Semana 31 de embarazo

En el hermoso recorrido hacia la maternidad desde Canal Chupete te hemos acompañado y ya llegamos a la semana 31 de embarazo. El feto ha completado el desarrollo y maduración de los principales órganos y a partir de ahora aumentará su peso hasta duplicarlo.

Embarazada de 31 semanas
En la semana 31 de embarazo la mayoría de los fetos se encuentran en la posición que adoptarán al presentarse el parto

Lo más probable es que ya el feto se encuentre en la presentación que adoptará cuando el trabajo de parto se presente y que su cabeza se encuentre en una posición más hacia abajo en tu útero, que resulta idónea para el parto. Existen algunos que lo hacen más tarde, mientras que otros permanecen con la cabeza hacia arriba cómodamente sentados, durante muchas semanas.

Es casi seguro que la posición que adopte en esta semana sea la que mantenga… porque cada vez le resultará más difícil moverse, voltearse y estirarse. Aún falta tiempo, no te preocupes.

El desarrollo fetal casi se ha completado y a partir de la semana 31 de embarazo aumentará de peso

Durante la semana 31 de tu embarazo, el feto casi logra alcanzar el tamaño que tendrá cuando nazca. Ahora pesa 1500gr y su tamaño puede llegar a los 41 cm. Su cabeza es mucho más proporcionada con relación al tamaño de su cuerpo. A partir de esta semana aumentará rápidamente de peso inglés, duplicando el peso en esta etapa final.

Feto de 31 semanas de embarazo
Durante la semana 31 de embarazo el feto ha ido acumulando grasa, esto hace que sus brazos y piernas se vean torneados y regordetes

En esta semana el feto puede eliminar diariamente un aproximado de medio litro de orina al líquido amniótico. En los días anteriores ha ido acumulando grasa, esto hace que sus brazos y piernas se vean torneados y regordetes. Se hace sentir y te despierta, así dormirás con dificultad. La buena noticia es que estos movimientos indican, que se encuentra muy activo y con una excelente salud.

Desde la semana 30 el bazo deja de producir glóbulos rojos y esta función es asumida por la médula ósea, quien junto con el hígado del feto continúa produciéndolos hasta unas semanas antes del parto en que este último cesa esta función.

Durante el transcurso de esta semana 31 de embarazo, el sistema nervioso del feto continúa madurando. Su sistema digestivo y su sistema respiratorio prosiguen desarrollándose y adquieren mayor funcionabilidad. El esqueleto del feto se encuentra en crecimiento y sus pequeños huesos siguen almacenando todo el calcio, fósforo y hierro que requieren.

Los genitales bien definidos

Si es varón, ahora sus testículos ya descienden hacia el escroto y en muchas ocasiones ya son visibles. Si el sexo del feto es femenino, entonces su clítoris se encuentra casi cubierto por los labios menores y mayores, y son fácilmente identificables unos de otros.

El sistema respiratorio está listo…casi

Aunque el desarrollo pulmonar del feto continúa porque aún no se encuentra lo suficientemente maduro, pero ya se produce el surfactante pulmonar que impide que los pulmones colapsen cuando comience a respirar una vez fuera del útero materno. Ya están casi listos pero aun no logran la  madurez pulmonar requerida.

desarrollo fetal semana 31
En la semana 31 de embarazo el feto tiene una cabeza mucho más proporcionada con relación al tamaño de su cuerpo y a partir de ahora seguirá aumentando de peso

Un acto reflejo vital

El feto ya presenta movimientos reflejos, por ejemplo, es capaz de acercar una mano hacia la cara y mover su cabeza hacia adelante y atrás, hasta de  tomar el dedo pulgar y succionarlo con su boca. Estos actos reflejos, son beneficiosos pues lo preparan incluso antes de nacer para el acto de aferrarse a tu pecho y alimentarse luego del parto.

¿Cómo estará la madre en la semana 31 de embarazo?

Durante la semana treinta y uno de embarazo, tu barriga ha aumentado considerablemente de tamaño. Esto te permite presumir con tu ropa de embarazada, pero por otro lado dormir para ti, en esos momentos se convierte en una tarea bien complicada.

En esta etapa notarás que de tus pechos sale un líquido, no es nada para alarmarse. Lo que estás experimentando es la secreción de calostro, y es una señal positiva, de que tu organismo se encuentra preparándose desde ya para el proceso de lactar. El calostro, es una sustancia rica en grasa y que podrá nutrir a tu recién nacido antes de que llegue la leche como tal a tus pechos.

Si no te ocurre, también es normal, pero de cualquier manera es conveniente que comiences a usar discos absorbentes de algodón, por si el goteo de calostro sucede no te tome desprevenida.

Ahora aumentarás de peso aceleradamente y puedes alcanzar hasta el medio kilo por semana. Cuando alcanzas las 31 semanas, debes haber aumentado aproximadamente 10 kilos y medio, aunque esta cifra puede variar. De forma general es considerado un aumento de peso adecuado el que oscile entre los 9 y los 13 kilos. Si presentas un embarazo de gemelos, tu aumento de peso debería ser entre los 11,5 y 17 kilogramos.

Exámenes y pruebas complementarias a las 31 semanas de embarazo

En semana 31 de tu embarazo, ya es hora de realizarte una ecografía y otros análisis de orina y de sangre. Gracias a la ecografía, el médico podrá ver el crecimiento del feto y si este es el adecuado, también podrá determinar la cantidad de líquido amniótico y si tu placenta ya se encuentra madura o aún no. Si todavía no te has hecho estos análisis, lo más posible es que tu doctor te los oriente pronto.

Acude al médico en el caso de presentar dolores estomacales, o si sientes pesadez en el bajo vientre como si el feto hiciera presión hacia abajo o, si por el contrario, sientes que se mueve menos de lo que has sentido en las semanas anteriores.

Malestares y complicaciones en la semana 31 de embarazo

El aumento de tamaño de tu barriga te hará muy difícil lograr conciliar el sueño. Puedes tratar de buscar acomodo con nuevas posiciones al acostarte, preferentemente hacia el costado izquierdo de tu cuerpo, o utilizando almohadas. El feto ahora ocupa parte del espacio que corresponde a los pulmones, así que tu respiración puede sufrir variaciones, sofocos y otras veces sentirte bien, esto te ocurrirá a lo largo de esta semana y en las venideras.

Contracciones de Braxton Hicks en la semana 31 de embarazo

Si notas que los músculos de tu útero se contraen en ocasiones, es normal. Son perceptibles desde mitad del embarazo, se producen al azar y son conocidas con el nombre de contracciones de Braxton Hicks. Tienen como duración entre 30 y 60 segundos y se presentan de forma irregular. Durante este momento de tu embarazo las sentirás como calambres o pinchazos en el abdomen, no te producirán dolor y serán irregulare.

Infecciones vaginales en la semana 31 de embarazo

Durante esta etapa tienes una mayor propensión al desarrollo de infecciones vaginales por hongos, como es caso de la candidiasis.  En la semana 31 de tu embarazo el pH de tu flujo vaginal varía pero, cuando cambia favorece la multiplicación de los hongos, dando origen a síntomas como comezón y cierto ardor en la zona.

Una importante señal de alarma en la semana 31 de embarazo

Puedes a la misma hora todos los días, cuando el feto esté más activo, recostarte y llevar apuntes de cuánto tiempo tardas en sentir sus movimientos. El tiempo debe ser menor a una hora, pero pueden ser unos minutos, según la hora del día en que lo hagas. En el caso de pasar una hora sin percibir algún movimiento, come algo ligero, recuéstate y vuelve a intentarlo. Si aun así no sientes nada, contacta con tu médico, pues existe la posibilidad de que el feto presente algún problema.

Falta de aire en la semana 31 de embarazo

Durante esta etapa es usual que sientas fatigada y con falta de aire. Esto ocurre porque tu útero que ahora empuja el diafragma contra tus pulmones. Si tu feto está bajo, puedes considerarte privilegiada, pues a las mujeres embarazadas que tienen el bebé más alto, les resulta mucho más difícil respirar. Cuando te descubras respirando de forma agitada, descansa y respira profundamente.

Cuando te encuentres al final de tu embarazo sobre las 37 o 38 semanas, puedes sentirte mucho mejor: el feto ya habrá descendido hasta tu pelvis y ejercerá menor presión en tu diafragma y tus pulmones.

cansancio a las 31 semanas
En la semana 31 de embarazo es normal que te sientas cansada, no dejes que el agotamiento se apodere de ti, cada media hora camina y mueve las piernas y brazos

Aumento del flujo sanguíneo en la semana 31 de embarazo

Durante esta etapa de tu gestación están muy presentes los edemas y la inflamación. También hay aumento de la pigmentación y pueden manifestarse várices en piernas, nalgas y en la zona vulvar: estas pueden ocasionarte molestias en las relaciones sexuales y la buena noticia para ti es que desaparecerán después que des a luz.

Puedes prevenirlas con métodos sencillos: no permanezcas demasiado tiempo en una misma posición y usa medias de compresión elástica. En el caso de que observes que pierdes sangre o presentas manchas o cualquier otro líquido por la vagina, consulta a tu médico de inmediato.

Parto prematuro

Durante esta etapa el feto se considera viable y con grandes probabilidades de supervivencia en el caso de un parto prematuro, y así continuará hasta las 37 semanas. Si estás sintiendo contracciones de forma frecuente a razón de más de 5 contracciones por hora, aunque no te duelan, y presentas además un incremento de la presión en la zona pélvica o dolores en la parte baja más de la espalda, sobre todo si no lo has tenido antes, puede ser una señal de que estás presentando un parto prematuro.

En el caso de que se presente el parto esta semana, la mortalidad del feto será de un 10% y las complicaciones como la membrana hialina, el riesgo de una hemorragia intracerebral y enterocolitis necrotizante habrán disminuido de forma considerable. Generalmente los recién nacidos prematuramente requieren soporte respiratorio durante cierto tiempo.

Hay casos de prematuros bien manejados desde la semana 31 hasta la semana 32.5, donde el recién nacido sólo requiere ventilación por algunos días y en solo 10 días puede ser egresado sin complicaciones ni secuela alguna.

Cuidados y actividades especiales de la embarazada en la semana 31

Si te percatas de que tienes las manos muy hinchadas, no lleves anillos ni relojes pues pueden provocarte trastornos circulatorios. Si es imprescindible, una opción es llevar alguno de un tamaño más grande de lo normal. Los edemas, o inflamaciones son provocados por la retención de líquidos: si este fuera tu caso, debes resignarte pues se acentuarán a partir de esta semana.

Embarazo de 31 semanas
En la semana 31 de embarazo debes ser muy cuidadosa con los movimientos bruscos y las caídas porque tu sistema osteomuscular está más relajado

Cómo usar la postura para aliviar los dolores

En estos momentos, tus ligamentos y articulaciones se encuentran muy presionados. También ha variado tu centro de gravedad provocado por el aumento del tamaño de tu útero, esto puede afectar tus posturas y debes tener cuidado cuando levantes objetos o bolsas pesadas.

Si adoptas malas posturas, tu espalda se arqueará por el volumen que ya alcanza tu vientre. Puedes evitarlo adoptando buenas posturas, como por ejemplo mantener la cabeza y la columna vertebral de forma alineada, con los hombros caídos y relajados: para ello puedes bajarlos y echarlos hacia atrás. También resulta beneficioso elevar el pecho y el tórax, tratando de mantener tu espalda bien recta. Puedes meter los glúteos hacia dentro y doblar muy ligeramente tus rodillas, separando los pies al caminar, para mantener un mejor equilibrio.

Alimentación distribuída durante el día

En la medida que el feto crece el espacio de tu estómago se reduce. Es conveniente tomar 5 ó 6 comidas ligeras al día, en lugar de hacer tres y abundantes. Puede que no tengas mucho apetito, pero aun así debes mantener una adecuada alimentación y una dieta saludable.

En esta semana uno de los aspectos básicos en tu alimentación es el adecuado aporte de vitamina D, relacionada con el metabolismo del calcio y el fortalecimiento de los huesos. Pero además otros estudios la relacionan su carencia con una mayor propensión a padecer preeclampsia.

La vitamina D puede ser suplementada y también sintetizada mediante la acción del sol sobre la piel. Los alimentos en general tienen bajo aporte aunque hay lácteos con adición de vitamina D. La exposición al sol durante 15 minutos diarios te ayudará a tener niveles normales de esta vitamina.

embarazada 31 semanas
El sueño y el descanso en la semana 31 de embarazo es de gran importancia porque te ayuda a liberar el estrés, la ansiedad y las preocupaciones todas muy perjudiciales en esta etapa

El sueño y el descanso

Puedes presentar insomnio por los problemas de postura al dormir y las frecuentes micciones, estas últimas se incrementan en la medida de que tu barriga baja y aumenta de tamaño. Es recomendable que coloques una almohada entre las piernas y duermas del lado izquierdo para facilitar el flujo sanguíneo.

Puedes presentar falta de aire y sentirte llena comiendo poco. Involucra a tu pareja y comparte tus impresiones, ahora más que nunca debes mantenerte relajada y con el menor estrés.

La preparación para el parto en la semana 31 del embarazo…

La embarazada de 31 semanas ya debe comenzar a pensar en el momento del parto. Es recomendable que realices ejercicios en las clases de preparación, en el caso de que aún no los hayas hecho.

Algunas técnicas para prepararte para el parto

Existen variadas técnicas para que te prepares cuando se presente el parto. Una de ellas es la hipnosis, en la cual se puede alcanzar un estado de trance y ayuda con una “anestesia” psíquica en el momento del parto, disminuyendo los dolores y acelerando la dilatación.

Otra de las técnicas empleadas es el yoga, que contribuye al bienestar psicofísico y te ayuda a enfrentarte al temor y a los dolores. Estas técnicas incluyen ejercicios de relajación dirigidos especialmente a la columna vertebral, la pelvis y a una mejor respiración. Lo idóneo es que practiques el yoga desde el comienzo mismo del embarazo, tratando de ser constante.

entretenimiento
En la semana 31 escuchar música te ayudará a relajarte y será beneficioso para ti y para tu hijo

Plan de parto

Entre la semana 28 y 32 es recomendable que confecciones el plan de parto. La redacción de este documento te permitirá ahora que no estas bajo la premura del trabajo de parto, pensar en todos los detalles sobre lo que deseas para tener un parto ideal.

Este plan es una guía de lo que tú prefieres en cuanto a lugar, atención especializada, tipo de parto, anestesia, acompañantes todos los detalles que te permitan tener el máximo de tranquilidad y seguridad en ese momento tan único y especial.

Este plan lo puedes modificar en el momento que desees y además se pueden presentar situaciones particulares al final del embarazo que pueden determinar alteraciones en tus deseos iniciales.

También este es el momento de comenzar a buscar una guardería o una niñera: valora las posibles opciones y obtén recomendaciones de las niñeras, aunque no sean a tiempo completo.

En esta semana 31 de tu embarazo en caso de que el parto se te presentara ya tu hijo tienen grandes posibilidades de supervivencia sin secuelas importantes, pero siempre recuerda que cuanto más cercano a las 40 semanas se produzca el nacimiento menores serán las complicaciones y mejor será la salud y el bienestar del recién nacido.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Cargando…