Semana 19 de embarazo

En la semana 19 de embarazo ya estas llegando a la mitad del dulce trayecto que te separa de uno de los momentos más especiales en tu vida: conocer a tu bebecito y experimentar la emoción de ser madre. Tu bebé en esta semana ya reconoce con claridad los sonidos, sentirá seguridad al escuchar tu voz y aún tiene suficiente espacio para moverse a su antojo dentro de tu útero.

Embarazada 19 semanas
La mujer en la semana 19 de embarazo ya no puede ocultar su estado y su abdomen refleja el crecimiento de una vida en su útero

¿Cómo está tu bebecito a las 19 semanas de embarazo?

¿Tienes idea de su peso y su tamaño en esta semana del embarazo? Pues ya habrá alcanzado un peso aproximado de 240 gramos y unos 15,3 centímetros desde la coronilla hasta el coxis, pero como a partir del segundo trimestre la medición incluye sus piernas pues te sorprenderá con unos  impresionantes 22-24 cm. Pero si tus resultados difieren de estas cifras, no te preocupes cada feto tiene su propio ritmo de desarrollo y estos son solo valores orientativos.

Con 19 semanas de embarazo los órganos van tomando su lugar definitivo, por lo que los ojos aun cerrados y las orejitas, ya tienen su posición. Las extremidades, en tanto, ya son proporcionales con respecto a su pequeño cuerpo y, en los deditos de las manos, se marcan con más nitidez lo que será un sello distintivo para toda su vida: las huellas dactilares.

Feto de 19 semanas
En la semana 19 de embarazo las extremidades ya son proporcionales con respecto a su pequeño cuerpo y en los deditos de las manos se van definiendo más las huellas dactilares

Ya en su cabeza aparecen sus primeros cabellos y se inicia el desarrollo de la lámina dental. En esta etapa, además, el cordón umbilical se fortalece y engrosa para continuar transportando sangre y nutrientes a ese bebé que crece.

El cartílago suave que forma el esqueleto del bebé en la semana 19 de embarazo, ya está endureciéndose para convertirse en huesos, por lo que es muy necesario consumir alimentos que contengan calcio.

El sexo y otros órganos de tu pequeñín

Mediante ecografía se puede ver claramente el sexo de tu pequeñín. Ya el útero y canal vaginal  en las hembritas están formándose y sus ovarios han acumulado 6 millones de óvulos en sus ovarios. Cuando el sexo de tu bebé es masculino sus testículos se han formado y desde la décima semana de tu embarazo han estado produciendo testosterona. Los genitales externos continúan creciendo.

Órganos como el hígado y el bazo comienzan a funcionar  produciendo leucocitos y otras células sanguíneas. El líquido amniótico lo producirá el propio feto a partir de su funcionamiento renal y es regulado su volumen acorde con los movimientos de deglución que ya el feto es capaz de desarrollar.

En esta semana comienzan a aparecer los primeros productos metabólicos en el intestino porque el sistema gastrointestinal va canalizándose ya está preparado para funcionar. Una muestra de lo anterior es la presencia de meconio en su interior.

Los sentidos

Una capa grasosa llamada vérnix caseosa ha comenzado a surgir en su piel, para protegerlo en líquido amniótico en el que flota. Esta capa compuesta por aceites segregados por la piel, células muertas y lanugo (el fino cabello que recubre el cuerpo), y desaparece antes del parto. No obstante, en los bebés prematuros aparece abundante vérnix.

En la semana 19 de embarazo cada uno de los sentidos continúa su evolución. Con los párpados aun cerrados puede notarse el movimiento esporádico de sus ojitos. Con sus manitas, cada vez más activas, toca y siente la textura del cordón umbilical. Ya es capaz, incluso, de sentir el sabor del líquido amniótico.

Desarrollo fetal semana 19
En la semana 19 de embarazo el feto con sus manitas, cada vez más activas, toca y siente la textura del cordón umbilical

Sistema nervioso

El desarrollo del cerebro y la médula espinal continúa en ascenso y ya se destinan, dentro de su cerebro, los espacios para el tacto, el gusto, el olor, la audición y la visión. Es interesante cómo, a estas alturas, puede escuchar los ruidos de tu vientre y los latidos de tu corazón.

La madre en la semana 19 de embarazo

Si como madre incipiente has llegado a la semana 19 de embarazo, estás prácticamente a la mitad del camino. Es totalmente normal entonces que sientas pinchazos, dolor o molestias por debajo de la barriga que crece a cada momento. Sencillamente, estos malestares son el resultado del peso que tu vientre está soportando ahora.

A medida que tu útero crece, los ligamentos redondos que lo sostienen deben estirarse, ocasionándote este malestar en la zona baja y lateral del abdomen. Es probable que lo notes con más intensidad al cambiar de posición o ponerte de pie abruptamente. Si consideras muy intenso o preocupante este dolor, no dudes en solicitar la ayuda de tu especialista.

Tu embarazo ya es evidente para los demás. Hasta ahora casi ni lo notaban, pero estás más barrigona pues tu útero ha crecido y seguirá haciéndolo a razón de 1 cm por semana. Es posible que desde debajo del ombligo  hasta el pubis te haya salido una línea un poco más oscura, llamada línea alba.

Ya sientes los movimientos de tu bebé en la semana 19 de embarazo, pues le sobra lugar para hacerlo.  La aceleración (primeros movimientos del bebé) puede sentirse como mariposas en el estómago. Sin embargo, en muy poco tiempo sentirás patadas, puñetazos y posiblemente su hipo.

Tu peso corporal varía cada semana y con la semana 19 de embarazo es posible que hayas llegado a los 4,5 kilos. Un aumento de peso normal para esta etapa oscila entre los 3,3 y 5,8 kg en la gestación simple, pero en gemelos, sería entre 4,5 y 7,7 kilogramos.

Exámenes y pruebas complementarias a las 19 semanas de embarazo

Una vez más a la consulta. En esta visita se efectuará una revisión completa del peso, la presión arterial, la altura uterina, la posición del feto y también se indican exámenes sanguíneos y de orina. Ellos permitirán conocer como esta la glicemia, los niveles de hemoglobina y así conocer si tiene anemia y de acuerdo a los síntomas pueden indicarse otros exámenes complementarios.

Entre las semanas 19 y 22 del embarazo te indicarán la ecografía morfológica o  eco de las 20 semanas. Esta prueba permitirá conocer en detalle sobre posibles anomalías en el desarrollo fetal, la estructura, la biometría fetal, la vitalidad del feto, el estado de la placenta y será indicativo de posibles alteraciones cromosómicas.

ecografia morfologica
La ecografía morfológica se puede realizar desde la semana 19 de embarazo y te brindará gran información sobre el estado de desarrollo y funcional del feto

Los datos biométricos que se tienen en cuenta son numerosos entre ellos: diámetro biparietal, diámetro fronto-occipital, circunferencia craneal, diámetro torácico y abdominal transverso, el abdomen anteposterior y la circunferencia abdominal. Esta última medida tiene una relación directa con la circunferencia cefálica y si ambos coinciden permite afirmar que el crecimiento fetal es armónico y  adecuado.

También se mide la circunferencia torácica y la longitud del hueso del muslo denominado fémur. También se puede medir la longitud del hueso del brazo (humero).

Con este examen de  ecografía suele verse claramente el sexo del feto. Todos los datos serán registrados en su historia clínica o en  la cartilla de la embarazada.

Si alguna malformación fetal está presente y deseas interrumpir el embarazo. En España hasta la semana 22 es completamente legal, pero cada país tiene sus regulaciones propias.

Malestares y complicaciones en la semana 19 de embarazo

Entre los malestares típicos de la semana 19 de embarazo están las piernas hinchadas y las varices. Estos malestares se verán reforzados si no buscas una posición cómoda al sentarte o si te paras durante mucho rato.

Dolores osteomusculares, calambres y ciática

Ya tu cuerpo es más pesado y estar de pie mucho rato o sentada con las piernas dobladas propiciará la inflamación de tus piernas. Tampoco los calambres que ocasionalmente percibes por debajo de tu vientre son extraños. Cuando los ligamentos y músculos que soportan el peso de tu útero cambian de posición y se estiran, aparecen estas molestias.

¿Y qué otras partes se pueden inflamar en la semana 19 de embarazo? Tus manos, por ejemplo. Ahora tu cuerpo retiene más líquido y los tejidos nerviosos se te inflaman, provocando una compresión y un hormigueo en ellas. Un caso típico provocado por esta retención de líquidos, es el síndrome del Túnel Carpiano. Los movimientos de las muñecas se limitan, las sientes apretadas, inflamadas y fuertemente adoloridas. El tejido nervioso se afecta y solo un médico puede controlar esta situación. Conociendo todo esto, busca zapatos cómodos. Evita plásticos y tacones elevados, que solo acentuarán en tus pies y en tus tobillos una inflamación indeseable.

Embarazada 19 semanas
En la semana 19 de embarazo es conveniente que descanses con los pies en alto cada vez que lo necesites para disminuir la inflamación de los pies

Ahogos, palpitaciones y taquicardia

Si notas cambios en tu respiración es por los kilitos de más que están elevando el diafragma, obligándote a utilizar más el pecho para respirar. Trata de evadir situaciones que te originen estrés porque pueden provocarte palpitaciones cardíacas, sobre todo si tienes anemia. La circulación sanguínea ha aumentado y entre sus efectos están esas palpitaciones. Si llegara a ocurrirte, una remisión al cardiólogo sería lo más recomendado.

Otro de los efectos secundarios del aumento de la circulación se refleja en las fosas nasales. Estas se hinchan y te producen congestión y dificultades para respirar. Las conocidas vaporizaciones o el uso de humidificadores, podrían ayudarte a solucionar esos problemas.

Micciones frecuentes

La mejor forma de controlar la diuresis al llegar a la semana 19 de embarazo, es la ingesta de abundante líquido durante el día, y menores cantidades en la noche para que puedas descansar mejor.

Infecciones vaginales

Puede que experimentes leucorrea provocada por el mayor flujo sanguíneo en la mucosa vaginal. No te asustes, es solo un flujo vaginal espeso y con coloración blanco amarillenta que no tiene olor. Si percibieses  un olor desagradable, como a pescado, si puede estar alguna infección que debes tratar.

Aborto espontáneo

Como debes saber, los riesgos de este peligroso evento van disminuyendo cada vez más. De hecho, a partir de la próxima semana ya no se puede hablar de aborto, sino de parto pre término, pues la mayoría de las veces el feto ya es viable a partir de este momento. Mientras más cerca esté de las 42 semanas sus posibilidades mejoran, pero ya no es un aborto, sea este espontáneo o inducido.

Cuidados y actividades especiales en la semana 19 de embarazo

En la semana 19 de embarazo, sin importar la estación del año en te encuentres, el calor y las sudoraciones aumentarán por tu aumento de metabolismo. La solución será utilizar la ropa más adecuada: prendas confeccionadas con tejidos frescos y poco ceñidas al cuerpo.

Cuidado de la piel

Mientras el proceso de gestación avanza, las hormonas continúan haciendo de las suyas. Por eso notarás la “máscara del embarazo” (manchas marrones en la nariz, mejillas y frente). ¿Te preocupa? Para nada, poco después del parto, tienden a desaparecer. Pero debes cuidarte de los rayos solares usando algún protector, así evitarás que los pigmentos de tu piel se oscurezcan más.

Dieta adecuada

El tema de los alimentos es el gran tormento de la mujer embarazada. Algunos productos ricos en vitamina E no solo te favorecen, sino que reducen posibles alergias (asma) en tu futuro bebé. Especialistas en el tema o nutricionistas autorizados podrían aconsejarte la ingestión de ensaladas de hojas verdes y verduras, huevos, frutos secos y germen de trigo. El propósito es lograr la correcta alimentación y el peso adecuado.

No obstante, en tu semana 19 de embarazo puedes darte ciertos gustos sin excesos.

alimentación sana con vegetales y frutas
La alimentación sana con vegetales y frutas es básica en la semana 19 de embarazo y durante toda la duración de este fascinante camino hacia una nueva vida

Actividad física y relajación

Entre los muchos cambios que vienes experimentando aparecen, frecuentemente, el cansancio, el insomnio, el estrés, la deshidratación y el bajo nivel de azúcar en sangre, entre otros. ¿Y qué te provocan? Las molestas cefaleas y migrañas que podrás aliviar de formas diferentes. En primera instancia debes relajarte, aspirar y expirar el aire profundamente, y soñar que estás en tu mayor zona de confort. También puedes acudir a compresas frías en las sienes o en la zona posterior de la cabeza, cubriendo la nuca. No te asustes si ya no te concentras como antes: son normales, en pequeña magnitud, cierto grado de distracción y de pérdida de resistencia física.

Los ejercicios que realices en la semana 19 de embarazo te harán sentir de maravilla. Y nada mejor que aquellos realizados en un medio acuático. Ya sea bajo las instrucciones de un especialista o por cuenta propia, algunos ejercicios acuáticos pueden aligerar tu cuerpo. Se recomienda pedalear o caminar sin desplazarte y ejercitar tus brazos cuando estás en cuclillas. Vas a sentir como la espalda y el abdomen se fortalecen, pero, además, cada una de tus extremidades va a agradecer el hidromasaje.

Relaciones sexuales en la semana 19 de embarazo

¿Has notado como cambia el color y el grosor de los labios de la vagina en la semana 19 de embarazo? Ahora verás el color violáceo (signo de Chadwick) y los labios menores y mayores más abultados. Por supuesto, esto no te impide tener relaciones sexuales. De hecho, es incluso útil para ti como forma de reducir el estrés.

Si a la altura de la semana 19 de embarazo tu médico no ha orientado lo contrario, disfruta placenteramente de tus relaciones sexuales. No temas por tu bebé, él no se afectará por eso.

El bebé se mueve más cuando está despierto
En la semana 19 puedes difrutar de relaciones sexuales satisfactorias sin peligros para tu bebé

Sabías que… en la semana 19 del embarazo…

Aunque el embarazo es asunto de la pareja, si estás vinculada laboralmente sería apropiado compartirlo con tus jefes. Es recomendable no afectar a la empresa en el período del embarazo y darles la oportunidad de que busquen variantes de sustitución. Y aunque esto no es obligatorio, seguro que te lo agradecerán y te será útil en tu futura reincorporación.

Lo bueno es que no faltarás a tus controles prenatales, ni a tus clases de preparación para el proceso de preparto y parto, y tus ausencias al trabajo estarán justificadas. Si la labor que realizas es incompatible con el embarazo, infórmalo de inmediato. Por ejemplo, algunos trabajos de alto riesgo son los relacionados con la radiología o el empleo de sustancias químicas.

También es importante en las 19 semanas de embarazo…

Ni el lanugo ni el vernix caseoso tienen nada que ver con la dieta de la madre, aunque popularmente existe el mito de que son consecuencia de comer mucho queso durante el embarazo.

Está totalmente comprobado que la comunicación verbal con tu bebé fortalecerá su relación contigo desde el propio embarazo. Coméntale tus planes futuros y lo mucho que se querrán cuando al fin se encuentren.

Escucha a tu cuerpo y al bebé que viene en camino.  Por su bien y el tuyo, si tienes calor y estás muy sudada, un baño fresco te ayudará a regular la temperatura del cuerpo para arroparte luego con tejidos naturales y holgados. Si es frío lo que padeces, cobíjate entonces como es debido.

El tiempo que te falta en esta mágica y maravillosa espera, será para tejer sueños, para imaginar como está creciendo en tu útero y como recorrerán juntos  su andar por la vida. Canal Chupete estará a tu lado.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…