Control y seguimiento del embarazo, una garantía para ti y para tu hijo

Con la decisión de tener un hijo, has dado un paso que te cambiará la vida para siempre. La prueba de embarazo que te hiciste en casa te dio positiva y no tuviste la menstruación en la fecha esperado, por lo que es muy probable que estés  embarazada. Pides una cita con tu médico para comenzar el control y seguimiento del embarazo. Ya desde esos primeros momentos estarás pensando en tu hijo y será motivo de inspiración, de vida y de fortaleza para siempre.

Seguimiento del embarazo
El seguimiento del embarazo es básico para detectar a tiempo los posibles factores de riesgo para tu embarazo

Durante todo el embarazo se irán produciendo cambios en ti y en el feto en desarrollo. El adecuado seguimiento del embarazo será una garantía para llegar al parto bien preparada y con una gran confianza en que tu hijo nacerá saludable.

Contenido

¿Cuándo debes solicitar la primera cita para el seguimiento del embarazo?

Cuando te falta la menstruación ya tienes unos 15 días de embarazo, aunque nunca se puede conocer con exactitud en qué momento se produjo exactamente la fecundación. Se acepta internacionalmente comenzar a contar como primer día de la gestación el primer día de tu última menstruación, aunque realmente biológicamente comenzó 15 días después.

Lo más recomendable es pedir la primera visita de seguimiento del embarazo antes de que te falte por segunda vez la menstruación, o sea entre las semanas 6 o 7 contadas a partir del primer día de tu última menstruación.

¿Qué puedes esperar de tu primera visita de control del embarazo?

En esta primera visita al profesional de atención primaria, ya sea tu médico de familia, tu obstetra o una matrona, confirmará tu embarazo.  Establecerá la programación del seguimiento del embarazo de acuerdo a tu situación particular.

En esta primera visita el profesional se encargará de efectuar una serie de evaluaciones, como son:

Historia personal y familiar

Recopilará datos sobre tu historia familiar y personal, que le permitan conocer antecedentes de enfermedades y potenciales riesgos en el desarrollo de tu embarazo.

Indagará sobre tu estilo de vida, tus adicciones, actividad física, alimentación y exposición a enfermedades de transmisión sexual. También si has efectuado visitas a zonas endémicas o de alto riesgo de infecciones, como las áreas infestadas con el virus del Zika.

Las preguntas serán numerosas, así que no pierdas la paciencia, es por el bien de tu hijo. De seguro también te preguntará por las enfermedades que padeces y los medicamentos que consumes.

Examen clínico

El profesional te hará una evaluación clínica completa de tu estado de salud, revisara tus mucosas, te tomará la presión arterial y auscultará tu corazón. Mediante tu talla y peso estimará tu Índice de Masa Corporal para determinar cuánto te acercas o te alejas de tu peso ideal. Esto será básico para establecer tu régimen nutricional.

De acuerdo a los antecedentes y a la impresión médica inicial podrá incluir un examen de genitales externos y o de mamas. Esto  queda bajo la decisión del médico. En la actualidad el ultrasonido brinda una información muy confiable por lo que el tacto vaginal puede no realizarse en la mayoría de las ocasiones.

Precisar el tiempo de embarazo

En la primera consulta el médico estimará el tiempo de embarazo y calculará la fecha probable de parto. Como mencionamos anteriormente a los efectos del cálculo del tiempo de embarazo ya cuando te falta la primera menstruación tendrías 5 semanas si de gestación calculada si tus periodos son regulares. Cuando los periodos son irregulares se emplean para esta estimación los datos de la ultrasonografía.

Factores de riesgo y la estrategia a seguir para reducir su afectación

Como explicamos en la página dedicada a embarazos de alto riesgo, hay un grupo de factores que pueden afectar el desarrollo de un embarazo normal como los antecedentes de  problemas obstétricos, diversas enfermedades, las complicaciones del embarazo actual y los problemas que se detecten en los exámenes complementarios.

Ordenar los exámenes de laboratorio requeridos para cada mujer

Posteriormente nos referiremos a los exámenes de imágenes y de laboratorio porque varios se repiten en todos los trimestres del embarazo. Ellos complementan los criterios médicos recogidos en la historia y el examen clínico.

Establecer el programa inicial de estilo de vida saludable

Se indicarán las recomendaciones sobre la alimentación, ejercitación, eliminación de hábitos tóxicos. Hay algunos malestares que son normales en el embarazo, pero hay síntomas y signos que requieren de inmediato asistir a una atención de urgencia. En la página de complicaciones del embarazo, encontrarás una información detallada sobre lo que debes vigilar en cada trimestre de tu embarazo.

Recomendar la atención estomatológica requerida y otras especialidades

En ocasiones es necesario que visites un consejero genético, en otras puede ser necesario que te atienda un psicólogo o un psiquiatra. La atención bucal siempre es muy importante porque las infecciones en la cavidad oral se asocian a abortos y partos prematuros, por tanto pueden poner en mayor riesgo a tu embarazo.

Desarrollo del embarazo
El seguimiento del embarazo será tu gran aliado, será una garantía de tener un bebé saludable

Frecuencia de visitas para el seguimiento del embarazo

La Organización Mundial de la Salud (OMS), emitió a finales de las 2016 nuevas recomendaciones sobre el seguimiento del embarazo en mujeres con embarazos de bajo riesgo. El número de contactos que debe tener la embarazada con los profesionales sanitarios a lo largo del embarazo se incrementa de cuatro a ocho. Con el nuevo modelo de atención prenatal de la OMS se recomienda a las embarazadas tener su primer contacto a las 12 semanas de gestación. Los controles posteriores a las 20, 26, 30, 34, 36, 38 y 40 semanas de gestación.

Los criterios sobre el control del embarazo varían entre países y dependerán de la clasificación del riesgo materno y fetal. En la Guía de práctica clínica de atención en el embarazo y puerperio, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno de España, del año 2014  se recomienda que las consultas de seguimiento del embarazo de bajo riesgo sean entre  6 y 9.

Dependiendo de los factores de riesgos maternos y fetales el seguimiento es programado de forma particular para cada embarazada. El número de visitas pueden variar  entre 8 y 10.

En la guía española previamente citada también se recomienda que los cuidados prenatales en los embarazos sin complicaciones “sean proporcionados por las matronas y el médico/a de familia, con la participación del resto de los/las profesionales sanitarios y de los equipos de atención primaria y el apoyo de la unidad obstétrica correspondiente”.

En ocasiones el seguimiento del embarazo se debe hacer en los hospitales de referencia porque requieren de pruebas especiales y un control más riguroso.

Diferentes examenes complementarios
El seguimiento del embarazo es básico para detectar a tiempo los posibles factores de riesgo para tu embarazo

¿Qué se hace en las consultas de seguimiento del embarazo?

En las consultas de seguimiento del embarazo se efectúan un grupo de tareas que permiten ir evaluando como se va desarrollando el embarazo y como se está preparando la embarazada para enfrentar el parto y la crianza de su hijo. Entre las tareas generales que se efectúan en las visitas de control de gestación se encuentran:

  • Actualizar la historia clínica e ir reflejando en la misma todos los datos significativos del embarazo. En España se lleva el Documento de Salud de la Embarazada o Cartilla Maternal.
  • Se efectúa una evaluación general del desarrollo del embarazo mediante la toma de la tensión arterial, el peso, la talla y el examen clínico.
  • Evaluación del riesgo obstétrico en todas la visitas a partir de la evaluación integral de la embarazada y el resultado de los exámenes complementarios.
  • A partir de las 12 semanas de gestación es que tiene valor la medición de la altura uterina porque antes de ese tiempo el útero no rebasará la altura de la pelvis y por tanto no se puede palpar.
  • Después de las 28 semanas te realizarán las maniobras de Leopold para saber cómo está situado el bebé dentro del útero.
  • Se escucharán los latidos cardíacos del feto a partir de las 12 semanas.
  • Los exámenes de laboratorio o de imágenes correspondientes se ordenana, en cada etapa y se evaluarán los resultados con la embarazada.
  • Se indicarán los tratamientos si alguno es requerido y el plan de cuidados de cada etapa.
  • Remisión a otras consultas especializadas según lo exija la condición de cada mujer.
  • Se ofrecerá información y consejos sobre la nueva etapa que comienza y los cuidados a tener.
  • Es un momento ideal para que preguntes todo lo que te preocupa y manifiestes tus inquietudes ante determinados síntomas.

Exámenes complementarios y su contribución al seguimiento del embarazo

Cada embarazada en su analítica de laboratorio requiere un “traje a la medida” y estará muy relacionado con la impresión diagnóstica de su médico, con los antecedentes que refiera y con los signos y síntomas que sean detectados.

Trataremos de abarcar los exámenes fundamentales que requieren las embarazadas y lo que cada uno aporta en el seguimiento del embarazo.

Control de la presión arterial
Durante el seguimiento del embarazo el control de la presión arterial es fundamental en todas las consultas

Analítica sanguínea

Mediante la hemoglobina y el  hematocrito es posible hacer el diagnóstico de anemia. Se considera que existe anemia en una embarazada si la hemoglobina es inferior a 11 g/dl en el primer trimestre, inferior a 10,5 g/dl en el segundo e inferior a 11 g/dl en el tercer trimestre.

El tipo de anemia que predomina en las embarazadas es ferropénica o sea por deficiencia de hierro. Mediante la determinación de ferritina se puede diagnosticar sin lugar a dudas en el  95 % de las mujeres.

Bioquímica: glucosa, sideremia, creatinina, ácido úrico, calcio

La química sanguínea permite evaluar el funcionamiento del metabolismo de la glucosa y si hay alguna situación de prediabetes u otras alteraciones. También pueden indicar el funcionamiento renal y el metabolismo del calcio. Otras determinaciones específicas pueden ser indicadas acorde a cada caso. La OMS recomienda la suplementación con Calcio en las áreas con déficit.

Pruebas serológicas

Hay un grupo de pruebas serológicas para conocer el nivel de inmunidad, frente a determinadas enfermedades que pueden afectar el desarrollo del embarazo como la rubéola,  sífilis, toxoplasma, VIH y Hepatitis B.

En el caso de la hepatitis B, se le efectúa a las mujeres que estén expuestas al contagio con sangre humana, que conviva con un portador con hepatitis B, pacientes y trabajadores en instituciones mentales, reclusas, uso de hemoderivados de forma repetida, viaje a zona de alta incidencia.

La prueba de serología de Enfermedad de Chagas, se efectúa en todas las mujeres que provienen de Sudamérica. La detección del Citomegalovirus (CMV), debería realizarse a mujeres que trabajen en unidades de cuidados intensivos neonatales, unidades de diálisis o cuidados de niños.

El virus del Zika y su particular afección a las embarazadas puede requerir exámenes específicos.

Grupo sanguíneo, Factor Rh y Coombs indirecto

Hay ocho grupos sanguíneos: A, B, 0 y AB. A su vez cada uno de ellos puede ser negativo o positivo. Cada persona tiene un grupo sanguíneo específico, recibir transfusiones de un grupo que no sea compatible con el de ella ocasionaría el rechazo. Cuando la embarazada es Rh negativa, se realizará una prueba llamada test de Coombs. Si fuera  negativo se repite en  las semanas 24 y 34 del embarazo. Si el test de Coombs es positivo es necesario valorar el riesgo para el embarazo actual y aplicar las medidas preventivas correspondientes.

En el embarazo se producen situaciones muy diversas, como por ejemplo la madre podría tener un grupo y su bebé otro y puede transcurrir con absoluta normalidad. Pero si por alguna causa se mezcla la sangre de un bebé que es Rh positivo y la madre Rh es negativa puede desarrollar anticuerpos. Esto podría ocasionar que en un próximo embarazo que el feto sufriera las consecuencias porque estos anticuerpos podrían atravesar la placenta.

Test de O’Sullivan

Esta prueba se efectúa tomando una muestra de plasma venosa,  y se basa en la  determinación de la glucemia después de la ingesta de 50 gramos de glucosa.

Se efectúa en pacientes de riesgo de diabetes o en personas que tuvieron una historia familiar de diabetes, si tienen un  IMC ≥ 30. También si hay antecedentes de intolerancia a la glucosa o diabetes gestacional, en embarazos previos. De igual forma es conveniente si hay antecedentes de abortos a repetición, fetos grandes, u otro dato que sugiera la posible presencia de diabetes.

Se considera positiva la prueba cuando los valores son iguales o superiores  a ≥ 140 mg/dl. La confirmación se realiza mediante una sobrecarga oral de glucosa de 100 gramos. Cuando los valores del test de O’Sullivan son superiores a ≥ 190 mg/dl se puede confirmar el diagnóstico de Diabetes gestacional.

Pruebas de coagulación

Las pruebas de la coagulación de la embarazada al final del embarazo, son importantes porque si son normales implica un bajo riesgo de sangrado postparto y se puede realizar una anestesia epidural a la madre de forma segura si lo solicita. En el caso de detectarse alguna anomalía en la coagulación materna, podría implicar un riesgo elevado de sangrado postparto, o por el contrario una situación de riesgo de trombosis en la madre. Por eso, cualquier alteración de la coagulación deberá de ser valorada por un especialista y tratar a la paciente para reducir estos riesgos.

Función tiroidea

Cuando hay sospecha de disfunción tiroidea se realiza la evaluación de la  función tiroidea.  Las hormonas tiroideas se determinan en sangre. Se debe sospechar en mujeres mayores de 30 años, historia familiar de disfunción tiroidea o de antecedentes de problemas tiroideos. También cuando hay antecedentes de abortos a repetición, en mujeres embarazadas residentes en zonas con deficiencias de iodo o si recibe tratamiento con hormonas tiroideas.

Análisis orina

Para prevenir las infecciones urinarias, es conveniente descartar la presencia de bacteriuria asintomática. Para eso se realiza desde la primera consulta un análisis de orina y de sedimento. El estudio del contenido de la orina permite examinar si existen bacterias en la misma así como determinar la presencia y la cantidad de proteínas. Si hay bacterias se realiza el urocultivo para ver la sensibilidad a los antibióticos.

Exudado y cultivo vaginal

La toma de una muestra de las secreciones vaginales y del recto, permiten detectar la presencia de bacterias denominadas estreptococos del grupo B (GBS) y que puede adquirirla el recién nacido en el momento del parto. Si está presente se necesita administrar antibióticos por vía oral a la madre durante el embarazo y por vía intravenosa durante el parto.

Monitoreo de frecuencia cardíaca fetal

En los últimos días u horas de tu embarazo y básicamente en los que tienen una duración de más de 40 semanas se pueden emplear los registros cardiotocográficos, para controlar la frecuencia cardíaca fetal y las contracciones uterinas.

ecografia
La ecografía es un complemento en el seguimiento del embarazo

Ultrasonografía

Esta es una prueba que permite evaluar el desarrollo del embarazo. Antes de cada exploración ecográfica se sugiere informar a la mujer sobre las características y objetivos de la prueba, así como de las limitaciones de la ecografía, comprobando que la mujer ha entendido la información proporcionada.

En mujeres sin factores de riesgo se aconseja la realización de al menos dos ecografías durante el embarazo. En las nuevas recomendaciones de la OMS se sugiere hacer una ecografía antes de las 24 semanas de gestación.

Las Guía de práctica clínica de atención en el embarazo y puerperio  españolas del 2015 se recomienda efectuar una ecografía se recomienda realizar una primera ecografía al final del primer trimestre (11 -13) y la segunda alrededor de la semana 20. En los documentos anteriores, no se establece de forma rutinaria la realización de una ecografía en el tercer trimestre del embarazo.

Primera ecografía

Puede ser practicada vía abdominal o transvaginal. Tiene como objetivos conocer si la gestación es única o múltiple, identificar el latido cardiaco fetal. La edad de gestación se estima mediante la medición de la longitud cráneo-nalga. También la detección y medida de la translucencia nucal. Sirve para la observación de la morfología embrionaria y para la exploración del aparato reproductor femenino.

Segunda ecografía

En la semana 20, se estudia la anatomía fetal u el estudio de los órganos del feto, de las extremidades y de las posibles malformaciones congénitas. Se evalúa si el crecimiento fetal es el adecuado así como la localización de la placenta y la circulación uterina.

Ecografía del nacimiento

Esta ecografía se realiza en la semana 34, en esta ocasión los que se evalua la posición fetal, su crecimiento y se observa la salud placentaria, circulatoria y el estado general del líquido amniótico y el útero.

Ecografia
En las consultas de seguimiento del embarazo es una excelente vía para alertar a la embarazada sobre los síntomas normales que pueden ir apareciendo

Test combinado bioquímico-ecográfico del primer trimestre

Esta prueba es una combinación de determinaciones bioquímicos en sangre con los resultados de la ecografía y la edad de la madre. Mediante esta prueba se puede hacer una estimación de las posibilidades de que el feto tenga una alteración cromosómica.  Esta prueba permite conocer Síndrome de Down (trisomía 21), Síndrome de Edwards (trisomía 18) y Síndrome de Patau (trisomía 13).

En sangre se determina los valores de la hormona del embarazo (hCG) y los valores de la proteína placentaria asociada al embarazo también conocida como PAPP-A.

La ecografía permitirá conocer el tiempo de gestación, midiendo la longitud céfalo-nalga del feto. También se realiza el estudio anatómico del feto. La determinación de la traslucencia nucal. Este es un espacio en la parte posterior de la cabeza y cuando hay trisomía 21 la  cantidad de fluido es mayor en este espacio. Por esa razón es considerado un indicador de una alteración cromosómica. En ocasiones se realiza un análisis de un vaso sanguíneo llamado ductus venoso, que  puede también ser un indicador de alteraciones en los fetos con alteraciones cromosómicas.

Los datos anteriores se analizan y en función de la edad de la madre, la raza, el peso, y se determina el porcentaje de probabilidades de anomalías cromosómicas que existen.

Se considera un embarazo de alto riesgo cromosómico cuando el indicador es superior a 1/250 para trisomía 21, 18 o 13. Este estudio permite la detección del 90%  de los casos de trisomía 21, solo un  4%  de falsos positivos. Cuando  este indicador es elevado, es conveniente recomendar a la embarazada otros procedimientos como pudieran ser la amniocentesis y la biopsia corial.

Pruebas invasivas ante sospechas de patologías fetales

Hay veces que es necesario correr los riesgos de las pruebas invasivas. Ellas están indicadas cuando hay sospechas de patología fetales y siempre y cuando los padres lo decidan. Mediante ellas se puede completar el diagnóstico de numerosas patologías fetales. Se estima que al 5 % de las gestantes se les recomienda hacerse una técnica invasiva.

Siempre es conveniente explicarle a la pareja, los riesgos  de estas pruebas  y las decisiones que deben tomar acorde con los resultados de las mismas.

Se aconsejan si las pruebas prenatales dan alteradas, si las mujeres son mayores de 35 años,  cuando han existido embarazos de riesgo anteriormente y si hay antecedentes familiares de enfermedades genéticas.

Amniocentesis

La amniocentesis solo se aconseja cuando la mujer tiene un riesgo alto por el resultado del diagnóstico prenatal, por la edad o cuando hay antecedentes de enfermedades hereditarias. Mediante una punción en el abdomen que llega al útero, se una pequeña cantidad de líquido amniótico para analizar las células fetales que flotan en él, por lo que no está exenta de riesgos.

En estas células se efectúa el análisis de cariotipo para detectar alteraciones cromosómicas en el feto.

Biopsia corial

Esta prueba está indicada cuando las mujeres embarazadas que han presentado alteraciones en la prueba prenatal del primer trimestre o que tienen factores de riesgo como podrían ser:

La biopsia corial consiste en el análisis de una muestra de la placenta que se obtiene pinchando el abdomen de la embarazada o a través del cuello uterino. La prueba permite identificar alteraciones genéticas de la criatura, como el síndrome de Down o la espina bífida.

La vía dependerá de la localización de la placenta, las preferencias médicas. Está indicada cuando es necesaria un rapidez en el diagnóstico, o cuando se requieren efectuar aplicar técnicas moleculares. Esta técnica permite el cultivo de células fetales en división activa y se descubre alguna anomalía y así lo desea la pareja permite la terminación delembarazo en una fase temprana.

Hitos en las pruebas a efectuar durante el seguimiento del embarazo

Cada período del embarazo requiere de determinados exámenes complementarios y previamente explicamos la importancia de cada uno de ellos y su utilidad en el seguimiento del embarazo.

mujer embarazada
Desde las primeras etapas debes acudir a las consultas de seguimiento del embarazo

7-14 semanas

  • Primera analítica de sangre: hemoglobina y glucosa
  • Exámenes de orina
  • Detección de inmunidad frente a rubeola, sífilis, toxoplasmosis y VIH
  • Determinación del grupo sanguíneo y Rh y el test de Coombs indirecto
  • Evaluación del funcionamiento tiroideo cuando se sospechan alteraciones
  • En ocasiones es recomendable entre la semana 8 y 10 de gestación efectuar una biopsia de las vellosidades coriales por vía transcervical.
  • Estudio de riesgo de alteraciones cromosómicas mediante una muestra de sangre

11-13 semanas

  • Se recomienda ofrecer un test combinado  para determinar el riesgo de síndrome de Down y otras alteraciones cromosómicas
  • Ecografía para vía transvaginal o abdominal,   para diagnóstico de embarazo único o múltiple, tiempo de gestación y evaluar traslucencia nucal o pliegue nucal
  • El cribado combinado del primer trimestre se realiza a las gestantes con menos de 14 semanas de gestación
  • En ocasiones se puede efectuar una amniocentesis precoz y biopsia corial es altamente recomendada

13-17 semanas

  • Se recomienda ofrecer un test cuádruple entre las semanas 13  y 17 únicamente a aquellas gestantes a las que no se les ha podido realizar un cribado durante el primer trimestre.
  • Amniocentesis si es solicitada por la pareja por sospecha de alteraciones cromosómicas

19-21 semanas

  • Ecografía es abdominal, un estudio completo de la anatomía fetal. Acorde con la posición del feto se podría conocer el sexo

24-28 semanas

  • Si es Rh negativa repetición test de Coombs indirecto
  • Serología para hepatitis B y toxoplasma si el primero fue negativo
  • Test de O’Sullivan para identificar a las embarazadas en riesgo de padecer diabetes gestacional
seguimiento del embarazo
El seguimiento del embarazo te ayudará a conocer los posibles riesgos para ti y tú bebé

32-34 semanas

  • Analítica sanguínea y pruebas de coagulación sanguínea
  • Si es Rh negativa repetición test de Coombs indirecto
  • Las pruebas serológicas se repiten si  hay riesgo de infección
  • En las semana 34 la tercera ecografía para conocer el crecimiento fetal, la posición fetal y las características de la placenta y la cantidad de líquido amniótico

35-37 semanas

  • Exudado y cultivo vaginal para la detección de estreptococo del grupo B (EGB)

40 semanas

  • Si es necesario monitoreo fetal y amnioscopia para ver el color del líquido amniótico
Madre e hijo
El seguimiento del embarazo de que tú tendrás menos complicaciones cuando llegue el feliz día de tener a tu pequeño en brazos

En conclusión…

Cada embarazada requiere su propio esquema de seguimiento del embarazo, porque cada mujer es única y diferente. La frecuencia de consultas y los exámenes complementarios serán acordes con lo que vaya demandando cada embarazo.

El seguimiento del embarazo será una garantía de tener un bebé saludable y de que tú tendrás menos complicaciones cuando llegue el feliz día de recibir a tu pequeño en tus brazos. Tus sacrificios ya comenzaron déjate acompañar en este viaje hacia tu sueño: ser madre de un bebé saludable.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…