Reproducción asistida

Cuando una pareja lleva más de un año teniendo relaciones sexuales regulares sin protección y no se produce el embarazo, es porque se presentan problemas de fertilidad. Las alternativas de los procedimientos de la reproducción asistida te brindan la posibilidad de cumplir el sueño de tener tu hijo.

Una hijo,el mejor regalo
La reproducción asistida le permite a la pareja a acceder al milagro de una nueva vida y realizar el sueño de tener un hijo

Si eres una de las parejas con problemas de fertilidad, no te preocupes porque es un problema más común de lo que te imaginas. Se calcula que hay más de 48 millones de parejas infértiles en todo el mundo. Y en España los problemas de fertilidad afectan al 17% de las parejas en edad reproductiva y su pronóstico es a continuar en ascenso.

El nacimiento de la primera niña en el Reino Unido en 1978, mediante la técnica de Fertilización in vitro, causó una revolución en la forma de enfrentar numerosas afecciones de la fertilidad. Los aportes de este grupo a la biología de la reproducción los hicieron merecedores del Premio Nobel de Medicina en el año 2010.

Desde finales de la década del 70 el desarrollo de las técnicas de la reproducción asistida, ha sido indetenible. Su impacto, novedad y utilidad rápidamente se hicieron sentir a nivel mundial y España fue de los primeros en reconocer la necesidad de desarrollar estas técnicas y establecer su regulación legal. Fue así como en 1984 nació la primera niña en el país obtenida por fecundación o fertilización in vitro y en 1988 se promulgó la primera ley sobre la reproducción asistida.

¿Qué es la reproducción asistida?

La Sociedad Española de Fertilidad considera que la “reproducción asistida es un conjunto amplio de procedimientos caracterizados por la actuación directa sobre los gametos (ovocitos y/o espermatozoides) con el fin de favorecer la fecundación y la transferencia o depósito de embriones en la cavidad uterina. Las técnicas de reproducción asistida forman parte de los recursos de tratamiento de los trastornos de la fertilidad”.

Para el Oficina de la Salud de la Mujer de los Estados Unidos de América, la reproducción asistida es un grupo de diferentes métodos usados para ayudar a la pareja infértil.  Las técnicas implican la extracción de los óvulos de la mujer y unirlos con el esperma para producir un embrión. El embrión regresa al cuerpo femenino.

Una oportunidad para enfrentar la infertilidad
La reproducción asistidita es el conjunto de técnicas y procedimientos para emplear en la solución de los problemas de fertilidad

Pudiéramos reseñar otras numerosas definiciones, pero todas tienen en común que son un conjunto de técnicas y procedimientos para emplear en la solución de los problemas de fertilidad, conducentes a lograr el embarazo y el nacimiento de un hijo saludable.

 ¿Cuándo es que los procedimientos de la reproducción asistida se justifican?

Hay numerosas alternativas para enfrentar los problemas relacionados con una infertilidad primaria o secundaria. Después de recurrir a los tratamientos más comunes para la infertilidad femenina y masculina y no obtener un embarazo, entonces es cuando se ven los cielos abiertos, con las numerosas  opciones  que actualmente brinda la reproducción asistida.

Pero sus campos de aplicación van más allá de los problemas que una pareja heterosexual, enfrenta a la hora de concebir un hijo. Son técnicas de elección cuando se trata de parejas del mismo sexo o de mujeres que no tienen o no desean pareja estable y desean ser madres. También son de utilidad para la preservación de óvulos o espermatozoides.

Son una posible solución para las mujeres menores de 37 años y no han podido concebir un hijo de forma natural después de transcurrido un año con relaciones sexuales periódicas sin protección. Si la mujer es mayor de 37 años no debe esperar más de 6 meses para ser evaluada. Pueden ser una opción adecuada para cuando hay afectaciones en la calidad espermática.

También están indicadas cuando hay irregularidades en el ciclo menstrual o cuando la calidad de los óvulos no es la adecuada.

Cuando se sospecha de una enfermedad reproductiva o una enfermedad que pueda afectar la capacidad de liberar óvulos de forma regular o que afecte la calidad espermática del hombre se debe de acudir a las consultas especializadas y no esperar por un embarazo por vía natural.

En estos 39 años de desarrollo de las técnicas asociadas con la reproducción asistida, sus campos de aplicación y sus posibilidades son tan extraordinarios que aún desconocemos hasta donde podrían llegar a beneficiar a la salud humana más allá de su extraordinaria contribución a la medicina de la reproducción.

¿Cuáles son los procedimientos más comunes de la reproducción asistida?

Los procedimientos y técnicas de la reproducción asistida son numerosas, pero las dos de mayor uso y que predominan por encima de todas las demás son la inseminación intrauterina y la fecundación in vitro.

Inseminación artificial

La inseminación artificial (IA) es un procedimiento que implica la introducción de semen a través del cuello del útero. La inseminación intrauterina es la más empleada y casi siempre la primera alternativa en los tratamientos de fertilidad, pero dependerá de la causa que da origen a la infertilidad. Es también la opción más económica.

Se efectúa empleando semen del propio hombre que desea tener un hijo con su dotación genética o empleando semen de un donante.

Las posibilidades de éxito dependerán de la selección adecuada de la mujer que desarrollará el embarazo en su útero y del semen con la concentración y la calidad adecuada. La cantidad de espermatozoides móviles en el semen debe ser como mínimo de tres millones.

Es empleada cuando los espermatozoides tienen dificultades en su movilidad o ante irregularidades en la ovulación, endometriosis leve o baja cantidad y calidad de los espermatozoides. La mujer que después de cinco ciclos no ha logrado el embarazo, es difícil que lo logre con un mayor número de ciclos.

La fecundación o fertilización in vitro

La fecundación o fertilización in vitro (FIV) consta de varias fases, la primera es la inducción de la ovulación para estimular la respuesta ovárica. Para este fin se emplean diferentes combinaciones hormonales. Una de las más empleadas es la aplicación del factor liberador de gonadotropina o GnRH, después la hormona folículo-estimulante (FSH) y posteriormente la hormona gonadotropina coriónica humana o HCG para finalizar la maduración de los folículos.

De acuerdo a cada caso será el esquema hormonal a aplicar, pero con ellos se logra estimular la respuesta ovárica y que el útero se prepare para recibir el óvulo fecundado.

Con esta estimulación ovárica se logra que en lugar de que los ovarios produzcan un solo ovulo como normalmente sucede produzcan entre 8 y 12 óvulos. Entre ellos se seleccionan los mejores  con más potencialidades de para ser fertilizados.

Se extraen los ovocitos de los folículos ováricos por aspiración a través de la vagina, mediante ecografía transvaginal es monitoreado todo el proceso. Esto se realiza entre 34 y 36 horas posteriores a la aplicación de la Gonadotropina coriónica humana.

Esquema de la FIV
La fertilización in vitro es actualmente una de las técnicas más empleadas para apoyar a las parejas que no pueden concebir mediante las vías naturales

Lo que sucede después…

Los ovocitos extraídos son colocados en una solución similar a la que se encuentra en las trompas de Falopio y allí mismo se colocan  los espermatozoides. Previamente el esperma se concentra, lava y se capacitan para facilitar su penetración en el óvulo.

El proceso de fecundación se  produce entre 3 y 6 horas posteriores a la obtención de los ovocitos, durante el mismo y posterior a la fecundación  las placas permanecen en incubadoras especiales, que les proporcionarán todas las condiciones ideales para que pueda desarrollarse hasta que sean revisados en las 15 y 20 horas siguientes para confirmar su fecundación.

Después de 3-5 días el embrión o los embriones más saludables son implantados en el útero de la mujer y en algunas ocasiones en las trompas de Falopio. Esto se efectúa mediante dispositivos especiales que le permitirán al embrión, llegar al lugar adecuado del útero para su implantación. Todo este proceso es monitoreado mediante los niveles hormonales y la ecografía.

Cuando la pareja decide optar por un proceso de fertilización in vitro, es necesario que el hombre se someta a una evaluación de su semen, para determinar la calidad del mismo. Pero el día en que se efectúa la aspiración de los folículos  a la mujer,  el hombre debe de extraerse semen fresco el que será empleado para efectuar la fecundación del óvulo.

Se debe emplear este proceder cuando…

Este procedimiento es de elección cuando se ha aplicado la inseminación en varios ciclos (4-6) y  no se ha logrado la gestación. La fertilización in vitro, permite evaluar la capacidad de los espermatozoides para fecundar, los problemas inherentes a la fecundación  y del desarrollo embrionario.

Es el tratamiento ideal cuando hay obstrucción en ambas  trompas uterinas y el espermatozoide no puede llegar hasta el sitio de encuentro con el óvulo. Es recomendable también cuando la calidad de los óvulos no es buena, porque también ayuda a mejorar la calidad de los mismos por la estimulación hormonal a los ovarios y porque se podrían seleccionar solo los mejores.

Cuando la concentración espermática es baja o hay mala calidad también es recomendable la fertilización in vitro porque mediante la concentración y la selección del esperma se podría lograr mejor calidad. Si la afectación es muy severa no se recomienda.

La microinyección espermática o inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI)

La infertilidad masculina sigue en ascenso, pero muchos casos pueden tener solución empleando la microinyección espermática surgida en 1992. Es una variante de la fertilización in vitro, pero en este caso se emplea un solo espermatozoide el que se aplica al ovocito maduro. Una vez que se comprueba la fecundación se transfiere al útero o  a las trompas de Falopio.

La microinyección espermática
La microinyección espermática es un procedimiento de la reproducción asistida que consiste en emplear un solo espermatozoide que se inyecta en el ovocito maduro

Este procedimiento es recomendado para aquellas parejas en las cuales el hombre tiene problemas severos con la calidad de su semen. También se emplea para parejas en las cuales han fallado varios intentos de fertilización in vitro. Entre las ventajas de este método es su efectividad, se estima en un 60%.

Implante de ovocitos donados

El implante de ovocitos donados en una solución para mujeres que tienen afectaciones en el funcionamiento ovárico. También se recomienda cuando la fertilización in vitro no ha sido exitosa. Se estima que en mujeres con edades por encima de los 40 años la posibilidad de quedar embarazada se multiplica en varias veces, ofreciéndose datos de hasta un 50 y 60% de efectividad. Su costo se valora en alrededor de 6 000 euros.

Transferencia tubárica de gametos

Este procedimiento consiste en transferir el óvulo maduro y los espermatozoides a las trompas de Falopio y allí se debe producir la fecundación o sea dentro del propio cuerpo de la mujer. No es un procedimiento muy empleado.

Donantes de óvulos, semen o embriones

Los procedimientos de la reproducción asistida, se relacionan en muchas ocasiones con la donación de óvulos procedentes de otras mujeres. Los mismos pueden ser frescos o congelados. También implica en algunos casos el uso de semen procedente de donantes.

Estos métodos son empleados cuando la mujer tiene incapacidad para producir óvulos fértiles, o el hombre tiene severas afectaciones en la calidad espermática. Son una opción cuando la pareja o uno de los miembros tienen enfermedades genéticas que puedan transmitirse al descendiente.

En casos de infertilidad severa, la donación de embriones, puede ser empleada como una alternativa. En estos casos se emplean óvulos y espermatozoides procedentes de donantes o bien de otras parejas sometidas a estos procedimientos. Los embriones son transferidos al útero de la mujer. El descendiente no tiene ninguna dotación genética de sus padres.

Antes de convertirse en donante de semen en España el hombre es sometido a una evaluación previa de su semen y casi la mitad se rechaza por problemas de calidad. La donación la hace una vez por semana durante 6 meses. La ley no permite retribución pero se hace una compensación por las molestias que oscila entre 20 y 50 euros.

La donación de óvulos es más compleja porque requiere preparación y punción de la mujer. En estos casos lo ideal es obtener entre 8 y 12 óvulos por donación  y la compensación asciende a los 1000 euros.

Embarazo subrogado o vientres de alquiler

Este es un tema de amplio debate en la sociedad porque tiene numerosas implicaciones éticas y legales. Se considera un embarazo subrogado cuando la mujer que no produce óvulos o son de mala calidad se pone de acuerdo con otra mujer para que usando los óvulos de esta última permita la fecundación con el semen paterno.

En estos casos el hijo tendrá la dotación genética paterna y de la madre que brindó sus óvulos para la fecundación. Al nacer su hijo la mujer que desarrolló el embarazo deberá dar su hijo en adopción a los padres con los que se hizo el acuerdo.

Las mujeres que tienen ovarios funcionales pero que son incapaces de llevar un embarazo a feliz término por problemas en su útero o porque tienen serios problemas de salud, podrían emplear la opción de que otra mujer facilite su útero para este propósito. En este caso también la mujer que desarrolla el embarazo debe darlo en adopción una vez nacido el bebé.

¿Cuál es la esperanza de éxito que se puede esperar con las técnicas de reproducción asistida?

Predecir el éxito de las técnicas de reproducción asistida puede ser muy arriesgado, porque dependerá de numerosos factores y sobre todo de las características de cada caso en particular. La mayor precisión en el diagnóstico de las causas de infertilidad, así como los avances tecnológicos en los procedimientos determina que las tasas de éxito se incrementen de forma sostenida.

Entre los factores de mayor peso que influyen en el éxito, se encuentran:

  • Edad de la pareja
  • Causas de la infertilidad
  • Selección adecuada de la clínica y el equipo de expertos
  • Tipo de método necesario en cada caso
  • Si el óvulo o el embrión es congelado o fresco

El Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de los Estaos Unidos de América,  considera como uno de los factores determinantes la edad. La tasa  de éxito de un nacimiento vivo disminuye marcadamente en relación con la edad en que se lleva a cabo el procedimiento.

Resouesta con la edad
La respuesta a los tratamientos de la reproducción asistida disminuye con la edad

Por su parte en España los datos estadísticos revelan  las tasas de éxito gestacional de los tratamientos de la reproducción asistida en centros públicos y privados. En la gráfica siguiente se puede apreciar su comportamiento en relación a cada uno de los procedimientos, destacándose la IA con semen conyugal como la menos efectiva y la donación de óvulos en centros privados como la de mayor probabilidad de éxito.

Datos del 2015 sobre reproduccion asistida
Porcentajes de gestación en respuesta a las técnicas de la reproducción asistida por intento en España, en centros privados y públicos. Datos del 2015

¿Sabías que España es el país de Europa donde más se utilizan los métodos de la reproducción asistida?

La reciente publicación del Registro Nacional de Actividad 2014-Registro SEF, nuevamente ratifica la posición de liderazgo que ocupa España en la aplicación de las técnicas de reproducción asistida. Según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se considera que el país se encuentra en posición cimera en Europa y en tercer lugar en el mundo, solo por detrás de Japón y Estados Unidos de América.

Esta información incluye los datos de 278 centros españoles que desarrollan tratamientos de fertilidad mediante procedimientos y técnicas de la  reproducción asistida.

En el año 2014 se realizaron 156 865 ciclos de reproducción, de ellos 116 688 relacionados con la fertilización in vitro y  40 177 de inseminación artificial. El 47% de los tratamientos de la FIV fueron con ovocitos propios de pacientes entre los  35 y 39 años.

Nacieron mediante los procedimientos de la reproducción asistida 33 934 bebés en el 2014. La tasa de partos múltiples para la FIV fue de un 20,4% y un 11,5% para la IA. Estas cifras aunque elevadas aun, son inferiores a años anteriores.

Por su parte, en IA el 93,5% son ciclos de mujeres menores de 40 años. Para los expertos, su escasa eficiencia hace aconsejable no realizar estos tratamientos a pacientes sin buena reserva ovárica.

Estos resultados están favorecidos por las disposiciones legales vigentes en el país sobre el anonimato en la donación de los gametos.

Algunos posibles riesgos y aspectos negativos de la reproducción asistida

El nacimiento de un bebé sano es el principal objetivo de las técnicas de reproducción asistida. Basado en eso la seguridad y la eficiencia de las técnicas empleadas es una de las premisas para el desarrollo exitoso de esta rama de la biología de la reproducción.

Embarazos múltiples

La tasa de embarazos múltiples con la aplicación de las técnicas de reproducción asistida se ha reducido en España pero aun es susceptible de seguir disminuyendo.

En ciclos donde se transfieren dos embriones la probabilidad de tener un embarazo gemelar es del 6%. En ciclos donde se transfieren tres embriones aumenta la presencia de un embarazo gemelar hasta el 12% y de tener un embarazo triple es del 3%.

Los porcientos de embarazos múltiples han ido descendiendo
Los embarazos múltiples favorecen el desarrollo de partos prematuros, bajo peso y todavía en España es elevado su porcentaje, cuando se emplean técnicas de la reproducción asistida

El embarazo múltiple genera mayores probabilidades de riesgo para la madre y el bebé. Los partos prematuros aumentan marcadamente, en el 70% de los embarazos se presenta el parto antes de la semana 37 del embarazo.

También aumentan las posibilidades de bajo peso al nacer y puede ocasionar retraso en el desarrollo. Los embarazos múltiples además aumentan el riesgo de diabetes gestacional y otras patologías.

Riesgo y evaluación genética

Diversos estudios indican que la aplicación de los procedimientos de la reproducción asistida aumenta entre dos y cuatro veces el riesgo de ciertos tipos de defectos al nacimiento. Entre ellos malformaciones del sistema digestivo, del corazón y defectos en los labios y en el paladar.

Es conocido que las anormalidades genéticas aumentan con la edad. Lo datos antes expuestos podrían ser consecuencia de la edad más avanzada al parto y no  propiamente a los métodos empleados. En España en algunos centros la edad de someterse a los procedimientos de la reproducción asistida hace 16 años era de 32 y en el 2014 era de 38 años. Sin emplear estos métodos, en muchas ocasiones no se hubiera producido el parto.

Se estima que el 1% de las hospitalizaciones en los niños y el 20% de la mortalidad infantil se deben a causas genéticas. Actualmente los métodos diagnósticos de afectaciones genéticas permiten asegurar que cuando un óvulo fertilizado se trasplanta no es portador de anomalías cromosómicas. Los datos de las pruebas genéticas efectuadas en España  demuestran que es posible detectar mutaciones recesivas en el 85% de los casos y en un 5% de las parejas ambos miembros compartían la misma mutación

Hiperestimulación ovárica

Actualmente este problema es menos importante que en etapas anteriores. Ello ha sido posible por la posibilidad de brindar esquemas de tratamientos para estimular la función ovárica de forma individualizada. Siempre teniendo en cuenta las características de la mujer, su diagnóstico, su reserva folicular y las múltiples opciones terapéuticas disponibles.

De esta forma se han logrado reducir los riesgos asociados a la hiperestimulación ovárica  y ha permitido reducir la tasa de fallos de implantación.

No obstante es una complicación a tener en cuenta y que determina una respuesta exacerbada al tratamiento hormonal. Se manifiesta con retención de líquidos en el abdomen, crecimiento exagerado de los ovarios y dolor abdominal. Podría llegar a la torsión de ovarios y hemorragia interna. Su presencia es inferior al 1%.

Costos elevados y éxito variable

El coste de los tratamientos de reproducción asistida en España es variable, dependiendo del lugar y de la técnica que se aplique. En general su rango oscila entre 600 y 6 000 euros dependiendo la técnica que se emplee.

El método más económico es la inseminación artificial, la fertilización in vitro por su parte está alrededor de los 3 000 euros por ciclo. Los costos más elevados se corresponden con el  implante de ovocitos que se estima en 6 000 euros por ciclo y  la microinyección espermática en 4 500 euros por ciclo.

Comparando los precios de los centros privados de reproducción asistida  de España con otros países son inferiores, lo que propicia el uso de estos procedimientos por pacientes provenientes del exterior.

Los pacientes españoles se ven obligados en muchas ocasiones a acudir a los servicios privados porque tienen más de 40 años o por los periodos de espera prolongados, por haber estado sometido  a varios intentos infructuosos o simplemente por preferencia.

No tengas duda, no demores la decisión…

La reproducción asistida le proporciona una puerta de esperanza a la pareja infértil, le permite acceder al milagro de una nueva vida y realizar el sueño de tener un hijo.