Semana 4 de embarazo

La semana 4 de embarazo, se corresponde con otro hito en el desarrollo de tu hijo la implantación en el útero. En caso de estar embarazada al final de esta semana tu menstruación no aparecerá y si te realizas una prueba de embarazo puede ser que ya sea positiva. ¡Excelente noticia para una pareja que desea tener un descendiente!

Diagnóstico positivo de embarazo
La mejor garantía de un hijo saludable es la atención que se realiza en la consulta preconcepcional y en el seguimiento del embarazo, antes y después del diagnóstico de embarazo

También en esta cuarta semana la madre podría manifestar sus síntomas iniciales de embarazo y podría aparecer el renombrado sangrado de implantación. Tu cuerpo comenzará paulatinamente a cambiar y a adaptarse morfológicamente y fisiológicamente a la formación y desarrollo de una nueva vida.

Semana 4 de embarazo o semana del dos

Al concluir la semana 3 de embarazo el blastocisto había llegado al útero y había comenzado la implantación, adhiriéndose a la capa endometrial la que mediante los cambios hormonales se había preparado para recibirlo. Durante la semana 4 de embarazo se produce una mayor penetración del blastocisto y se establece la circulación útero-placentaria.

Retos del embrión en la semana 4
En solo quince días de existencia del inicio de una nueva vida el concepto ha tenido que enfrentar retos importantes: la multiplicación, recorrer el trayecto desde las trompas de Falopio al útero y ahora en la semana 4 la implantación

La semana 4 de embarazo es también conocida como semana del dos, porque numerosos cambios que acontecen en el blastocisto se caracterizan por generar dos productos.

  • El trofoblasto se diferencia en dos capas: citotrofoblasto y sincitiotrofoblasto.
  • La diferenciación del embrioblasto da origen a la formación del: epiblasto y el hipoblasto.
  • Mesodermo extraembrionario: somatopleura y la esplacnopleura.
  • También se forman dos cavidades: la amniótica y la del saco vitelino.

¿Cómo se produce la implantación?

Ya de por si el blastocisto tenía dos partes una interna que dará origen al embrión llamada embrioblasto y otra externa llamada trofoblasto. Esta última se diferencia en dos capas una más externa llamada sincitiotrofoblasto y otra más interna conocida como citotrofoblasto.

Sincitiotrofoblasto

Esta capa es la responsable de que la penetración en los tejidos maternos, provocando la erosión de los mismos. En el día 9 después de la fecundación se producen lagunas en este sincitiotrofoblasto, posteriormente continua su penetración en los vasos sinusoidales de la madre la sangre materna pasa a la red de lagunas del sincitiotrofoblasto y se inicia así la rudimentaria circulación útero-placentaria. Esto sucede al concluir la cuarta semana.

Citotrofoblasto

Al concluir la semana 4 de embarazo el blastocisto está incluido por completo en el útero materno.  Esto ha sido posible porque el citotrofoblasto ha dado origen a la formación de columnas celulares. Estas células penetraron en el sincitio para dar lugar a la formación de las vellosidades coriales primarias. La erosión que puede haber dado origen al sangramiento de la implantación ha cicatrizado y la mucosa está completamente recuperada.

Implantación embrionaria
La implantación del embrión se produce durante la semana 4 de embarazo y de esta forma comienza a alimentarse de la madre

Etapas de la implantación

Para numerosos autores la implantación del blastocisto en el útero se puede dividir en dos fases o etapas.

Etapa de contacto

Entre los 5 y 7 días después de la fecundación se inicia la implantación en el útero del blastocisto.  El endometrio está preparado para recibirlo y dispone de una capa muy esponjosa y mullida que le permite su alimentación. Con las condiciones que se han creado mediante la acción de las hormonas, el blastocisto tiene la posibilidad de unirse firmemente al epitelio uterino.

Penetración

Durante el proceso de penetración el blastocito atraviesa la mucosa interna del útero y llega a la próxima capa llamada estroma. Este proceso es conocido como nidación y ocurre entre los 12 y 16 días posteriores a la fecundación.

Para que la nidación se produzca se erosionan los tejidos maternos y es lo que puede dar origen al sangramiento de implantación. Al concluir ya la semana 4 de embarazo el blastocisto está completamente incluido en las capas uterinas más internas.

Durante todo este proceso de implantación, el blastocisto aumenta de tamaño, crece y va adquiriendo una organización funcional y estructural más compleja.

Si la implantación no es en el útero podría ser un embarazo ectópico…

Aunque la implantación generalmente ocurre en el útero, hay ocasiones en que no llega a su destino y podría comenzar a desarrollarse en otras zonas no preparadas para albergar un embrión. En estos casos se presenta un embarazo ectópico.

Implantación fuera del útero
En la semana 4 de embarazo en que se produce la implantación, la misma puede ocurrir fuera del útero y se llama embarazo ectópico

En la gran mayoría de las ocasiones (98%) esta implantación fuera del útero se realiza en una de las trompas de Falopio, pero en otras se localiza en ovarios, en el fondo de saco abdominal o en el cuello uterino.

Aunque la tasa de presentación de esta complicación es menor al 1%, su importancia radica en la gravedad y urgencia de atención que la misma requiere. De no ser atendida oportunamente puede provocar ruptura de la trompa, hemorragia y hasta muerte materna. Implica además la pérdida de embrión.

Cambios impresionantes en el desarrollo del embrión

En esta semana cuarta de embarazo y segunda de desarrollo embrionario, el blastocisto pasa en solo 7 días  de una agrupación de células a una estructura diferenciada con células externas que darán origen a la placenta y las membranas y las internas constituido por tres láminas de tejido embrionario que serán el origen de los diferentes órganos y tejidos.

Un periodo de gran sensibilidad a las malformaciones

El rudimento fundamental de tu bebé ya se está formando en la semana 4 de embarazo, es extraordinariamente sensible a los efectos negativos de agentes externos y puede a partir de aquí tener efectos muy negativos en su desarrollo y provocar malformaciones.

Todavía el embrión es tan pequeño que no puede ser observado mediante el ultrasonido, mide menos de 1 milímetro.  Solo podría ser observado el saco como un anillo con dos paredes.

¿Cómo responde el útero a la implantación?

Después que se produce la ovulación se forma el cuerpo lúteo y este a su vez es fuente de estrógenos y progesterona que actúan sobre el endometrio. Este se engrosa, aumenta de tamaño, la membrana se sensibiliza y se crean las condiciones propicias para que 6 o 7 días posteriores a la fecundación se produzca la inserción del blastocisto en la mucosa endometrial. La implantación finaliza alrededor del día 12 después de la fecundación.

Estos cambios endometriales son consecuencia de la acción directa de las hormonas ováricas: estrógenos y progesterona. El útero produce diversas sustancias químicas y factores estimuladores del crecimiento. Estos a su vez influyen en la proliferación y diferenciación celular.

En esta semana 4 de embarazo comienza la circulación útero-placentaria, que facilita el paso de los nutrientes y el oxígeno de la sangre de la madre al feto.

¿Cómo se alimenta el embrión en la cuarta semana de embarazo?

La madre es la que alimenta al ovocito en sus diferentes estadíos. A partir de su estadio como mórula el embrión se alimenta de tres fuentes fundamentales. Ellas son:

  • Secreciones de la trompa de Falopio correspondiente a la fecundación y la mucosa uterina. Las mismas son ricas en carbohidratos, lipoproteínas y otras fuentes de alimentos. Esta será su alimentación básica hasta el inicio de la implantación.
  • Una vez que comienza la implantación se suma otro componente en la alimentación del embrión y está dado por los restos de tejido uterino que se ven dañados durante este proceso.
  • A partir de esta semana con el desarrollo rudimentario de la circulación útero-placentaria se adiciona la sangre materna como un componente esencial en la alimentación del embrión.

¿Por qué se puede producir sangramiento asociado a la implantación?

Coincidiendo con la implantación en algunas mujeres se puede producir un sangrado ligero alrededor de los 12 días posteriores a la fecundación o sea cuando casi se debía de presentar el sangramiento correspondiente al nuevo ciclo menstrual en caso de no estar embarazada.

Es un sangramiento de color rosado claro con algunos puntos un poco más oscuros, poco abundante y por lo general solo dura uno o dos días. No tienes nada de qué preocuparte es normal que se presente en algunas mujeres y están asociados a la alta invasividad que provoca la implantación sobre el  útero.

Si se presenta un sangramiento intenso, de color rojo, con dolor agudo, y otros síntomas como calambres, fiebres u otras molestias, debes acudir al médico de inmediato.

Embarazada de 4 semanas
Al final de la semana 4 de embarazo se puede producir la ausencia de menstruación y en muchas ocasiones es el primer signo de gestación

Ausencia de menstruación, un indicio de posible embarazo

Esta cuarta semana de embarazo se corresponde con la última semana del ciclo menstrual, por lo tanto en caso de haberse producido un embarazo no presentarás el periodo de sangramiento habitual.

Esta ausencia de menstruación, en la mayoría de las ocasiones es el primer indicio que te hará sospechar de un posible embarazo. Si además has tenido algunos de los síntomas que describiremos posteriormente será una evidencia aún más significativa.

Aunque tu futuro hijo solo tiene dos semanas de vida ya ha tenido que enfrentar grandes retos: ha sufrido cambios muy significativos desde que se unieron el óvulo y espermatozoide, se ha modificado su tamaño, estructura y recorrió un largo camino desde la trompa de Falopio hasta el útero.

Fue capaz de sobrevivir y llegar a los tejidos uterinos maternos y a los vasos sanguíneos para tener tu sangre como fuente de alimentación y de vida en las 36 semanas restantes de embarazo.

¿Si no se presenta la menstruación significa que estoy embarazada?

La ausencia de menstruación es uno de los signos más característicos de la presencia de un embarazo, pero no siempre es así, ya que hay diferentes enfermedades que pueden provocar la amenorrea o ausencia de menstruación.

Las alteraciones en la producción y liberación de las hormonas relacionadas con la ovulación y los ciclos menstruales pueden dar origen a ausencia de menstruación. Si mediante la prueba de embarazo no confirmas la gestación y tienes dos ausencias o retrasos en tu menstruación debes de ser evaluada por un especialista y así llegar al diagnóstico y tratamiento de las causas de la amenorrea.

Síntomas iniciales
En la semana 4 de embarazo se puede experimentar una mayor sensibilidad a los olores y sensación de rechazo a algunos alimentos

¿Puede haber síntomas de embarazo antes de la ausencia de menstruación?

Los efectos de la implantación del embrión muy rápidamente se pueden sentir. Esto es debido a la acción hormonal que prepara al útero para recibir al blastocisto y al organismo para el mantenimiento del embarazo.

Lo anterior es muy variable y no en todas las mujeres se manifiestan síntomas tempranos de embarazo, en otras desde que se produce la implantación aparecen los primeros síntomas.  Es muy común que no aparezca ningún síntoma y que sea la desaparición de la menstruación el primer indicio de embarazo.

Las manifestaciones iniciales del embarazo son muy similares a los síntomas premenstruales y, como muchas veces ocurre antes de que baje el periodo, resultan bastante difíciles de distinguir. Si no presentaras síntomas y te falta la menstruación no significa que no estás embarazada. Numerosas mujeres no evidencian síntomas iniciales de embarazo mientras que otras lo manifiestan de una forma muy intensa.

¿Cuáles serán los primeros síntomas que puedo sentir en caso de estar embarazada?

Los embarazos son muy únicos y diferentes en cada mujer y entre cada gestación. Así que no te extrañes que mientras algunas féminas sienten síntomas muy manifiestos desde las etapas iniciales, otras solo sospecharán su nuevo estado cuando le falte la menstruación.

Algunas mujeres comienzan a tener manifestaciones desde que se produce la implantación del embrión en su útero a tan solo 6 o 7 días posteriores a la fecundación. La mayoría los presenta  a partir de la cuarta semana mientras que otras no sentirán síntomas indicativos de embarazo.

Molestias abdominales
Numerosas mujeres no presentan ningún síntoma en la semana 4 de embarazo, otras desde las etapas iniciales pueden manifestar molestias similares a los dolores menstruales

En la gran mayoría de mujeres, los síntomas iniciales del embarazo aparecen a partir del final de la tercera o en la cuarta de embarazo, que sería equivalente a  los primeros 7 a 14 días de desarrollo del concepto. Los más frecuentes son:

Cambios en los pechos

Los pechos se vuelven más grandes y sensibles, notaras que las aréolas y los pezones comienzan a  oscurecer.

Aumento del flujo vaginal

Puede presentarse un aumento de las secreciones cervicales, serán de color blanquecino, no tendrán mal olor y será ligeramente espeso. Esto dará origen posteriormente a la formación del tapón mucoso.

Sangrado vaginal leve y de corta duración

Este sangrado se puede presentar entre los 7 y 12 días posteriores a la fecundación y se debe a la implantación del embrión en los tejidos uterinos.

Sensación de cansancio y sueño

Numerosas embarazadas refieren cansancio en los primeros días de la gestación esto lo explica los cambios fisiológicos y las adaptaciones de su organismo a su nueva condición.

Aversión y antojos por algunos alimentos

En los inicios del embarazo se puede sentir los cuestionados antojos o ir al extremo de rechazar otros alimentos. La hormona hCG es la que se asocia a  estas manifestaciones sensoriales.

Aumento en la percepción de olores específicos

El sentido del olfato se hace mucho más sensible a olores que antes no te resultaban familiares, en ocasiones le resultan altamente desagradables.

Sensación de plenitud abdominal

Puedes sentir una sensación de vientre inflamado o hinchado, asociado a la retención de líquidos y los cambios hormonales.  Es similar a la que puedes sentir antes de la menstruación.

Aumento de los deseos de orinar

Los cambios hormonales provocan una mayor irrigación sanguínea a la región pélvica aumentando los deseos de orinar.

Aumento de la temperatura basal

La temperatura basal se eleva en al menos un grado centígrado.

Cambios de humor

Los cambios hormonales también conducen a modificaciones en el estado anímico, pudiendo ser muy variable en la semana 4 de embarazo. Lo mismo puedes estar triste que molesta por cosas intrascendentes o por el contrario sentir gran sensibilidad y emotividad.

¿Me funcionarían las pruebas de embarazo de uso doméstico en la semana 4?

En la semana cuarta de tu embarazo ya se está produciendo la hormona Gonadotropina Coriónica o hCG. Sus niveles pueden ser detectados en la sangre de la madre en laboratorios especializados.

La mayoría de los métodos diagnósticos de embarazo para emplear en casa se basan en la determinación de la hCG en orina. Es altamente probable que en la cuarta semana de embarazo si te da positiva puedas estar embarazada, pero si te da negativa todavía no puedes descartar la posibilidad de embarazo.

Lo recomendable es que ante un retraso de la menstruación  y un diagnóstico negativo te la repitas 4 o 5 días con posterioridad,  y si volviera a salir negativa es muy probable que no estés embarazada.

El comienzo de un recorrido de 36 semanas más…

En la semana 4 de embarazo, inicias un recorrido largo y complejo durante 36 semanas tanto tu como esa semilla de vida que se desarrolla en tu interior. En los inicios de este trayecto te enfrentas a una de las etapas más vulnerables y donde los agentes tóxicos podrán ejercer un efecto muy desfavorable en el desarrollo del pequeño.

Llevar un estilo de vida saludable, alejar las drogas, el alcohol, el tabaquismo son pequeños sacrificios que tu hijo te agradecerá por siempre. El desarrollo saludable de tu hijo dependerá en gran medida de la forma en que tú seas capaz de apoyarlo desde etapas tan tempranas de su vida.

Embrión de 4 semanas de embarazo
En la semana 4 de embarazo o segunda semana después de la fecundación se desarrolla el disco germinativo a partir del cual emergerá el cerebro, el cordón espinal y el corazón del embrión

¿Cuándo dar la noticia del embarazo?

Esto será un decisión muy personal de la pareja y relacionada con las tradiciones y cultura de cada familia.

Lo más usual es que a los familiares más allegados y amigos más íntimos se les mantenga al tanto de todos los pormenores desde que se hace el test de embarazo y da positivo. Pero en el ámbito laboral y social por lo general no se comparte la notica hasta la semana 12 de embarazo cuando ya el riesgo de aborto espontáneo disminuye.

Si tu trabajo te expone a situaciones peligrosas para tu embarazo, pues no se puede aplicar este criterio e inmediatamente que tienes un resultado confirmado de embarazo, deben de modificarse las condiciones laborales.

En este trayecto hacia el nacimiento de tu bebé disfrutarás de experiencias únicas e inolvidables, de momentos muy emotivos cuando sientes por primera vez sus latidos cardíacos o cuando cada patadita en tu vientre es una demostración de su vitalidad. Las ansiedades, angustias y preocupaciones tampoco te faltarán. En todos ellos Canal Chupete estará a tu lado. ¡Disfruta tu embarazo, es un maravilloso regalo de la naturaleza!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…