Semana 28 de embarazo

En la semana 28 de embarazo estarás más tranquila porque en el apasionante camino hacia el momento de tener a tu hijo en brazos, ahora en caso de presentarse un parto prematuro las posibilidades de sobrevivencia del pequeño son mayores que en etapas anteriores.

Desarrollo fetal semana 28
En la semana 28 de embarazo anatómicamente, el feto ya está formado, pero todavía se han de perfeccionar algunas funciones y partes de su cuerpo como el esqueleto, el cual debe terminar de osificarse

Lo idóneo en estos momentos es que te relajes y disfrutes de tu embarazo, con la tranquilidad de que todas las molestias e inquietudes que ahora sientes desaparecerán luego del parto.

¿Cómo está tu bebé en la semana 28 de embarazo?

En la semana 28ava de embarazo el feto debe pesar como media  1 050 gramos y es normal que varíe entre 700 y 1 230 gramos. Su tamaño debe alcanzar los 38 cm.

Es interesante que en la semana 28 concluya el periodo de crecimiento rápido en talla donde predomina la proliferación celular y comienza al final de esta semana el periodo de  aumento de peso donde la hiperplasia celular es su característica fundamental. En los dos meses que le restan puede aumentar hasta 700 gramos por mes.

El feto ahora tiene sus rasgos faciales muy bien definidos y al comenzar la  deposición de grasa subcutánea ya se puede observar un aspecto más relleno y redondeado. Lo anterior da la impresión de un bebé bien nutrido.

Puedes percibir los movimientos del feto, sobre todo cuando te encuentras en posturas relajadas, como cuando estás sentada o acostada, pero es en la noche cuando sus movimientos son mayores. También suele moverse bastante mientras te bañas, esto ocurre pues ya puede es capaz de responder a los sonidos y a la iluminación.

En el caso de que el sexo del feto sea masculino, sus testículos ya habrán descendido hacia el escroto, a través del conducto inguinal, y éste se habrá cerrado convenientemente.

Sus pulmones siguen madurando en la semana 28 de embarazo

Los pulmones son de los órganos que más tardan en madurar. Durante su proceso de desarrollo pasan por tres fases, en la semana 28 se encuentran en la fase final o alveolar (se forman los alvéolos) que comenzó en la semana 24 pero continuará hasta los 2 años de vida.

En los alvéolos se encuentran unas células llamadas neumocitos tipo II que son las responsables de la producción del surfactante. Este agente tensoactivo es lo que permite que los alvéolos cuando espiren el aire no colapsen y se cierren.

La maduración funcional pulmonar está relacionada con la producción de surfactante pulmonar y aun en la semana 28 no son completamente funcionales. Esto no se logra hasta las 34 o 36 semanas. Si se sospecha un parto prematuro, es necesaria la administración a la madre de glucocorticoides que estimula la maduración pulmonar y facilitará el gran milagro de la primera respiración del recién nacido.

Una vez que respire por si sólo por primera vez, sus pulmones enviarán oxígeno hacia los vasos sanguíneos y podrá llegar a todo su organismo.

Ya escucha y reacciona ante la luz en la semana 28 de embarazo

En esta etapa el feto tiene pestañas, y paulatinamente sus ojitos comienzan a abrirse y cerrarse, porque los párpados han completado su desarrollo. Hasta ahora sólo percibe los cambios o variaciones de la iluminación, por lo que el proceso de parpadeo que ahora experimenta es un mecanismo vital que está desarrollando para vislumbrar el mundo exterior una vez nazca. El color de sus ojos, aunque está predeterminado genéticamente, sólo podrá conocerse, pasados los primeros 6 a 8 meses después del parto.

Su piel aún se encuentra cubierta por una capa de vello muy fina llamada lanugo, esta lo protege y recubre está presente en toda su superficie, con excepción del contorno de sus labios, las plantas de las manos y pies.

El sistema nervioso… ya puede soñar

Su sistema nervioso desarrolla aceleradamente billones de neuronas cerebrales,  y su superficie cerebral ya comienza a tener algunos surcos. El tamaño del cerebro del feto crece de manera sostenida y transmite los impulsos nerviosos gracias a la mielina, que es la sustancia que recubre los nervios.

Feto de 28 semanas
El bebé en la semana 28 de embarazo, comienza a tener un espacio muy reducido en el útero, lo que le provoca mayor dificultad para moverse, pero sus movimientos son vigorosos y potentes, pues ya responde con facilidad a estímulos externos

En esta semana ya el sistema nervioso central puede dirigir los movimientos respiratorios rítmicos y además, tiene cierto control de su temperatura corporal inglés  y su sistema de termorregulación continuará madurando en las próximas semanas.

El feto responde a los sonidos que lo rodean: esto puede determinarse por la emisión de sus ondas cerebrales. Presenta también patrones cíclicos del sueño, los cuales serán más estables y definidos en la medida que se acerque la fecha del parto. En esta etapa de su desarrollo el feto puede alternar sus ciclos del sueño en intervalos de tiempo de 20 a 30 minutos.

¿Y cómo está la madre en la semana 28 ava?

A las veinte y ocho semanas el  feto se encuentra bastante desarrollado, tu barriga es mayor y tu útero continúa estirándose. Los cambios anteriores unidos a las modificaciones hormonales y osteomusculares  influirán en que ahora los dolores en la espalda y en la zona pélvica se acentúen.

Embarazada de 28 semanas
En la semana 28 de embarazo el cambio más evidente en el físico de la mujer es el aumento del volumen del vientre

En esta etapa de tu gestación debes haber aumentado más o menos 9 kilos, por supuesto que si tu embarazo es gemelar tu peso deberá ser superior, alcanzando entre 9 y 14 kilogramos.

Todo lo anterior determina que en esta semana se inicie un trimestre muy retador y molesto, pero te sentirás reconfortada al pensar que te faltan entre 10 y 12 semanas para conocer a tu hijo.

¿Cuáles son los exámenes correspondientes a las 28 semanas de embarazo?

Durante la semana 28 de embarazo, deberás asistir a consulta prenatal con tu obstetra, con una frecuencia quincenal. Mucho más adelante, cuando arribes a la semana 36 de tu embarazo, estas consultas serán de una frecuencia semanal.

Test de O’Sullivan

Esta prueba generalmente se realiza conjuntamente con los análisis de sangre del segundo semestre, así que si llegas a la semana 28 y aun no te la has hecho todavía estas a tiempo porque está indicada entre las semanas 24 y 28.

El examen de la glucosa en sangre o Test de O’Sullivan es de gran importancia porque permitirá sospechar si tienes diabetes del embarazo o gestacional. Para esta prueba es necesario que consumas 50 gramos de glucosa por vía oral y una hora después de determina el nivel de glucosa en sangre venosa. No es necesario que estés en ayunas.

Si los valores de glucosa son elevados entonces se programa una prueba de tolerancia a la glucosa que confirmará si padeces de diabetes gestacional.

Rh negativo en la semana 28 de embarazo

Si los análisis indican que eres Rh negativa, te será aplicada una inyección RhoGAM (inmunoglobulina Rh) durante la semana 28, por si el feto fuera Rh positivo, este proceder evitará que tu organismo produzca anticuerpos contra los glóbulos del feto que se encuentren en tu sangre. Esto impide que el bebé corra el riesgo de padecer de anemia o ictericia.

Además en el momento del parto se tomará una muestra del cordón umbilical del recién nacido, y en el caso de ser Rh positivo, se te suministrará otra inyección de RhoGAM a modo de protección, por si tienes otro embarazo en el futuro. También está indicada cuando se han realizado pruebas diagnósticas invasivas como la amniocentesis, fetoscopias o biopsia corial.

¿Cómo mitigar los malestares y complicaciones en la semana 28 de embarazo?

Los malestares en este tercer trimestre del embarazo se van modificando acorde con los cambios anatómicos y fisiológicos que va experimentando la madre y el feto. Ya en esta etapa, tu útero ha aumentado de tamaño y desplaza el estómago y el intestino.

Compresión de la vena cava

La vena cava,  es la que devuelve la sangre que fluye en la parte inferior de tu cuerpo y llega hasta tu corazón, se encuentra ubicada por delante de tu columna vertebral, a todo lo largo de la zona derecha. Como tu útero ha aumentado, puedes comprimirla cuando duermes sobre tu espalda, debes cambiar de postura al dormir pues al comprimir la vena cava puedes presentar mareos, náuseas y el flujo de sangre que llega hasta la placenta y al feto es menor. Lo recomendable es que siempre duermas o te acuestes sobre el lado izquierdo.

El síndrome de las piernas inquietas

El síndrome de las piernas inquietas se manifiesta como intranquilidad, desazón, y hormigueo en las piernas y la necesidad de moverlas. Su causa es indefinida, pero si la presentas puede resultarte difícil mantenerte relajada y conciliar el sueño.

Algunos estudios sugieren que es el resultado de un déficit de hierro, por lo que no está de más incluir suficientes alimentos que lo contengan en tu dieta o suplementarlo. De cualquier forma, lo necesitas para no padecer anemia.

Venas hemorroidales o hemorroides

Las hemorroides son comunes y bastante molestas. Como no es posible evitarlas, es recomendable que evites mantenerte de pie durante largo tiempo y duermas con las piernas en alto. Para ello puedes emplear una almohada y así disminuirás un poco esta molestia.

Acidez estomacal

La acidez es una molestia típica del embarazo. Puedes haberla padecido desde antes, pero a medida que tu embarazo progresa, como ahora en tu semana 28, puedes sentirla con mayor frecuencia.

Se debe al desplazamiento del estómago y el intestino por el aumento de tamaño de tu útero. Otros postulan que los cambios hormonales favorecen la apertura de esfínter esofágico, favoreciendo el paso de los jugos gástricos desde el estómago a tu esófago. Esto provoca que presentes ardor o acidez en el estómago porque aumenta el reflujo gastroesofágico provocando molestias en el  estómago y el esófago.

Para aliviar estos malestares debes realizar de 5 a 7 comidas en pequeñas porciones durante el día. Para que tus digestiones sean menos lentas, debes masticar bien y evitar las grasas, especias y picantes. Es preferible consumir alimentos hervidos, cocinados al vapor o asados.

También el médico te puede indicar algunos antiácidos que sean seguros para tu embarazo.

dolor de espalda semana 28
En la semana 28 de embarazo el dolor de espalda y los malestares osteomusculares están entre los retos que la mujer debe enfrentar

Cambios del centro de gravedad y mayor propensión a las caídas

Durante esta etapa debes cuidarte, pues al cambiar tu centro de gravedad caminarás con dificultad y tus articulaciones estarán menos fuertes. Esto puede provocar que choques dentro de casa y que te lastimes. Para sentirte más segura y cómoda, usa zapatos de corte bajo y no te apresures al caminar.

Micciones frecuentes

Durante esta etapa tus riñones se liberan de exceso de agua y requieres más líquido del acostumbrado, lo que te provoca tener que asistir al baño con bastante frecuencia. Tu útero en estos momentos presiona tu vejiga,  provocándote  recurrentes micciones e incontinencia urinaria. Los ejercicios de Kegel  te serán útiles para controlar esta última.

Parto prematuro

En el caso de que tengas un parto prematuro el feto puede vivir, aunque aún requiere de un total desarrollo de su hígado, los pulmones y su sistema inmune. No obstante, si se diera el caso, el feto ahora tiene un 65 por ciento de probabilidades de sobrevivir, siempre y cuando sea atendido en una unidad de cuidados intensivos neonatales.

Consejos para una embarazada de 28 semanas

En estos momentos presentas nuevas molestias que requieren más cuidado, en la medida en que crezca el feto y se continúe desarrollando.

Estrías de embarazo

Las manifestaciones cutáneas es una de las que debes de prestar atención. Con el avance de tu embarazo, pueden aparecer estrías principalmente en los senos, el abdomen, las caderas y los muslos. Si bien no se pueden evitar, sí resulta beneficioso que apliques cremas hidratantes o aceite. En sentido general y con buenos cuidados, las estrías desaparecen después del parto.

De momento, lo mejor que puedes hacer además de aplicar cremas es mantener una dieta saludable y equilibrada, evitar el sobrepeso y beber abundante líquido, sea jugo o agua. Verás que al terminar tu embarazo, estas estrías irán desapareciendo.

Embarazada 28 semanas
El cambio más evidente en la semana 28 de embarazo es el aumento del volumen del vientre, el bebé está prácticamente formado y en estos últimos meses se dedica, casi exclusivamente, a ganar peso y tamaño

Dos consejos para todo el embarazo: alimentación saludable y ejercicios

El feto ha aumentado de tamaño y requiere mayor energía, que tú le proporcionarás a través de la placenta, por lo que debes aumentar tu ingesta de hidratos de carbono. Incluye entonces alimentos como pastas, arroz, cereales legumbres, papas y frutas. Todo esto sin olvidar las proteínas, que necesita para seguir construyendo sus tejidos. Como complemento las grasas, minerales y vitaminas.

Una dieta variada y balanceada es imprescindible para garantizar tu salud y la del feto, así que incluye alimentos ricos en calcio, como el yogur y otros derivados lácteos. Además de poder tolerarlo mejor que la leche, su proceso de fermentación protege y regula tu flora intestinal.

Durante esta etapa de tu embarazo puede resultar de gran ayuda que participes en un curso de preparación para el parto. En él conocerás cómo y cuándo puedes colaborar física y sicológicamente en cada una de las fases del nacimiento.

Involucra a tu pareja también en estas actividades, lo que además de ser beneficioso para ambos en el momento del parto y el postparto, los mantendrá más unidos en esta etapa tan importante de sus vidas.

El dilema del sueño

Es muy probable que padezcas de insomnio debido a la movilidad del feto, la incomodidad de tener que dormir sobre el costado izquierdo, las frecuentes micciones, las piernas inquietas y los temores y preocupaciones típicas de las mujeres embarazadas. Muy aconsejable resulta que pienses en positivo y te apoyes emocionalmente en tu pareja. También es muy útil beber leche tibia o infusiones de tila antes de ir a dormir.

Cuidado con los gatos

Si eres apasionada por los gatos y conviven contigo dentro de la casa, ten mucho cuido con la toxoplasmosis. Ellos son capaces de transmitir esta enfermedad que podría afectar seriamente el desarrollo de tu embarazo.

La cajuela de sus deposiciones debe ser cambiada por otra persona que no seas tú y cuando lo toques o manipules objetos del animal debes de lavar con esmero tus manos.

Sabías que… en la semana 28 del embarazo…

La semana 28 de embarazo, es un momento especial del desarrollo del feto, aprovecha para interactuar con él, y así cuando nazca tu voz le será familiar, puedes también cantarle, conversar con él y leer en voz alta. Es importante que desarrolles el oído del feto, pues está demostrado que puede recordar lo que oye antes del nacimiento.

Embarazada de 28 semanas
En la semana 28 es importante que desarrolles el oído del feto, pues está demostrado que puede recordar lo que oye antes del nacimiento

Ponle música agradable, conversa con él, cántale, y hazlo además con mucho gusto, pues al hacerlo tu cerebro libera neurotransmisores relacionados al placer y el feto puede notarlos. No obstante debes prestar atención en cuanto a las canciones: si tienen un ritmo rápido lo excitarán, pero si escuchas música con un ritmo suave, esta lo relajará.

También es importante en las 28 semanas de embarazo…

Entre las semanas 28 y 32 debes de elaborar tu plan de parto. En el mismo debes de reflejar todos tus deseos sobre el procedimiento para el parto que deseas, el lugar, los acompañantes y todo aquello que pueda ser previsto para tener un parto acorde con tus anhelos.

Es importante que tengas presente que en ocasiones la dinámica del parto puede llevar a tomar decisiones que se alejan de lo deseado, por ejemplo pudiera ser que desees un parto natural, pero si se detecta sufrimiento fetal o una mala posición fetal habrá que recomendarte inducir el parto o hacerte una cesárea.

Es conveniente que asistas con tu pareja a las consultas con el obstetra, dale la participación que merece y déjalo asumir un rol protagónico aun antes de nacer su hijo. Conociendo tu pareja todos los detalles, puede participar con mayor conocimiento en toda la preparación para el parto y sentirse más involucrado en el papel de figura paterna que le corresponde desempeñar.

A partir de ahora necesitarás gran apoyo de tu entorno laboral, familiar y social para que te ayuden a enfrentar el mayor reto de una mujer: ser madre y propiciarle las atenciones que necesita tu recién nacido. No tengas temor desde Canal Chupete seguiremos a tu lado.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Cargando…