Semana 18 de embarazo

La semana 18 de embarazo es muy importante para tu bebé: sus cuerdas vocales están formadas, las terminales nerviosas de su cerebro ya están bastante maduras y también los huesos de sus oídos se han desarrollado lo suficiente como para poder escuchar los latidos de tu corazón.

Embarazada de 18 semanas
Durante la semana 18 de embarazo el feto ha continuado su impresionante desarrollo y los riesgos de pérdida del embarazo son menores

Desde Canal Chupete hemos recorrido junto a ti el extraordinario y único camino hacia una nueva vida, durante este tiempo, hemos visto crecer tu abdomen y hemos imaginado como estará tu pequeñín en su protegida vida intrauterina. El vínculo que se ha creado es garantía de que tu hijo nazca saludable.

El desarrollo fetal en la semana 18 de embarazo

Durante la semana 18 de tu embarazo, ya el feto ha aumentado bastante de tamaño. Ahora mide unos 14 centímetros aproximadamente y su peso esta entre 150 y 200 gramos. Los músculos de su rostro le permiten hacer gestos, bostezar e hipar. Entre los cambios más perceptibles para ti, serán sus pataditas, además puede apretar y mover sus manitos con cierta fuerza.

Sus huesos hasta ahora eran blandos pero ya los primeros comenzarán a endurecerse y los primreos serán las clavículas y las piernas.

Si eres primeriza, es probable que no te percates de sus movimientos. Pero ningún bebé es igual a otro. Hay bebés más “perezosos”. De hecho, si estás esperando gemelos, estos mantendrán aproximadamente el mismo ritmo de desarrollo, aunque el crecimiento de ambos puede diferenciarse en un 15 %. Tal es así, que en esta semana ya el feto avanza en el desarrollo de sus huellas digitales, rasgo que lo hará diferente y único, incluso de su hermano gemelo.

Sus horarios de sueño son de 18 horas al día y por si no lo sabías, el ritmo de la actividad física del feto está directamente conectado a tus movimientos, notarás más sus movimientos ente las 10 y las 12 de la noche. Ya es capaz de flexionar los brazos y las piernas.

Desarrollo fetal semana 18 de embarazo
A las 18 semanas de embarazo el desarrollo fetal ha avanzado y los órganos desarrollan funciones vitales

El feto a las 18 semanas tiene desarrollado sus principales órganos

En esta semana 18 de tu embarazo, sus principales órganos ya se han desarrollado.  Es evidente la evolución de varios sistemas vitales en el feto. Entre ellos el sistema digestivo, por ejemplo ya puede tragar líquido amniótico, que se combina con las células muertas y las secreciones propias del intestino y produce el meconio, que es una secreción de consistencia pegajosa y de color oscuro. No te asustes cuando cambies el primer pañal de tu bebito, pues será lo primero que verás en él.

Otro sistema imprescindible es el sistema cardiovascular, ahora el corazón del feto se encuentra dividido en cuatro cámaras y tiene cuatro válvulas. En cuanto a su sistema respiratorio también continúa desarrollándose: su pecho ya realiza movimientos hacia arriba y abajo, ejercitándose para la respiración.

El sistema reproductivo, en el caso de ser niña, tanto las trompas de Falopio como el útero se han desarrollado. En los varoncitos la próstata estará formada completamente.

Aunque la formación de la glándula tiroidea comenzó desde las semanas 10-12 de embarazo, es entre los 18 y 20 semanas que comienza a funcionar. Esta glándula es de gran importancia para el desarrollo neurológico feto-neonatal.

Tu pequeñín puede comenzar a oír a las 18 semanas

En esta etapa, el feto tendrá enlazadas las terminales nerviosas de su cerebro y el oído interno, y es capaz de percibir sonidos como los latidos de tu corazón, el paso de la sangre por el cordón umbilical y de hecho, incluso se asusta ante sonidos fuertes.

Tanto los ojos como las orejas de tu futuro hijo se ubican en el sitio definitivo. En cuanto a sus ojos ya comienzan a protegerse con la aparición de las pestañas y las cejas.

desarrollo fetal semana 18 de embarazo
En la semana 18 de embarazo la formación de las cuerdas vocales desarrolla su capacidad para llorar después del nacimiento y también ya puede escucharte

El sistema nervioso en la semana 18 ava

Si bien continúa desarrollándose progresivamente, no existen cambios sustanciales durante esta semana de tu embarazo, salvo la unión del oído interno a sus terminales nerviosas correspondientes.

¿Cómo se encuentra la madre en la semana 18 de embarazo?

En la semana 18 de embarazo notarás ciertos cambios corporales: como tu útero ha aumentado de tamaño, tu barriga es cada vez más evidente y tus senos también habrán aumentado. Por ello, es muy recomendable que emplees ropa holgada y sujetadores de una mayor talla.

Algo que te entusiasmará será sin dudas percibir los primeros indicios del movimiento de tu bebé. En realidad no serán pataditas fuertes ni nada similar, pero podrías tener como un cosquilleo preludio de la percepción de sus movimientos.

Otra buena muy noticia es que durante esta semana tanto las molestas náuseas como el cansancio seguirán disminuyendo. También te sentirás con más apetito: si bien esta es una mejoría momentánea durante este trimestre, te sentirás más animosa y con energía.

Durante tu semana 18 de embarazo, el bebé es más grande en relación a la placenta y seguirá aumentando en tamaño, y hacia el final de tu gestación la habrá superado en peso, unas seis o siete veces.

Tus movimientos también variarán y tenderás a caminar con los pies semiabiertos: esto se debe a que tu centro de gravedad se desplaza y tratas de buscar un mayor equilibrio con las piernas. A lo anterior se une que se produce una mayor relajación en los ligamentos y los huesos de tu pelvis son más flexibles. El aumento de tu útero es el responsable de que esto ocurra…y es una buena señal.

Control del peso

Al llegar a la semana 18 de tu embarazo, debes haber tenido una ganancia de peso de peso de unos 2 kilos aproximadamente. No obstante si tu peso ahora oscila entre 3 o 5 kilos no te preocupes, pues también es considerado un peso normal.

Siempre el aumento de peso debe estar relacionado con el Índice de Masa Corporal que tenías al salir embarazada. En el caso de que esperes gemelos, tu peso habrá de estar entre los 4 y 7 kilogramos.

¿Hay algún examen o prueba a las 18 semanas de embarazo?

Entre la semana 18 y 20 de tu embarazo, te será indicada una ecografía, también llamada ecografía morfológica o de las 20 semanas que no conlleva  ningún tipo de riesgo ni para ti, ni para tu bebecito.

Esta ecografía permitirá determinar el desarrollo anatómico y crecimiento adecuado de tu bebé. Uno de los indicadores que se calcula es la medida del pliegue de la nuca fetal. Mediante el estudio de las imágenes y otros indicadores de la edad de la madre y el resultado de las pruebas bioquímicas,  permite evaluar la posible presencia de enfermedades ocasionadas por alteraciones en los cromosomas.

ecografia 18 semanas de embarazo
La ecografía en la semana 18 de embarazo es un complemento en el seguimiento del embarazo

Este examen es prioritario, pues puede prever posibles complicaciones y conocer cuál será el sexo del bebé, su edad gestacional y su estado de salud de forma general. Si deseas ver a tu bebito moviéndose, flexionar sus rodillas, patear y hasta chuparse un dedo, come algo dulce antes de realizarte la ecografía.

Menos malestares en la semana 18 de embarazo

En general el segundo trimestre es considerado como el periodo más glamoroso del embarazo, porque disminuyen mucho los malestares y sientes mayor energía y vitalidad. Pero al mismo tiempo sientes ansiedad y te preocupas por lo que te depara el final del embarazo y el parto. Sentirás algunas molestias y entre las más comunes se encuentran:

Malestares gastrointestinales

Puedes presentar aun algunas molestias gastrointestinales, como son la acidez estomacal, el reflujo gástrico-esofágico, y sensación de amargor en la boca. Un buen consejo: come en menores cantidades, mastica bien los alimentos y evita todos aquellos que contenga picante o grasa en exceso. Y, por descontado, aléjate del tabaco y el alcohol.

Para aliviar los malestares gástricos, te recomendamos beber leche, tomar infusiones de manzanilla o menta, comer ajo crudo y masticar chicles sin azúcar para activar la salivación. No te acuestes inmediatamente después de las comidas: trata de permanecer de pie y caminar un poquito por la casa.

Si tus digestiones son lentas, puedes presentar acumulación de gases y estreñimiento, por lo que en estos momentos una dieta equilibrada, que integre alimentos ricos en fibras y nutritivos como cereales, vegetales, carne o derivados y legumbres varias veces al día puede ser muy beneficiosa.

Dolores osteomusculares, calambres y ciática

Al estar embarazada tu cuerpo adopta nuevas posturas, y ello trae aparejado dolores osteomusculares, sobre todo en la región lumbar. Debes utilizar calzado adecuado y realizar ejercicios sistemáticamente, las caminatas son excelentes, al igual que practicar natación. Ambas actividades tonifican tus músculos y mejoran tu flexibilidad articular.

Venas hemorroidales o hemorroides

En el caso de que padezcas hemorroides o comiencen a aparecer las várices, bebe abundante líquido y descansa las piernas en posición elevada. Toma duchas alternas con agua fría y caliente para activar la circulación, y aplica cremas hidratantes.

Mareos y bajada de la presión

Otra molestia que puedes presentar son los mareos, sobre todo cuando te pones de pie rápidamente. Esto es debido a que el bombeo de tu corazón ha aumentado y el útero, que ahora es mayor, presiona tus vasos sanguíneos. Una pobre ingesta de azúcar también puede provocarte esta sensación de vértigo.

Sofocos, palpitaciones y taquicardia

Puedes presentar sofoco o calor repentino, esto es por el aumento de la hormona progesterona, así tus vasos sanguíneos se dilatan, y provocan un aumento del flujo sanguíneo y de la temperatura. Además, el estar embarazada acelera el metabolismo para suplir los requerimientos de madre e hijo, lo que te provoca calor extra y es todo ello es perfectamente normal.

Micciones frecuentes

Es normal que tengas que acudir al baño frecuentemente, sobre todo en horarios nocturnos. Esto se debe a que tu útero ha aumentado de tamaño y comprime tu vejiga, provocando pesadez y necesidad de orinar con mayor  frecuencia. Para paliar esta molestia, un buen consejo es beber menos líquidos a la hora de irte a dormir y conciliar mejor el sueño. No obstante, durante el día no debes bajo ningún motivo descuidar la ingesta de líquidos, fundamentalmente agua, pues ellas te nutren y te hidratan.

Aborto espontáneo

Si presentas sangrado, dolor abdominal y estos síntomas se acompañan por estados febriles, debes acudir a consulta. Podría no ser nada preocupante porque el riesgo es ahora mucho menor, pero hasta la semana 20 no estás completamente fuera de peligro de los abortos espontáneos.

Cuidados y actividades especiales en la semana 18 de embarazo

Durante esta semana en que te sientes con energía y entusiasmo, así que puedes canalizarla en ir planificando la decoración del cuarto del bebé y el listado de libros que te interesa leerle cuando nazca. Lo ideal es emplear de forma productiva tú tiempo libre.

Alimentos ricos en hierro para prevenir la anemia

Mantener una dieta adecuada es garantía de un embarazo saludable. En tu alimentación no deben faltar los alimentos ricos en hierro y ácido fólico, además de los suplementos vitamínicos prenatales que te serán indicados por tu médico. Estos previenen la anemia, que es tan perjudicial para ti como para tu bebé. Puedes encontrar el hierro en alimentos como las carnes rojas, aves, algunos tipos de pescados, legumbres y semillas secas.

Muy aconsejable resulta también reducir el consumo alimentos con alto contenido calórico. Con un 50% de cereales, un 25% de vegetales, un 15% de alimentos de origen animal y 10% de legumbres que ingieras por día, estarán cubiertas tus necesidades nutricionales de forma óptima.

No dejes de desayunar, esto sólo aumentará tus estados ansiosos y te provocará más apetito del conveniente, además de provocarte mareos por la baja ingestión de azúcar.  Una alimentación sana, no significa que lo más sabroso es lo mejor ni mucho menos, en muchas ocasiones es todo lo contrario.

Te invitamos a leer la información sobre Alimentación y Nutrición en el embarazo de Canal Chupete y si te queda alguna duda consulta con un nutricionista o con tu médico.

Actividad física, relajación y sueño

Si experimentas episodios de angustia o ansiedad, que te dificultan la concentración y te provocan insomnio, es un signo normal durante el embarazo. Un buen consejo es que salgas y realices ejercicios físicos moderadamente: camina al aire libre y realiza actividades que siempre te han resultado gratas.

Para que disfrutes de un buen descanso y un mejor dormir, te recomendamos que te acuestes sobre tu costado izquierdo. Si duermes sobre tu lado izquierdo, ayudarás a que la presión que hace tu útero sobre las venas de tu pelvis disminuya: para mejores resultados, coloca una almohada entre tus rodillas o en tu cadera y debajo del vientre. Son posiciones que te resultarán más cómodas.

Sexo en la semana 18 de embarazo
Si tu embarazo es normal en la semana 18 de embarazo no corres riesgo al practicar el sexo

Las relaciones sexuales en esta semana

Este es un momento especial en la vida de ambos, que nunca olvidarán y los unirá más como familia. Ya en pleno segundo semestre, tu libido debe haberse normalizado. Incluso, muchas mujeres embarazadas refieren que sienten más placer que antes, y por tanto más deseos sexuales durante este período.

A menos que tu médico te haya recomendado que te abstengas del sexo por algún factor de riesgo, puedes disfrutar durante la semana 18 del placer de tu pareja sin ningún problema.

Sabías que… en la semana 18 del embarazo…

Durante la 18 ava semana  de embarazo puedes sentirte hipersensible y molestarte sin motivo. En general las personas que te rodean no conocen cómo te sientes, y sólo se preocupan por ti. Si algo así te sucede se amable y responde lo que desees con amabilidad. Recuerda que en ocasiones basta una sonrisa puede hacer la diferencia. Comparte todo con tu pareja.

Debes consultar al médico ante cualquier malestar que presentes, como dolor de cabeza, o sangrados por la nariz. Pueden ser producto del estrés y la vasodilatación, pero también de un cuadro hipertensivo gestacional que se puede estar instaurando.

También es importante a las 18 semanas de embarazo…

Es muy aconsejable que dispongas de un tiempo diariamente dedicado a descansar, a meditar, a levantar tus piernas, a recuperarte de la presión que le impone a tu organismo el desarrollo de un nuevo ser en tu útero. Reclama y dedícate al menos 30 minutos diarios, tienes esa necesidad y ese derecho.

Si tienes proyectado un viaje, es un momento ideal porque  tu abdomen no ha crecido tanto y los malestares ahora no son tan molestos,  así que aprovecha la semana 18 para una escapada que te ayude a liberar tensiones y te haga disfrutar de la compañia de tu pareja y vivir momentos de intimidad y complicidad.

Vuelos pasajeras embarazadas
Si debes hacer un viaje en avión aprovecha esta semana 18 de embarazo  porque tu tripa no ha crecido tanto y las molestias son menores

No te limites en pedir ayuda y colaboración a los que te rodean, a tu pareja, a tu familia, a tus jefes. Todos tienen que comprender que tu bienestar es la mejor inversión para una maternidad responsable con la máxima garantía para la salud del bebé que viene en camino.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…