiere alimentos ricos en hierro para evitar el riesgo de padecer anemia, además que tu bebé también lo necesita para continuar su desarrollo. La anemia, además, provoca agotamiento y lo último que quieres es estar cansada a la hora del parto.

Durante toda la gestación la alimentación es un elemento básico, ya en este momento tu bebé comenzará a probar lo que comes. Una alimentación sana y variada expondrá a tu hijo a una amplia gama de sabores desde su vida intrauterina. Los sabores le llegan mediante el líquido amniótico que ya es capaz de ingerir.

Para evitar las molestas hemorroides o si padeces de estreñimiento, ingiere abundante líquido y lleva una dieta balanceada que incluya fibras. Estas se encuentran en los cereales, las verduras, las legumbres y las frutas. El ginecólogo también puede indicarte la utilización de cremas a modo de paliativo para las várices.

Aunque te resulte doloroso y molesto, no dejes de realizar tus cepillados dentales diarios. Mantener una higiene bucal correcta te ayudará a prevenir y evitar las infecciones.

Este es también el momento oportuno para comenzar un programa de ejercicios, siempre que sea recomendado y bajo la supervisión de un profesional. Estos ejercicios reciben el nombre de ejercicios prenatales y deben prolongarse durante todo tu embarazo: con ellos aprenderás como debes apretar los músculos pélvicos y a que aumente tu flexibilidad, preparándote para el momento del parto.

Un método ideal para la salud de la embarazada es la natación, pues ayuda a tonificar tus músculos, proporciona paz y te mantiene en forma. La inmersión en agua te puede ayudar también a la hora de realizar los ejercicios prenatales.

Sabías que en la semana 20 del embarazo…

Puedes experimentar incertidumbre, pues a medida que pasa el tiempo y se acerca el momento del parto puedes sentir angustia, incluso cuestionarte si estás realmente preparada para asumir la maternidad y cómo el hecho de ser mamá pudiera cambiar tu vida. Otra preocupación muy común es el cómo te verás físicamente después del parto, cómo serán tus relaciones laborales y sociales en lo adelante. Y también te preocupa cómo tu pareja afrontará el reto de criar a un bebé.

Lo mejor y más aconsejable es que compartas tus inquietudes con tus amistades, preferentemente con otras mujeres que están en tu misma situación. Pero sobre todo, a la hora de intercambiar opiniones y este tipo de impresiones y temores, lo ideal es hacerlo con tu pareja. No debes preocuparte en exceso, en sentido general le sucede a la mayoría de las mujeres embarazadas y al final resultan ser excelentes madres.

Control del peso

También suele ocurrir que si tienes sobrepeso tu tendencia a aumentar será menor. Si por el contrario tienes un índice de masa corporal por debajo de la media, al estar más delgada tus esfuerzos habrán de ser mayores para poder soportar al bebé en el vientre. Mantén una buena alimentación y una dieta adecuada: esto favorecerá tu bienestar y el del futuro bebé.

Alimentos saludables
Para el desarrollo fetal satisfactorio en la semana 20 de embarazo, es básica una dieta balanceada con frutas y vegetales

No está de más recalcar que en esta semana tan importante de tu gestación es recomendable que realices ejercicios de forma periódica pero moderada y balancearlos con un descanso reparador. Eleva las piernas para favorecer la irrigación sanguínea e ingiere abundante líquido, mantén una adecuada nutrición y duerme todo el tiempo que lo requieras.

Resalta tu belleza, fortalece tu autoestima

Por estar embarazada no descuides tu aspecto físico: un leve color en los labios, un peinado con el que te sientas a gusto, ropa cómoda…estos pequeños detalles elevan tu autoestima y te hacen sentir mejor y más segura.

El embarazo es un momento en el que la mujer tiene una belleza natural, conque no hay nada mejor para lucir radiante.  Justo ahora que has vencido la mitad del camino es momento de sonreír y de sentirte segura y confiada. Canal Chupete sigue recorriendo contigo el hermoso trayecto hacia la maternidad.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Cargando…