Semana 12 de embarazo

Ya a partir de la semana 12 de embarazo, que marca el final del primer trimestre, comenzarás a notar que los síntomas desagradables de la gestación que hasta ahora te torturaban comienzan a menguar. Este respiro te permitirá disfrutar un poco más cómodamente de tu embarazo y acumular fuerzas para el tercer trimestre, que como conclusión de esta etapa de tu vida te impondrá nuevos retos.

Embarazo de 12 semanas
En la semana 12 del embarazo,termina el primer trimestre y van despareciendo la mayoria de los malestares iniciales

Pero, por el momento, relájate y usa tus nuevas energías para preparar todo para la llegada del pequeñito que crece en tu interior.

El desarrollo fetal en la semana 12 del embarazo

Aunque es todavía muy chiquito, es un bebé completo en miniatura. El feto mide ahora unos 5.7 centímetros y pesa alrededor de 14 gramos inglés . El período verdaderamente crítico del desarrollo de tu pequeño está llegando a su fin. Al final de esta semana, todas las partes del cuerpo estarán presentes; incluso los órganos sexuales ya se han desarrollado. Pero, una vez más, aún es demasiado temprano para conocer con total seguridad el sexo por la ecografía.

Poco a poco va adquiriendo las proporciones correctas, ya asoman sus uñitas en manos y pies y se mueve mucho. Este baile constante no será  perceptible aun por ti, pero en aproximadamente cuatro semanas más será un movimiento que te acompañará constantemente… y a veces no te dejará dormir.

Desarrollo fetal semana 12 de embarazo
En la semana 12 de embarazo el periodo verdaderamente crítico del desarrollo de tu pequeñín está llegando a su fin porque la mayor parte de los órganos de su cuerpo ya están desarrollados

Los órganos

Sus movimientos respiratorios ya son evidentes, mientras sus intestinos crecen muy aprisa: ya en el feto de 12 semanas comienzan a desplazarse hacia la cavidad abdominal. Los tareas que deben realizar sus jóvenes órganos se tornan más complejas: ya el hígado secreta bilis y los riñones producen orina y la almacena en la vejiga. Su corazón late aprisa, al doble que el tuyo: su ritmo cardiaco llega a las 160 pulsaciones por minuto.

Los sentidos

Ya a esta altura su rostro ha alcanzado casi su forma definitiva. Los ojos están más cerca entre ellos y se desarrolla el cristalino, aunque sus párpados ya formados estarán cerrados hasta el final del segundo semestre, para proteger el proceso de desarrollo de su visión. Las orejas, a los lados de la cara, casi han adoptado su posición final.

Ya hay algunos reflejos en marcha: si tocas tu vientre se moverá, aunque todavía no lo percibas. En esta semana se desarrolla también el reflejo de la succión, vital para alimentarse cuando nazca.

Sistema nervioso

Sus neuronas se están multiplicando a pasos de gigante y se establecen conexiones entre su cerebro y sus músculos. Ya puede cerrar los dedos de sus manos, curvar los deditos de los pies, y apretar los músculos alrededor de los ojos a voluntad, mientras la hipófisis está segregando muchas hormonas necesarias para su desarrollo.

Los genitales

Según la dotación cromosómica XX para las hembras y XY para los varones comenzarán a conformarse las características femeninas y masculinas en el feto de 12 semanas. Ya en esta semana se ha formado el clítoris, los labios mayores y menores en las niñas.  Si es un varón está comenzando a formarse el escroto y el glande. Se podría establecer el sexo fetal precoz pero es mejor esperar 4 semanas más.

Feto semana 12 de embarazo
En la semana 12 de embarazo ya el feto poco a poco ha ido adquiriendo las proporciones correctas, ya asoman sus uñitas en manos y pies y se mueve mucho

La madre en la semana 12 del embarazo

El útero te ha crecido lo bastante como para abultar por encima de la pelvis, y el médico puede palpar la parte superior del mismo mientras explora externamente tu abdomen.

Durante la 12 semana del embarazo numerosas mujeres refieren que las uñas se fortalecen, le crecen más rápido y el cabello es más brilloso y copioso. Por otra parte la piel se ve más radiante y lozana, por lo que te dirán que estas más guapa aun sin saber que estás embarazada.

A estas alturas del embarazo puedes haber notado que tu piel está cambiando. Por una parte las aréolas se hacen más oscuras,  pero también puede haber aparecido ya el cloasma del embarazo o melasma. Son manchas más oscuras, irregulares  fundamentalmente en tu cara, también se le llama máscara del embarazo.

Los cambios hormonales que acontecen durante el embarazo, asociado a la exposición al sol, son factores que activan los melanocitos, encargados de la pigmentación de la piel y  pueden ser causas de ese cambio en la pigmentación. La buena noticia es que estas manchas en la piel cuando están asociadas al embarazo, en la mayoría de las ocasiones desaparecen al poco tiempo después del parto, pero en otras mujeres son muy resistentes y requieren de tratamientos para su eliminación. La mejor profilaxis es evitar la exposición al sol por periodos prolongados sin protección.

Como tu cuerpo va cambiando, hay buenas posibilidades de que te notes rara, gorda, y a veces más guapa o más fea. Depende de tu estado de ánimo, que puede cambiar muy frecuentemente. Otra vez, las hormonas son las culpables.

A las 12 semanas de embarazo es normal que hayas subido alrededor de 2 kilos, pero si estás entre un 0,91 y 2,72 kilos de aumento de peso es considerado también como normal.

Exámenes y pruebas complementarias durante la semana 12 de embarazo

Alrededor de las doce semanas de embarazo es el momento de la primera de tres ecografías que debes realizarte a lo largo del embarazo. Dependiendo de los servicios de salud tanto públicos como privados podría haberse realizado otra ecografía en las semanas anteriores.

Esta ecografía en la semana 12,  permite establecer con precisión la edad gestacional del feto y establecer una fecha más aproximada para el parto. Y sí que es muy tentativa: solo en un 5% de los casos  da a luz en la fecha prevista, así que no hagas planes demasiado ajustados. Esta prueba si es muy confiable para observar las manos y los pies del feto. También permite conocer si la columna y el desarrollo del cerebro marcha bien, que su estómago tiene fluido en su interior y que la vejiga está formada.

Esta prueba es determinante para saber si el feto es viable o no y medir el grosor del pliegue nucal, la zona detrás del cuello del feto, como parte del triple screening. Esta medición se  considera un indicador de alteraciones genéticas tales como el síndrome de Down o el síndrome Turner. Si el grosor es mayor a tres milímetros –que es la media normal en la doceava semana de gestación- puede existir mayor riesgo de anomalías genéticas. En este caso, el médico puede indicar una amniocentesis en la semana 15 de embarazo, o una biopsia corial, para confirmar el diagnóstico

Aunque esta prueba no es concluyente un resultado positivo indica la necesidad de realizar una amniocentesis o biopsia corial para estar 100% seguros de que todo va bien con el feto. No se indica en la totalidad de los casos, pues hay cierto riesgo de que la amniocentesis pueda provocar aborto.

Malestares y complicaciones en la semana 12 de embarazo

No todo son malas noticias: en el 60% de las gestantes las náuseas desaparecen en esta semana y solo persisten en un 30% de las embarazadas hasta la semana 16 del embarazo. Solo el 10% de las embarazadas tiene náuseas de cuando en vez hasta el final de la gestación.

Acidez y reflujo gástrico en la semana 12 de embarazo

En esta semana lo más significativo es la acidez: esa sensación de quemazón que sientes desde la mitad del pecho hasta la garganta. Muy común durante el embarazo, es una combinación de los cambios físicos y hormonales que estás sufriendo: las hormonas relajan la válvula que delimita el esófago del estómago y los ácidos gástricos suben hacia el esófago. Esto se agudiza cuando estás acostada, causando una sensación muy desagradable que te impide dormir y te quita el apetito.

Trata de elevar la cabecera de la cama para impedir estos reflujos y evita los alimentos y bebidas que pueden generar este malestar: las gaseosas, el alcohol, la cafeína, el chocolate, los cítricos, el tomate, la mostaza, el vinagre, las carnes procesadas, la menta, el ají, las frituras y las grasas en exceso.

Dividir las comidas en pequeñas porciones varias veces al día, comer despacio y masticar muy bien cada bocado puede también ayudarte, pero si la acidez es un problema muy molesto hay antiácidos de venta libre para embarazadas. No obstante, siempre pide consejo a tu médico.

Aversión al olor de determinados alimentos en la semana 12 de embarazo

Olores como el del brócoli, el ajo y muchos otros pueden hacerte sentir mal y quitarte las ganas de comer: el sentido del olfato se desarrolla mucho en este período. Algunas teorías y creencias dicen que esto se debe a que la gestante rechaza aquello que su cuerpo le indica que le puede caer mal, pero no se sabe a ciencia cierta el porqué de este comportamiento.

Congestión nasal en la semana 12 de embarazo

El aumento de los niveles de progesterona puede provocarte congestión nasal y pequeñas hemorragias nasales. Esta hormona promueve una mayor irrigación sanguínea de la piel y mucosas, por lo que estas molestias no deben preocuparte en exceso. Para aliviar las molestias puedes aplicarte en las fosas nasales solución salina, pero no emplees ningún medicamento contra la congestión si tu médico no te lo receta.

Turgencia y sensibilidad de los pechos en la semana 12 de embarazo

Tus pechos pueden seguir aumentado durante esta semana por efecto de la progesterona, con oscurecimiento de las areolas y aumento de sensibilidad. Usa un sujetador adaptado a tu nueva talla preferiblemente, sin aros y de algodón.

Los embarazos múltiples en la semana 12 de embarazo

Aunque no se considera como tal una complicación del embarazo, el embarazo múltiple es mucho más proclive a presentar dificultades. En los últimos años este tipo de gestación ha crecido, debido al empleo de técnicas de reproducción asistida y un aumento de la edad de las madres gestantes.

Aunque ya a partir de las 8 semanas se puede diagnosticar el embarazo múltiple, si esperas varios bebés debes extremar el cuidado de tu alimentación y llevar un riguroso seguimiento médico, pues hay mayor riesgo de complicaciones en el desarrollo del embarazo y un mayor número de probabilidades que tengas un parto prematuro.

Cuidados y actividades especiales en la semana 12 de embarazo

El aumento de tu volumen sanguíneo hace más sensible a tus encías, por lo que es normal que sangres cuando te cepillas o usas hilo dental. Aunque desconcertante, es completamente normal. Debes de extremar tu higiene bucal, pues las gestantes son más proclives a desarrollar caries.

Cuidados de la piel en la semana 12 de embarazo

Con el aumento del flujo sanguíneo y las hormonas tus glándulas sebáceas estarán más activas, por lo que tu piel lucirá fresca y sana…pero esta acumulación de grasa puede provocarte algún acné. También se produce una hiperestimulación de unas células de la piel relacionadas con la pigmentación, llamadas melanocitos.

cloasma de embarazo
La llamada máscara del embarazo o cloasma hace su aparición porque los melanocitos son hipersensibles, por lo que debes adoptar todas las medidas para la protección de la piel

Tus pecas y lunares lucirán más oscuros pero podrían aparecer nuevas manchas irregulares oscuras, fundamentalmente en la cara llamado cloasma del embarazo, es lógico que te aconsejemos evitar tomar sol por tiempos prolongados y emplear siempre medidas de protección.

Mejor apetito en la semana 12 de embarazo

Por suerte, para esta semana el apetito debe haber regresado. Y no es, como dice la creencia popular, que “el bebé tiene hambre”: eres tú, que pasada las náuseas y los vómitos matutinos reclamas más alimentos que lo usual.

Aprovecha y come lo suficiente sin dejar de mantener una dieta saludable. No necesitas “comer por dos”, pero si bien y balanceando los nutrientes.

¿Qué comer? Pues hidratos de carbono que encontrarás en los arroces, las pasta y los cereales (estos últimos, si son integrales, mejor); proteínas en las carnes y pescados, siempre bien cocinados; varias porciones de frutas frescas, no menos de 4 piezas al día. Y las imprescindibles verduras y hortalizas en tus ensaladas favoritas.

La dulzura de la fruta puede hacer que algunas verduras sean menos atractivas
El grupo de las frutas y vegetales en la alimentación del niño garantiza la mayor parte de las vitaminas y minerales que tu hijo requiere

Reduce o elimina el consumo de grasas y comida frita. Así mismo debes evitar las comidas rápidas, los bocadillos a la hora de acostarte, la bollería y las harinas refinadas. Es fundamental la ganancia de peso, pero de forma moderada y constante durante todo el embarazo.

Hidratación en la semana 12 de embarazo

Tomar mucho líquido durante las comidas es un error, pues contribuye a la hinchazón. Lo ideal es beber agua entre comidas, entre 8 a 10 vasos diarios. Si la acidez te molesta, mastica algo duro después de comer: eso estimula las glándulas salivales, y la saliva neutraliza los ácidos gástricos. Para que la comida te caiga bien, come al menos 2 horas antes de acostarte.

Debes estar atenta a síntomas como la debilidad o el cansancio extremo, pues pueden indicar que tienes anemia. Tu médico puede descartar esa contingencia, además de recetarte suplementos de hierro o ácido fólico.

Tienes que dedicarte un tiempo a ti
Llevar toda la responsabilidad de ser madre requiere de gran dedicación y entrega, el descanso en la medida de lo posible es fundamental

Sueño y relajación en la semana 12 de embarazo

A las 12 semanas aun el vientre no te molesta, dormir acostada en tu lado izquierdo sobre varias almohadas o un almohadón de embarazo en forma de cuña es ideal para un buen reposo. También puede que desees elevar la parte superior del cuerpo, pues así los ácidos estomacales no subirán a tu esófago y la digestión se facilita.

Es en extremo común que las embarazadas tengan sueños extraños, o noches llenas de pesadillas. La culpa la tiene la ansiedad respecto al bienestar del bebé y el estrés. Esto puede convertirse en un círculo vicioso donde mientras peor duermes más te alteras y menos puedes dormir: comparte tus miedos con familiares y amigos y verás cómo estos son infundados.

Sabías que… en la semana 12 del embarazo…

Si es tu primer bebé aún es pronto para cambiar a la ropa de maternidad, pero la ropa que usabas antes va a apretarte bastante, en especial en la cintura, que se ha ensanchado mucho. Selección opciones que no te ajusten en demasía, como los vestidos… y ve preparando tu ajuar materno para los próximos meses.

La semana doce es un buen momento para comenzar o continuar practicando los ejercicios Kegel de fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico. Se considera que es muy conveniente para la mujer tanto antes, durante como después de un embarazo.

Además de tu pareja, asegúrate de tener una red de apoyo de familia, vecinos y amigos atentos a estar contigo, apoyarte en tus momentos de inquietud y venir rápido en tu auxilio ante cualquier emergencia.

También es importante en las 12 semanas de embarazo…

El apoyo y comprensión de la pareja durante el embarazo es una bendición para la embarazada porque la ayudará a enfrentar esa etapa de preocupaciones con una mayor seguridad. Un beso, una caricia, un masaje relajante son formas de manifestar que comprendes la significación de esa etapa de su vida y que estas a su lado incondicionalmente.

Disfruta con tu parea de momentos únicos
Disfruta con tu pareja esta bella etapa del embarazo

Ahora que te sientes mejor y si eso no te tensiona demasiado, puedes emplear el tiempo disponible en organizar un presupuesto para los gastos del bebé en los próximos meses. La planificación hará que ganes en confianza y no te alteren los imprevistos.

Desde Canal Chupete te seguiremos acompañando en el segundo trimestre de tu embarazo, seguimos avanzando en el hermoso camino hacia la maternidad.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Cargando…