Semana 15 de embarazo

Durante la semana 15 de embarazo ya no puedes ocultar tu abdomen, todos notarán cambios demasiado perceptibles en tu figura. Tú cara irradiará felicidad y te verás pletórica por la dicha de estar embarazada. Pero también porque tu volumen sanguíneo aumentará y te sentirás muy estimulada y activa porque los molestos síntomas iniciales del embarazo han desaparecido. No tienes que dar la noticia… todos los que te rodean la descubrirán por si solos.

Embarazo de 15 semanas
En la semana 15 de embarazo tu abdomen te delata, ya no puedes ocultar que estas esperando un hijo

Aunque hay mujeres que sienten agotamiento durante esta etapa, la mayoría desarrolla una gran energía. Obviamente te sentirás diferente, puedes sufrir cambios de humor de manera frecuente, ir del llanto a la risa o volverte francamente irascible o muy distraída. Es normal que experimentes estas emociones encontradas. Estás cambiando…y mucho, pero para bien.

El desarrollo fetal en la 15 ava semana del embarazo

En esta etapa tu bebecito tiene unos 8,1 centímetros desde la cabeza hasta las nalgas y su peso es de alrededor de los 50 gramos y sigue experimentando cambios en la medida que aumenta el tiempo del embarazo. Ya es del tamaño de una pequeña naranja o una manzana.

El cuello del feto en la semana 15 de embarazo, ya está plenamente desarrollado, puede levantar la cabeza y girarla. Ya se pueden reconocer sus primeros cabellos.

Sus extremidades superiores e inferiores van moviéndose cada vez más. Tanto los brazos como las piernas han crecido y ya puede flexionar las articulaciones. Pero sus huesos seguirán creciendo, su piel es muy fina y medio transparente dejando apreciar visiblemente sus venas.

Feto en la semana 15 de embarazo
Tanto los brazos como las piernas han crecido y ya puede flexionar las articulaciones. Pero sus huesos seguirán creciendo, su piel es muy fina y medio transparente dejando apreciar visiblemente sus venas

El corazón y otros órganos desarrollados y en funcionamiento…

Uno de los avances más notables en la semana 15ava del embarazo es el  corazón del feto. Ya está plenamente desarrollado, tanto ventrículos como aurículas y las válvulas cardíacas. En esta etapa no es conveniente que la sangre circule por la parte derecha del corazón para que la misma no vaya hacia los pulmones. El paso de la sangre se hace de la aurícula derecha a la izquierda y de ahí hacia el ventrículo izquierdo. Entre ambas aurículas existe un paso llamado abertura oval o foramen oval. Al nacimiento se cierra en la mayoría de los niños, en otros se produce en el primer año de vida.

Ya desde el embarazo es el corazón el responsable de suministrar a los órganos la sangre y, con ella, el oxígeno y los nutrientes necesarios. Su corazón late más fuerte.

Numerosos órganos comienzan a realizar sus funciones: el hígado segrega líquido biliar, mientras que el páncreas comienza la producción de insulina. Los pulmones de tu bebé también se desarrollan y respira un poco de líquido amniótico. Ya su sistema nervioso se comenzó a desarrollar, y mucho: ya se pueden observar sus ventrículos cerebrales así como el hipotálamo y el tálamo.

Los sentidos en la semana 15 del embarazo…siguen avanzando

Al parecer degusta los sabores de lo que comes mediante el líquido amniótico. También se chupa los dedos, con lo que no solamente su sentido del gusto se desarrolla, sino también el tacto. Su boca está evolucionando poco a poco, pero ya puede realizar movimientos con los músculos de la cara. Y aunque sus ojos permanecen cerrados, sí puede percibir la luz.

Rubio, pelirrojo, castaño…el cabello de tu bebé se perfila en esta etapa, pero aún no es garantía de cuál será su color definitivo. Mucho menos si nacerá con cabello ralo o abundante. Su cuerpecito se va cubriendo de lanugo, especie de vello muy fino cuya finalidad es proteger la piel del bebé, y desaparece antes o luego de haber dado a luz.

cuello desarrollado
El cuello del feto en la semana 15 de embarazo, ya está plenamente desarrollado, puede levantar la cabeza y girarla

¿Ya puedo conocer el sexo?

De acuerdo a la posición que adopte el feto a las 15 semanas la ecografía permitirá determinar el sexo de tu pequeñín. En la misma se puede observar el pene del bebé de forma muy precisa y los testículos permanecerán en la cavidad abdominal hasta que se produce el descenso hacia las bolsas escrotales en las semanas finales del embarazo.

En las niñas se puede observar el clítoris que en esa semana parecerá un pequeño pene. Los labios de la vulva aún están poco definidos. En los ovarios ya están almacenados millones de óvulos, que serán empleados durante su vida reproductiva.

¿Y qué está sucediendo con la madre en la semana 15 de embarazo?

Comenzará a aparecer la típica barriga de embarazada, que irá creciendo a medida que transcurra el tiempo. Tu útero ejercerá cierta presión sobre la parte inferior pelviana, los músculos abdominales se relajarán y conjuntamente con los cambios hormonales que tienen lugar durante tu embarazo dejará espacio para que tu útero siga creciendo y ocupando una mayor parte de tu abdomen. Todos notarán el crecimiento de tu vientre y tu condición de futura mamá y si hasta ahora era un secreto, ahora se revelará por sí solo.

Es completamente normal que comiences a sentir las llamadas contracciones de Braxton Hicks en la  semana 15 de embarazo. No te alarmes…no están asociadas al trabajo de parto de forma inmediata, son contracciones que no duelen y no son rítmicas, sirven para preparar tu útero para el parto y no dejarás de sentirlas a partir de ahora.

Numerosas mujeres relacionan que a partir de esta semana se vuelven un poco más olvidadizas, pero después del parto todo vuelve a la normalidad.

La piel y tu cabello

Tu piel y tu cabello también varían en la semana 15 de embarazo. Puede incrementarse el crecimiento de vello en algunas partes del cuerpo,  y aparecer pecas o manchas en zonas como la frente, el mentón, los pómulos y la parte superior del labio. Estas son producto de los cambios hormonales y es conocido como cloasma gravídico. De forma general se elimina de forma natural después del embarazo, aunque existen paliativos como cremas o combinaciones de ellas y una buena nutrición e hidratación.

Otro cambio son pequeñas verrugas que pueden aparecer en tu abdomen, desde la región ubicada en el centro del pubis hasta el ombligo. También en esta región puede aparecer una línea marrón claro, conocida como línea alba o línea nigra, que en la mayoría de las mujeres desaparece tras el parto.

Es importante que utilices cremas de rehidratación, protector solar de  factor elevado e hidratarte bebiendo abundante líquido. No tomes el sol en demasía ni en horarios durante los cuales su incidencia sobre la piel sea dañina. Siempre emplea medidas de protección.

Control de la ganancia de peso

Si estás más o menos gordita no es precisamente un problema: cada mujer tiene un metabolismo propio. Lo normal es que peses unos 2.27 kg de más, aunque esta cifra es variable. Una embarazada en su semana 15 debe aumentar entre 1,76 y 3,95 kilos. Si tu embarazo es gemelar deberás haber aumentado unos 2,17 a 4,59 kilogramos.

Exámenes y pruebas complementarias a las 15 semanas

Es importante que acudas regularmente a tus revisiones ginecológicas con el o los especialistas seleccionados, recuerda que así cuidas la salud de tu hijo desde sus primeras semanas de vida.

Cribado bioquímico del segundo semestre

Si por alguna causa no te efectuaste el cribado bioquímico del primer trimestre, y acudes a la consulta a partir de la semana 14 del embarazo y hasta la 17, podría estar indicado un cribado bioquímico del segundo trimestre. Sobre esto encontraras una detallada información en la página dedicada a la semana 14.

Esto es aún más importante si tienes factores de riesgo o tienes antecedentes de embarazos anteriores con espina bífida o síndrome de Down. Cualquier variación en cuanto a los niveles de los indicadores bioquímicos y en particular de la medición de la alfafetoproteína puede indicar que el feto padece de algún defecto congénito, pero no es razón de alarma inmediata.

Estos valores pueden alterarse si tu embarazo no es de un bebé sino de dos, o que tienes más tiempo de gestación del que suponía. Si los niveles de alfafetoproteína es muy bajo puede indicar que tu feto acarrea un posible síndrome de Down, en estos casos se realizan pruebas complementarias que pueden poner en claro esta posibilidad.

Lo anteriormente planteado adquiere aún más fortaleza cuando se trata de mujeres mayores de 35 años, porque esta alteración cromosómica  se acrecienta con la edad de la madre. En madres de 20 años la probabilidad es de 1 por cada 1500 nacidos vivos, pero a los 45 se dispara a 1 de cada 50 nacimientos.

Factor Rh

Igualmente, se hace un análisis en sangre del factor Rh para determinar la compatibilidad entre el Rh de la mamá y el del bebé, esta prueba es sin dudas muy efectiva y específica en cuanto al diagnóstico.­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­ En caso de existir incompatibilidad recibirás tratamiento a partir de la semana 28 de tu gestación. De esta forma en el momento de tu parto todo el personal médico está calificado para actuar en dependencia y tanto tu salud como la del bebé estarán garantizadas.

Ecografía semana 15 de embarazo

Es muy probable que durante esta 15 semana de tu embarazo te realicen una ecografía y puedas conocer el sexo de tu futuro niño o niña… igual no te desconsueles si no se puede determinar, pues en muchos casos el bebé varía su posición y es imposible saber cuál será su sexo. También suelen determinarse la frecuencia de los latidos del feto para establecer si su corazón se desarrolla correctamente y no tiene algún tipo de disfuncionalidad, al menos durante esta etapa. Generalmente la ecografía del segundo semestre se realiza en la semana 20.

Malestares y complicaciones en la semana 15 del embarazo

En esta etapa de tu gestación, las molestas náuseas ya desaparecieron y por lo tanto te sentirás más a gusto. Además, tu cuerpo se adapta a los cambios en los niveles hormonales, por lo que la semana 15 de embarazo puede ser agradable para ti. Si las náuseas perduran y se extienden a todo tu proceso gestacional, podrías presentar otros problemas biliares que requieren atención médica.

Rinitis del embarazo, molesta pero es normal

Otra molestia que puede aparecer durante esta etapa es la rinitis del embarazo[9]. Tus niveles elevados de estrógenos pueden provocarte inflamación en la mucosa de la nariz y experimentar congestión y nariz tapada. Es muy usual y no es motivo de preocupación alguna.

¡Cuidado! Tienes mayor propensión a las caídas y dolores osteomusculares

Hay varias razones que motivan esta mayor propensión a las caídas: por una parte hay un desplazamiento del centro de gravedad y va cambiando en la medida que el abdomen va creciendo. Mantener una posición vertical cuesta más trabajo. Por otra, la producción de una hormona llamada relaxina ejerce un efecto de relajación sobre músculos y articulaciones.

Todo lo anterior provoca una mayor torpeza y debes tomar control de esta situación empleando un calzado que te ayude a mantener el equilibrio, subiendo lentamente las escaleras, utilizar anti resbalantes en las bañeras y evitar todo aquello que pueda aumentar el riesgo de caídas.

Al mismo tiempo se produce retención de líquidos .También los factores antes mencionados son causa de dolores osteomusculares y de ciática.

Los malestares digestivos no dan tregua

Estos síntomas presentes desde las semanas previas es muy probable que se mantengan porque cada día el útero ocupara más espacio y los órganos serán desplazados. Lo anterior puede conducir a molestias como la acidez estomacal, indigestión y flatulencia.

Sangramiento de las mucosas nasal y bucal

Lo mismo sucede con el sangrado de encías, pero es importante mantener la higiene y cepillar bien aunque te resulte doloroso. También puedes sangrar por la nariz, debido al aumento del flujo sanguíneo capilar. En este caso debes prestar atención, pues pudieras estar presentando un cuadro de hipertensión arterial y sólo tu médico tomará las medidas correspondientes.

Pregorexia del embarazo

Si te obsesionas por no engordar y comienzas a comer menos y a ejercitarte en exceso, pudieras estar padeciendo un trastorno grave de la alimentación llamado pregorexia del embarazo. Este trastorno de la conducta alimentaria no es completamente conocido, pero puede ocasionar consecuencias que pueden llegar a ser muy graves tanto para la madre como para el feto. Ante la sospecha de padecer esta condición es necesario solicitar ayuda psicológica antes de que se afecte gravemente el desarrollo del bebé.

Pesadez en los tobillos, las piernas y molestas inflamaciones

Es usual durante la semana 15 de embarazo que sientas pesadez en los tobillos, las piernas y molestas inflamaciones, debido a que tu útero ejerce presión sobre las venas pélvicas. Estos síntomas puedes aliviarlos manteniendo las extremidades inferiores en alto, unos 15 o 30 minutos aproximadamente.

Descanso
No te extralimites descansa el tiempo necesario y recupera las energías porque en unas semanas te será más difícil dormir la noche entera

Pesadillas y temores

Pueden existir temores y malos sueños recurrentes sobre el embarazo. Estos son la proyección de tus temores y ansiedades ante el parto, o la incertidumbre sobre la salud y los problemas que pueda presentar tu bebé. Si son tan aterradores que comiencen a interferir con tus actividades diarias, te aconsejamos visites a un psicoanalista que te ayude a desterrar estos temores.

Cuidados y actividades especiales en la semana 15

Ya después de superado el primer trimestre de embarazo, te debes sentir mejor. Así que aprovecha este momento y practica ejercicios físicos, siempre de forma moderada. Esto es muy favorable para mejorar la circulación sanguínea y deviene en beneficio tanto para ti como para tu bebé. Hacer caminatas pequeñas, nadar y practicar técnicas de relajación son algunas de las más recomendables para esta etapa de tu embarazo.

Cuidado de la piel

Siéntete hermosa y complácete a ti misma: utiliza cremas varias veces al día. Así evitarás la aparición de estrías y te verás radiante, con una piel saludable y bien hidratada. Para evitar las várices bebe abundante líquido, no te vistas con ropa apretada, realiza movimientos rotatorios con los tobillos, alza y baja los dedos de los pies y coloca en alto las piernas para facilitar la irrigación sanguínea. Puedes además introducir los pies en agua tibia y fría de forma alterna.

Alimentación y ganancia de peso en la semana 15 de embarazo

Aunque sientas un gran apetito no permitas que la gula te venza: cuidado con el consumo de chocolate y azúcares. Una dieta balanceada según los consejos de un nutricionista certificado puede ayudarte a mantener el peso ideal para esta etapa del embarazo, con lo que ni te arriesgarás al sobrepeso ni a la desnutrición.

Las proteínas son esenciales durante el embarazo, pues no solo son elementos muy necesarios para el desarrollo de nuevos tejidos en el feto, sino que además garantizan, junto a los suplementos de hierro, que tu hemoglobina se mantenga en niveles óptimos.  Las puedes encontrar en alimentos como las carnes rojas, el pollo, el pescado, los huevos y los frutos secos. Debes ser cuidadosa al incluir grasas en tu alimentación, pero no debes suprimirlas: de preferencia, utiliza aceites vegetales o de oliva. No dejes de consumir los suplementos vitamínicos indicados por tu médico. Con ellos y una dieta adecuada, tu embarazo transcurrirá saludablemente y sin percances.

Consejos para sentirte mejor en la semana 15 de embarazo y prepararte para el parto

Prepararte para el parto no es algo que aprenderás en un día, y pasarás los nueve meses de rigor adaptándote a la idea.

Descanso y sueño en la semana 15 de embarazo

No bebas café ni ninguna otra bebida estimulante en la noche, y emplea para dormir ropa holgada y cómoda. Descansa, duerme, no te extralimites en actividades físicas y sobre todo disfruta de este momento especial en la vida de una mujer. La mejor postura para dormir es sobre el lado izquierdo, de costado. Es mejor que te vayas adaptando a esta posición, puesto que en la medida que tu panza crezca será la única que podrás adoptar.

No te exijas más de lo que puedes hacer. Procura dormir 8 horas en la noche y durante el día toma siestas siempre y cuando lo necesites.

Relaciones sexuales en la semana 15 de embarazo

Mantener relaciones sexuales no daña en lo absoluto al feto: de hecho, el bienestar sicológico y físico que experimentas durante las relaciones es positivo para el bebé. En esta etapa de tu embarazo es cuando con más plenitud puedes mantenerlas, así que aprovecha y disfruta con tu pareja, del amor, del embarazo y del sexo.

Cuarto acogedor
Un cuarto tierno y acogedor con todo lo necesario para esas primeras etapas de la vida de un bebé es lo más importante en la decoración infantil

Entorno familiar

Si no eres primeriza y ya hay otros niños en la familia, sería conveniente le comunicarás van a tener un hermanito o hermanita, y les hagas participes de los preparativos a lo largo del proceso. Así se sentirán seguros: puedes darles tareas sencillas como aportar ideas para el nombre del bebé, solicitarles opinión sobre la decoración de la habitación del futuro bebé, y comentarle cuantos juegos podrá compartir con su hermanito menor.

Sabías que en la semana 15 de embarazo

Si tu estado de ánimo varía entre la alegría, la tristeza, la ansiedad y la paz, todo es producto del incremento hormonal que ahora experimentas. Pero estos influyen también en el feto. Por ello, trata de mantenerte lo más estable posible desde el punto de vista emocional, de forma consciente.

La estructura ósea y muscular del feto es en su mayoría cartílago todavía. Por ello, sus huesos y articulaciones son muy  elásticos y se pueden estirar y deformar sin consecuencias. Esto es un gran mecanismo de protección contra traumatismos y de cara al parto. Por la misma razón, la capacidad del feto para restañar las heridas rápido y sin cicatriz es sorprendente.

pareja esperando un hijo
A partir de la semana 15 de embarazo experimentarás cambios en tu cuerpo, pero además es una etapa en la que te sentirás con mucha energía y necesitas el máximo apoyo de la pareja

Así que nuestro mejor consejo es… cuídate, disfruta de tu gestación, asiste a consulta y tu embarazo transcurrirá de manera normal, sin preocupaciones ni contratiempos. Es una etapa maravillosa de tu vida, disfrútala a plenitud.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Cargando…