Semana 1 y 2 de embarazo

Para algunas mujeres puede resultarle extraño que cuando se dice semana 1 y 2 de embarazo, realmente aún no esté embarazada. Y por muy inusual que parezca, es absolutamente cierto que este criterio se aplica internacionalmente y se acepte como válido.

La mayoría de los países consideran como inicio del embarazo, o como la semana 1 y 2 de embarazo, el primer día de la última menstruación aunque biológicamente hablando no es realmente hasta 15 días después que se produce la unión del óvulo y el espermatozoide y con ello el inicio de una nueva vida.

Pareja que se convertirán en padres
La decisión de ser padres, es una responsabilidad para ambos miembros de la pareja y deben decidir el momento adecuado para emprender esa experiencia única

Antes de la semana 1 de embarazo

La decisión de tener un hijo es trascendente en la vida de una mujer y es precisamente en las primeras semanas de embarazo, donde más vulnerable puede ser esa semilla de vida que se comenzará a desarrollar en tu interior.

Cuando ya estas preparada para asumir la gran responsabilidad de ser madre, lo primero que debes hacer es acudir a un especialista para que te oriente sobre las medidas que debes adoptar para la preparación para el embarazo. Se recomienda que cuando el mismo es planificado esta visita preconcepcional se realice meses antes y hasta un año con antelación.

La atención temprana y la asistencia a la consulta para la planificación del embarazo son elementos esenciales en la garantía de salud y protección de la nueva vida que se desarrollará en tu interior desde el principio, incluso desde la semana 1 y 2 de embarazo.

Visitar al ginecólogo o al médico de la familia
La visita preconcepcional le permitirá a la pareja tomar las medidas para tener un embarazo y un hijo más saludable

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) enfatiza y aconseja efectuar siempre la visita preconcepcional. Por lo general en esta visita se recomiendan medidas que te  ayudarán a que tu hijo se desarrolle mejor y sea más saludable. Entre ellas se encuentran:

Evaluación de los antecedentes familiares y personales antes de la semana 1 y 2 de embarazo

El especialista le efectuará una entrevista a la pareja que le permita conocer los antecedentes familiares y personales. Esto lo podrá orientar para saber si es necesario consultas adicionales especializadas en genética u otras demandas de acuerdo a cada caso.

Estado de salud reproductiva

Es muy conveniente conocer la salud reproductiva antes de la semana 1 y 2 de embarazo. Lo más probable es que te realice un ultrasonido o ecografía de ovarios y útero, una citología de cuello uterino y una mamografía acorde con la edad y los antecedentes familiares de cáncer de mama. Tanto en el hombre como en la mujer se determinará la presencia de enfermedades de transmisión sexual.

Control de enfermedades crónicas

Evaluará si padeces de alguna enfermedad crónica y su grado de control. Se conoce que enfermedades como la hipertensión, la diabetes, el hipotiroidismo, y las infecciones de transmisión sexual entre otras pueden afectar el curso normal del embarazo. Se requieren de análisis serológicos y bioquímicos para llegar a conclusiones diagnósticas. En ocasiones es necesario modificar las indicaciones de fármacos y ajustar las dosis de los mismos.

Actualización de tus vacunas

Cuando no estas inmunizada contra la varicela y la rubéola deberás vacunarte al menos un mes antes de quedar embarazada, es decir, antes de la semana 1 y 2 de embarazo. Si han transcurrido más de 5 años después que recibiste la vacunación contra la difteria, tétanos y tosferina (Triple vírica), es necesario su reactivación o refuerzo.

Eliminar hábitos tóxicos

Está comprobado que el hábito de fumar disminuye la posibilidad de embarazo hasta en un 40% en las mujeres y la densidad y velocidad de los espermatozoides en más de un 50% en los hombres.

Las drogas y el alcohol tienen efectos muy perjudiciales en el desarrollo de tu embarazo, de ahí que una vez que decides ser madre debes eliminar estas prácticas nocivas.

Alimentación saludable y peso ideal

Tanto la obesidad como el bajo peso, la desnutrición o una nutrición no balanceada ejercen efectos muy desfavorables en la tasa de fecundación y en el adecuado desarrollo de tu bebé. Inclusive hoy día es conocido que hasta puede repercutir en su bienestar y salud futura.

Peso idelal
Mantener un peso cercano al ideal es fundamental si deseas un embarazo exitoso y un hijo saludable

Tomar ácido fólico

Desde que deseas quedar embarazada debes de tomar 400 microgramos de ácido fólico porque reduce el riesgo hasta en un 75% de padecer de espina bífida una de los defectos de formación del tubo neural y otros defectos congénitos.

Conocer los días más fértiles

Para quedar embarazada es fundamental que conozcas los días más fértiles de tu ciclo menstrual, porque así tendrás más posibilidades de desarrollar una gestación exitosa. Cuando los ciclos son regulares no es muy difícil, pero cuando son irregulares es un poco más complicado. Más adelante volveremos sobre este tema.

Las enfermedades periodontales se han relacionado con numerosos problemas de salud en la mujer y en la etapa del embarazo se asocia con pérdidas de embarazo y partos prematuros.

Ciclo menstrual y sus variaciones

Las mujeres en edad reproductiva experimentan cambios fisiológicos y morfológicos que repercuten en los ovarios, en el útero, en la temperatura basal, en las hormonas y hasta en su estado anímico.

La manifestación externa más notoria en cada ciclo es la menstruación. El primer día de sangramiento es considerado como el día 1 del ciclo. Junto con el inicio de la menstruación comienza el desarrollo folicular y uno de los ovarios desarrolla un ovocito que será liberado durante la ovulación.

Lo anterior se produce como consecuencia de la acción de los estrógenos y  otras hormonas liberadas por la parte anterior de la hipófisis. La primera será la hormona folículo estimulante y posteriormente la hormona luteinizante.

El ciclo menstrual tiene tres fases: la folicular, la ovulación y la fase lútea. Si la ovulación se produce y se mantienen relaciones sexuales sin protección en los días previos, durante o después el óvulo podría ser fertilizado y de esta manera dar inicio al desarrollo de tu futuro hijo. De no producirse el encuentro del óvulo y el espermatozoide, se presentará la menstruación en las dos semanas siguientes.

¿Cuál es la duración de cada ciclo menstrual?

Se estima que la duración promedio de un ciclo menstrual es de 28 días. Esto puede variar y tener periodos menstruales cada 18 días o hasta a intervalos de 35 también puede ser considerado como normal.

Con el inicio del sangramiento la fase folicular comienza y termina 1 o 2 días antes de la elevación de la hormona Luteinizante cuando se produce la  ovulación. La misma puede ocurrir entre los días 11 y 21 del ciclo menstrual.

Cuando el folículo ovárico libera el óvulo, se convierte en el cuerpo lúteo y comienza la llamada fase lútea. Esta etapa de no producirse el embarazo se extiende entre 12 y 16 días y al concluir ese periodo se atresia y desaparece. En caso de producirse un embarazo el mismo se mantiene y contribuye a la preparación del útero para la implantación del concepto.

Días más fértiles de tu ciclo al final de la segunda semana: semana 1 y 2 de embarazo

Para lograr tu propósito de quedar embarazada debes de conocer tus días más fértiles. Diversos estudios consideran como los días donde tienes más probabilidades tienes de quedar gestada los 5 días anteriores a la ovulación y el propio día donde se produce la liberación del ovocito del ovario correspondiente.

Las máximas posibilidades son en los tres días finales de este intervalo o sea los dos días anteriores a la ovulación y el mismo día en que esta se produce.

Cambios morfológicos y funcionales
Semana 1 y 2 de embarazo: Normalmente todos los meses las mujeres en edad reproductiva presentan ciclos ovulatorios que les posibilita lograr un embarazo

¿En qué momento se produce la ovulación?

Estos complejos y diversos mecanismos fisiológicos y bioquímicos previamente expuestos, actúan de conjunto para que se produzca la ovulación. En ciclos regulares con una duración de 28 días se produce alrededor del día 14, pero este dato no es exacto y puede desplazarse dependiendo de numerosos factores.

En un estudio muy amplio realizado en mujeres con ciclos menstruales de 28 días se encontró que solo el 10% ovulan exactamente a los 14 días antes de la menstruación. El 90% tenía la ovulación entre los 7 y 19 días antes del sangramiento.

La ovulación normalmente se debe presentar todos los meses, si la mujer se encuentra en su edad reproductiva y está apta fisiológicamente . Cuando existen problemas hormonales pueden presentarse ciclos llamados anovulatorios, dondey no se libera el óvulo del folículo ovárico.

¿Cómo puedes tener más posibilidades de quedar embarazada?

El periodo más fértil del ciclo menstrual, es entre los 4 días antes y dos después de la ovulación. Y el máximo de posibilidades de quedar embarazada es cuando se tienen relaciones entre 1-2 días antes de la ovulación o el mismo día.

Las tasas más elevadas de concepción se obtienen cuando el óvulo y el espermatozoide se juntan dentro de las 4 a 6 horas posteriores a la ovulación. El ovocito liberado mantiene buena viabilidad entre 6 y 12 horas posteriores a su expulsión, por su parte cuando los espermatozoides tienen buena viabilidad y vitalidad pueden mantenerla hasta por 5 días posteriores a su depósito en la vagina de la mujer.

Cuando hay problemas de fertilidad y se recurren a las prácticas de la Reproducción Asistida se puede efectuar una inseminación intrauterina en la mujer, una fertilización in vitro o una inyección intracitoplasmática de semen en el ovocito. Sobre todo ello puedes obtener información más detallada en la página especialmente dedicada a esta temática.

Cuando la pareja desea lograr el embarazo se recomienda mantener relaciones sexuales en días alternos, desde el día 7 hasta el día 20 del ciclo menstrual. Es preferible que no sean diariamente para que la calidad espermática no se afecte.

Duración de la gestación y semanas del embarazo

En un embarazo normal el tiempo que transcurre desde que se produce la fecundación del ovocito hasta el parto por lo general es de nueve meses, 266 días o 38 semanas. Esto puede ser calculado de forma muy precisa cuando se implantan embriones fecundados en el laboratorio, o cuando se  efectúa un monitoreo muy riguroso del posible embarazo.

En la práctica médica de rutina no es posible precisar exactamente el momento de la fecundación y es por eso que internacionalmente, se acepta que se estime como fecha de comienzo del embarazo el primer día de sangramiento de la última menstruación.

Esto implica que las semanas 1 y 2 de embarazo se adicionan al  periodo biológico del embarazo. Lo anterior ha conllevado a que durante numerosos siglos haya sido aceptado que la duración promedio del embarazo es de 280 días, 10 meses lunares, 9 meses calendario o 40 semanas.

Lo mencionado anteriormente es solo la duración promedio de un embarazo pero es muy normal que el parto se produzca entre 38 y 42 semanas. Si tu embarazo es múltiple es casi seguro que tu fecha probable de parto no llegue hasta la semana 40.

Se estima que solo el 5% de los partos se presenta en la fecha calculada, por eso se considera solo una aproximación. El parto se podría presentar 10 días antes o después de la fecha pronosticada.

¿Por qué las semanas del embarazo se cuentan desde 15 días antes de la concepción?

Como previamente explicamos conocer exactamente el día que se produce la ovulación y más aún cuando se produce la unión del óvulo con el espermatozoide resulta muy difícil por las variaciones fisiológicas que puede tener tanto la liberación del óvulo así como por los días que los espermatozoides pueden mantener su viabilidad.

Basado en estas consideraciones es que se acepta internacionalmente algunos métodos para estimar los días de embarazo tomando como referencia el primer día de sangramiento de la última menstruación.

Fecha del inicio de la última menstruación
Hay diversos métodos para calcular la edad gestacional, pero la mayoría se basan en el primer día del inicio de la última menstruación

Cálculo del tiempo de embarazo, edad gestacional o fecha probable del parto

Existen varios métodos para calcular el tiempo de embarazo, desde la semana 1 y 2 de embarazo, que toman como base la fecha de la última menstruación (FUM). Es por eso importante que siempre anotes la FUM porque será un dato muy empleado en el seguimiento de tu embarazo. Cuando los ciclos menstruales son regulares funciona adecuadamente, pero cuando son irregulares es más complejo determinar cuál es la semana 1 y 2 de embarazo.

Los métodos más empleados para el cálculo de la edad gestacional desde la semana 1 y 2 de embarazo son: Näegele, Pinard, Wahl, tablas obstétricas, gestogramas, calculadoras online, aplicaciones y por ultrasonido o ecografía.

Regla de Näegele

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda emplear la regla de Näegele. Esta es considerada una de las formas más comunes para estimar las semanas de embarazo cuando los ciclos menstruales son regulares. Aunque originalmente fue postulada por un ginecólogo alemán en el transcurso de los años ha sufrido múltiples adecuaciones.

Se parte del primer día de la última menstruación se descuentan 3 meses y se suma un año y siete días. Cuando los ciclos menstruales se presentan cada 30 días se añaden 9 en lugar de siete.

Método de los 280 días

Este método consiste en adicionar a la fecha de la última menstruación 280 días naturales. De esta forma la fecha probable de parto se estimaría alrededor de la cuadragésima semana.

Regla de Wahl

A la fecha de inicio de la última menstruación se le suman diez días y un año y se le restan tres meses.

Regla de Pinard

Esta regla se basa en la fecha en la que finalizó la menstruación. A esta fecha se le adicionan diez días y un año. Posteriormente se restan tres meses.

Estimación mediante la ecografía

Cuando los ciclos son muy irregulares o si no recuerdas la fecha de  inicio del último sangramiento, será la ecografía la que dará la última palabra con respecto al momento en que quedaste embarazada.

Los mejores resultados para la estimación de la edad gestacional mediante este método son entre las semanas 8 y 18. Las mediciones pudieran efectuarse desde las  5 o 6 semanas posteriores a la última menstruación y antes de las 20 semanas de embarazo.

Para que los resultados sean más cercanos a la realidad la ultrasonografía o ecosonografia debe realizarse antes de las 20 semanas de embarazo. Los especialistas aseveran que en fechas posteriores los resultados podrían ser menos precisos.

Medición de la altura uterina

La medición de la altura uterina es otro método empleado para evaluar la edad gestacional. En este caso se mide la altura del fondo del útero con relación al borde superior del pubis. La altura del fondo uterino puede ser medida con las llamadas cintas obstétricas.

Cuando el fondo uterino se puede palpar inmediatamente por encima de la sínfisis pubiana se estima que la mujer tiene entre 8 y 10 semanas de embarazo.

Gestogramas, tablas de embarazo y calculadoras online

A partir de estos datos se han elaborado numerosas tablas, gestogramas, calculadoras online y aplicaciones para teléfonos inteligentes que puedes emplear para efectuar tu propia estimación.

En las consultas de Obstetricia y Ginecología es muy empleada el gestograma o las tablas obstétricas que permiten la estimación de las semanas de embarazo desde la propia semana 1 y 2 de embarazo y la fecha probable de parto. Estas son herramientas en forma de tablas o discos rotatorios que de forma muy rápida y simple permiten no solo la estimación de las semanas de embarazo, también otros datos del desarrollo fetal en cualquier etapa, incluso en la semana 1 y 2 de embarazo.

Importancia de las semanas de embarazo, desde la semana 1 y 2 de embarazo

El valor de la estimación de las semanas de embarazo radica en el hecho de que el concepto, el embrión y el feto tienen un ritmo de crecimiento y desarrollo muy rápido. Lo anterior implica que hay hitos en el desarrollo de tu hijo que ocurren en semanas y si se tomaran los meses o los trimestres serian intervalos demasiados prolongados para seguir la evolución progresiva de tu pequeñín.

Los meses por otra parte pueden ser de 28, 30 o 31 días por lo que no siempre cuatro semanas se corresponden con un mes. Es por eso que por cada tres meses se suma una semana. O sea los tres primeros meses de embarazo se corresponden con 13 semanas, los 6 meses con 26 semanas y 9 meses con 39 semanas.

Conocer la edad gestacional con exactitud, desde la semana 1 y 2 de embarazo, tiene un gran valor diagnóstico, evolutivo y terapéutico. Sirve para la correcta evaluación de los indicadores bioquímicos y hormonales, permite aconsejar a la paciente sobre una interrupción terapéutica, posibilita detectar malformaciones y otras anomalías en el desarrollo y evolución del feto. Es determinante para evaluar la madurez pulmonar del feto y la conducta a seguir en caso de presentarse el parto.

semana 1 y 2 de embarazo…pero, aun no lo estas

La semana 1 de embarazo se inicia con el primer día de sangramiento menstrual de la mujer y por tanto no estás aún embarazada. Pero es precisamente el inicio de este ciclo menstrual lo que permitirá posteriormente el desarrollo folicular y con ello la producción de hormonas que influirán en la liberación del óvulo y por tanto la posibilidad de ovular y la oportunidad de desarrollar una nueva vida.

En esta primera semana de embarazo tu organismo se prepara para desarrollar el preludio de lo que dará origen a una nueva vida,  pero como no estas aun gestada solo sentirás los síntomas normales de cualquier mujer menstruando. Así que la semana 1 de embarazo en términos estandarizados será la mayor parte la de tu periodo menstrual y una parte de la fase folicular del ciclo menstrual.

Semana 2 de embarazo

La segunda semana de embarazo abarcaría de los días 8 al 13 y es conocida como fase preovulatoria del ciclo menstrual. Durante este periodo los ovarios producen estrógenos y aproximadamente al final de esta semana se produce la liberación del ovocito por el ovario que lo desarrolló. También el útero se engrosa para crear las condiciones propicias para recibir al óvulo fecundado.

Pareja enamorada
Para que se produzca el embarazo es conveniente que conozcas tus días más fértiles y así tendrás más posibilidades de lograr el embarazo

Y como ya estas preparada para engendrar ese ser soñado en la semana 1 y 2 de embarazo, pues aprovecha los días más fértiles para poder felicitarte y  desde Canal Chupete acompañarte a entrar en la semana 3 y así darte la bienvenida al mundo maravilloso y retador de llevar a un pedacito del fruto de tu amor dentro de ti. Inicias una aventura única y maravillosa.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…