Niños de 1 a 2 años: desarrollo físico y psicológico

Estudios neurológicos han demostrado que el desarrollo físico y psicológico de los niños de 1 a 2 años desempeña un papel clave en la vida de los infantes. Desde que los bebés nacen, comienzan a percibir y conocer todo acerca del mundo que los rodea, por tanto, su desarrollo emocional, social y físico impactará definitivamente en el adulto en que se convertirá. Comprender esto es muy importante: la atención que reciba en sus primeras etapas de vida, maximizará su bienestar futuro.

Ninna de un anno
Los niños pequeños necesitan aprender las reglas de comportamiento aceptadas

Y es que, desde el momento de la concepción y en lo adelante, el niño se regirá por un “calendario madurativo” pasando por diversas etapas determinadas biológicamente. En su trayectoria influirán muchos factores, como son las relaciones afectivas que establezca con sus padres y el entorno, la interacción con su medio y la estimulación temprana  a la que esté sometido.

Indicadores del desarrollo físico y psicológico en niños de 1 a 2 años

Vigilar el desarrollo físico y psicológico de los niños de 1 a 2 años en cada etapa es fundamental para atajar, precozmente, aquellos trastornos que puedan repercutir en su evolución.

Dar el primer paso, sonreír por primera vez o mover la mano para saludar, se consideran indicadores de desarrollo. Y es que estos se reflejan en las acciones que la mayoría de los niños pueden realizar a una determinada edad y se perciben, por ejemplo, en su forma de jugar, de hablar, de comportarse y de moverse.

Al niño de 1 año de vida se le denomina deambulador, pues se caracteriza por una conducta predominantemente motora. Buscan la independencia, desplazarse libremente, tocar, manipular y explorar el medio que lo rodea, y es por eso que se insiste en la necesidad de que el adulto que se encuentre a su cuidado esté atento a todas las iniciativas del pequeño.

Ya, en el segundo año de vida, los niños son capaces de moverse por sí solos, tienen conciencia de sí y de todo a su alrededor, aumentando, por supuesto, la curiosidad por otras personas y el deseo de explorar nuevos objetos. Mostrarán mayor independencia, se comportarán, en ocasiones, de forma desafiante empleando términos como “no quiero”, “no me gusta”o “no voy” y las rabietas son muy comunes. Además, tratan de imitar constantemente el comportamiento de los niños y adultos que lo rodean.

Los padres juegan un papel tan importante en el desarrollo físico y psicológico de sus niños de 1-2 años. Generalmente, son los primeros en identificar los problemas y orientar a los pediatras en tal sentido. Pero para lograr esto, deben estar muy bien informados sobre lo que el niño debe hacer o no y así, en caso de preocupación, actuar en consecuencia.

Desarrollo físico y psicológico del infante en su primer y segundo año de vida, aspecto por aspecto

Desarrollo psicomotor grueso

Acercándose al primer año de vida comienza la bipedestación (ponerse de pie) y logra mantener el equilibrio cinético con un sostén, que es solo necesario en un principio. A partir de ese momento ya serán capaces de iniciar la deambulación. Al principio requieren de ayuda y después lo haran solos. Las rodillas las mantendrán flexionadas y al desplazarse  lo harán balanceando los brazos para reforzar el precario equilibrio.

Vencida esta primera etapa, todos los días te sorprenderán con algo nuevo y su campo de exploración se ampliará notablemente. Poco a poco y con el transcurso de los meses, demostrará que es capaz de vencer nuevos retos: manipular objetos más grandes, beber solitos en una taza y utilizar la cuchara, caminar, correr y subir o bajar escaleras con la ayuda del adulto. Cuidado entonces, pues pueden ser capaces hasta de utilizar una silla u otro objeto para alcanzar aquello que les interesa.

Avances en el desarrollo motor de niños de 1 a 2 añosMesesMeses
Se mantiene de pie sin apoyos119-16
Camina por sí solo129-17
Apila dos objetos uno sobre otro. Garabatea1410-19
Camina hacia atrás1512-21
Sube escaleras con ayuda1612-23
Da saltos sin moverse del sitio2317-29

Datos tomados de PERSUM

Con dos años, disfrutarán tirando objetos al aire, pateando una pelota, vistiendo y desvistiendo a sus muñecos, en fin, se están haciendo mayorcitos. Y aprovechando esta necesidad que sienten de ser independientes, se debe comenzar con el “dejar atrás los pañales” y motivarlo para que ayude en su aseo y participe a la hora de cambiar su propia ropa.

Desarrollo motor fino

Con 12 o 13 meses los niños tomaran el biberón solo y empezará a manipular la cuchara y el tenedor sin dificultades. A los 15 meses inician el uso del pulgar-índice o “pinza inteligente”, pudiendo, por ejemplo, pasar las páginas de un libro y a los 2 años mejora considerablemente sus movimientos. Ya el niño será capaz de apilar los objetos o quitar la tapa de los frascos, entre otras muchas acciones.

avanza en su juego
Hace una torre de cuatro cubos aproximadamente a los 24 meses lo que es expresión de su desarrollo

En esta etapa, los niños todavía no muestran la predominancia de una mano sobre la otra y esto resulta un dato interesante para los padres. Debe vigilarse si el bebé emplea las dos manos o una sola, pues pudiera ser indicativo de alguna dificultad motora.

Desarrollo visual

En su primer año de vida ya tienen el fondo del ojo formado, por tanto, las lágrimas son normales. Debe alertarse a los padres que son muy comunes las obstrucciones del lagrimal, por lo que deben estar al tanto de esta anomalía. A partir de los 18 meses, la agudeza visual es casi completa.

Es muy importante que ambos ojos reciban por igual los estímulos visuales, para evitar que uno vea más que el otro. De esta manera se previene lo que se conoce como “ojo vago”. A los 14 meses será capaz de mirarse al espejo y reconocerse, entre los 15 y los 18 observará con mucha atención las ilustraciones de los libros y localizará los objetos que se le muestran.

A los 2 años habrá desarrollado las suficientes habilidades para convertirse en un perfecto conocedor de todo su entorno.

Desarrollo auditivo

El niño nace con la capacidad de oír, y esto, por supuesto, lo ayuda a descubrir el mundo circundante. A los 12 meses ya conocerá el significado de algunas palabras y el nombre de sus padres. A partir de los 15 meses señalarán las partes de su cuerpo cuando se las nombran, buscarán los objetos que se les pide e identificarán los sonidos a distancia, y ya a los 18 meses entenderán preguntas sencillas y frases completas. Cuando se les lee un cuento, podrán identificar los personajes y relacionarlos con las imágenes.

El Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD, por sus siglas en inglés), establece una guía para la evaluación del desarrollo auditivo y de comunicación de los niños de 1 a 2 años. En los mismos se establece los hitos fundamentales que se deben alcanzar en esta etapa. Ellos son:

  • Conoce varias partes del cuerpo y puede indicarlas cuando se le pregunta.
  • Sigue órdenes simples (“dame la bola”) y entiende preguntas simples (“¿dónde está tu zapato?”).
  • Disfruta de cuentos, canciones y rimas breves.
  • Señala los dibujos en un libro si se le pregunta sobre ellos.
  • Adquiere nuevas palabras constantemente.
  • Hace preguntas usando una o dos palabras (“¿dónde está?” o “¿tú vas?”).
  • Junta dos palabras (“más sopa” o “jugo no”).
  • Usa diferentes sonidos de consonantes al comienzo de las palabras.

A los 2 años son capaces de cumplir y entender cualquier orden, y hasta bailar con su canción preferida.

Diciendo NO
La palabra favorita en niños de 1 a 2 años es decir NO, sea cuidadoso, no contribuya a la negatividad

Desarrollo del lenguaje

Aunque la etapa de adquisición del lenguaje ya ha comenzado, su preocupación inicial por caminar y explorar, pueden colocar el habla en un segundo plano. Su niño será capaz, en esta etapa, de aprender el nombre de los objetos, comprender las palabras que utilizan los adultos, entender las oraciones emitidas por otros (gramática pasiva) y comenzar a combinar dos palabras (gramática activa). Ya puede decir “papá” o “mamá” (sabiendo lo que significa) y conoce las órdenes “toma”, “ven”, “sí” o “no”.

MesesAvances en la expresión y desarrollo lingüístico en niños de 1 a 2 años
0-12Comprensión de palabras sencillas: entonaciones simples, vocalizaciones específicas

que tienen significado para los que conocen bien al niño

13Primeras palabras habladas reconocibles como parte de la lengua materna
13-18Desarrollo lento del vocabulario: hasta unas 50 palabras
18Eclosión del vocabulario: tres o más palabras aprendidas por semana
21Primera fase de dos palabras
24Frases con varias palabras. La mitad de las expresiones orales del niño/a son de dos o más palabras.

Datos tomados de PERSUM

Alrededor de los dos años ya han ampliado considerablemente su vocabulario, desarrollan el “pensamiento simbólico” (las palabras sustituyen los objetos), saben decir perfectamente su nombre y el de sus padres, y utilizan el lenguaje para expresar sentimientos y comunicarse con otras personas.

Desarrollo afectivo y social

A partir del primer año, el niño puede alejarse voluntariamente de la mamá y aceptar separaciones por lapsos cortos de tiempo. Estos se podrán aumentar de forma gradual. Acuden cuando se les llama, imitan a los adultos en actividades cotidianas e interactúan de manera más activa con otros niños. Les agrada, por ejemplo, examinarse entre sí y proliferan los abrazos y empujones.

De todas formas, como cada niño es un individuo y no se tiene que comportar como el resto, merecen y deben ser tratados de forma particular de acuerdo a sus necesidades, intereses y comportamiento. Por ejemplo, los deambuladores (niños muy activos con un gusto especial por la exploración y la experimentación) deben someterse a ciertos límites para canalizar sus conductas. En estos casos puede dejarse a su alcance solo aquellos objetos de los que podrá disponer sin lastimarse y eliminar lo que no puede caer en sus manos.

A los 2 años el niño no sabe controlar sus emociones ni soporta ser contrariado, y aunque les encanta jugar, no les gusta compartir sus juguetes. Debe reprimirse cualquier comportamiento agresivo, las comunes y desagradables perretas y enseñarles las normas de respeto hacia los demás.

Desarrollo intelectual

Comenzará experimentando, sobre todo, con aquellas cosas que le resultan novedosas e interesantes. Para el asombro de los adultos, sin que nadie los enseñe, seguirán conductas que denotan su potencial desarrollo físico y psicológico: tirar de un objeto que le sirve de soporte para alcanzar otro, halar de un cordel para acercar el juguete de su interés o utilizar un elemento auxiliar como bastón para llegar a otro que no puede alcanzar.

El juego constituye el centro de su vida y el medio fundamental para socializar, aprender y conocer su entorno. Es muy común, por ejemplo, ver a un bebé durmiendo a la muñeca, bañándola o dándole de comer, imitando el comportamiento de los adultos.

También se entusiasma garabateando y les encantan los juegos de construcción, pero todavía con una conducta egocéntrica, o sea, desarrollan el juego en paralelo, no en colectivo.

A los dos años memorizan canciones, aprenden a contar hasta el diez, las letras del abecedario y los colores, y proliferan los famosos “¿por qué?”.

juego al aire libre
Los niños que comienzan a caminar siempre están tratando de ser más independientes, déjalos jugar al aire libre

Propicie el desarrollo físico y psicológico de los niños de 1 a 2 años

Los niños de 1 a 2 años necesitan del soporte de los padres para favorecer su desarrollo. Esta es una etapa fundamental para su desarrollo que repercutirá en su futuro. Puedes hacer mucho para ayudarlos como por ejemplo:

  • Léale a diario y póngale música en sus actividades de rutina.
  • Pídale que busque los objetos y que los llame por su nombre.
  • Enséñele las distintas partes de su cuerpo.
  • Participe con el niño en juegos de asociación, por ejemplo, en los que tenga que clasificar las figuras por su forma o armar rompecabezas sencillos.
  • Háblele mucho y ayúdelo con las palabras que no logra articular completamente.
  • Fomente su independencia tratando de que se vista y coma solo.
  • Reaccione cariñosamente a sus comportamientos positivos y no emplee el castigo excesivo. En su lugar es preferible explicarle cómo debería haber actuado.
  • Cultive su aprendizaje a través del juego y el aprendizaje divertido como cantar, contar, dibujar y otras modalidades que cultiven su desarrollo.
  • Visiten juntos lugares públicos y estimule su curiosidad.
No te descuides
Un niño pequeño se puede ahogar incluso en agua poco profunda en una bañera recuerde que en estos años ocurren más accidentes que en cualquier otra etapa de la niñez

Garantice su seguridad

Los niños de 1 a 2 años, se mueven con mayor libertad, por lo que estará expuesto a muchos peligros. Le recomendamos, entonces, la supervisión permanente y tomar las medidas necesarias para evitar accidentes fatales.

  • El ahogamiento es la causa principal de muerte en estas edades, por tanto, nunca deje al niño cerca de bañeras, estanques, piscinas o el mar. En la casa, por ejemplo, puede colocar barreras en las puertas para limitar el acceso a zonas de peligro o cercados alrededor de piscinas (si se tuvieran).
  • Coloque tapas de seguridad en todos los tomacorrientes. Los niños tienden a introducir los dedos u otros objetos, provocando fatales accidentes.
  • Guarde los objetos punzantes, medicamentos y productos de limpieza en lugares controlados.
  • La silla de seguridad en el automóvil debe colocarla mirando hacia atrás. Según los expertos es la forma más segura de transportarlo, hasta que el niño obtenga un peso y una estatura determinada.
ninna comiendo
La regularidad es la clave, los niños de 1 a 2 años deben tener horas regulares para hacer siestas, dormir, tomar refrigerios y tomar sus comidas

¿Cómo lograr que tu bebé tenga un desarrollo físico y psicológico adecuado?

Además de las medidas previamente expuestas puedes ayudar a tus niños de 1 a 2 años, mediante un conjunto de medidas que promoverán el desarrollo de hábitos saludables y con ello ayudará a su desarrollo psicológico y físico:

  • Ofrézcale agua y leche, elimine las bebidas gaseadas o azucaradas. De ser posible, mantenga la lactancia materna durante este período.
  • La alimentación saludable y balanceada (rica en vitaminas y minerales) logrará que su hijo crezca sano y lo ayudará a adquirir correctos hábitos alimentarios.
  • Si se pone caprichoso para comer, no le pelee. Solo retire el plato sin ofrecerle otros alimentos y posteriormente inténtelo de nuevo.
  • Limite el tiempo que su niño permanece frente al televisor o pantallas electrónicas. Muchos padres utilizan la televisión por horas como la mejor forma de mantener entretenido al pequeño, sin percatarse del daño que les están causando. La Academia Estadounidense de Pediatría lo considera nocivo para los menores de 2 años, pues puede provocar autismo inducido.
  • Si su hijo está en constante movimiento, no lo regañe. El ser más activo mejora su coordinación y lo convierte en un niño más fuerte.
  • Establezca límites, establezca reglas y respétalas.
  • Reconozca y recompense el comportamiento positivo.
Las caídas son una causa importante de lesiones
Use protectores para las esquinas de los muebles en las áreas donde el niñito tenga más probabilidad de caminar, jugar o correr

Alertas de un desarrollo físico y psicológico anómalo

Podría ser que a pesar de tu apoyo y la estimulación temprana, los niños de 1 a 2 años, no tengan el desarrollo normal durante este periodo de tiempo. Algunos de los síntomas más frecuentes que pueden ser signos de alerta son:

  • Si no reacciona ante las lesiones.
  • Cuando tiene una actitud apática, pasiva o falta de motivación.
  • Movimientos anormales o involuntarios.
  • No balbucea ni imita los sonidos.
  • Cuando no se ponen de pie, ni caminan solos.
  • No conoce el significado de las palabras, ni el nombre de sus padres.
  • No es capaz de coger los objetos, o sea, no usa la “pinza inteligente”.

Ante cualquier preocupación o duda sobre el desarrollo físico y psicológico de los niños de 1 a 2 años, los padres o encargados del bebé deben recurrir a un especialista en busca de asesoría.

Ninno de 1-2 annos
El papel de los padres es trascendente en esta etapa para estimular su desarrollo temprano

El bien más preciado para cualquier familia son los hijos. De una infancia sana y feliz, crecerán hombres y mujeres más plenos e inteligentes. Bríndale tu máxima atención desde sus primeros años para que tenga una vida plena y feliz.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…