Semana 30 de embarazo

En nuestro trayecto hacia el nacimiento de una nueva vida, llegamos a la semana 30 de embarazo, y ya va faltando cada vez menos para el esperado momento. En la medida que se acerca la fecha del parto, el  feto completa su maduración. De hecho, ya tiene grandes  probabilidades de sobrevivir si la fecha de parto se adelantara.

desarrollo fetal 30 semanas de embarazo
En la semana 30 de embarazo el bebé adopta la típica posición fetal, flexiona las rodillas hacia arriba, cruza los brazos delante de su cuerpecito y se enrolla

No obstante, es deseable que permanezca dentro de tu útero el mayor tiempo posible,  para que el bebé termine completamente su maduración funcional.

El desarrollo fetal a las 30 semanas del embarazo

En la semana 30 el bebé mide aproximadamente 40 centímetros y pesa alrededor de 1 400 gramos. Y entre sus características se destacan:la mayoría prefieren chuparse el pulgar derecho antes que el izquierdo. El bebé reacciona de forma cada vez más sensible a los estímulos externos y le gusta  que le acaricien a través de la pared abdominal.

Aún está suspendido en unos 500 ml de líquido amniótico, pero este volumen se irá reduciendo en la medida que siga creciendo hasta ocupar todo el espacio disponible en el útero.

Independientemente de si ya está en la posición de parto o no, la falta de espacio obliga al bebé a adoptar la denominada posición fetal: estira bien las rodillas hacia arriba, cruza los brazos por delante del cuerpo y se enrolla.

Otro cambio trascendental está en la orientación del feto en la placenta. Poco a poco, comienza a orientarse con la cabeza hacia abajo. En ocasiones esto no sucede y el feto queda transverso o con la cabeza hacia arriba. Las causas de este comportamiento son que el cordón umbilical es muy corto o está enredado, debido a la forma del útero o simplemente porque están cómodos en esta posición; de momento, no es preocupante.

Los huesos, aunque desarrollados, son blandos y flexibles por su gran componente de cartílago. A partir de este momento el feto empieza a acumular en ellos minerales como el hierro, el calcio y el fósforo, que los dotarán de la dureza necesaria para la vida fuera del vientre materno. Se mueve mucho y de forma enérgica.

Los órganos adquieren nuevas funciones

El sistema respiratorio está en plena maduración, y ya ensaya movimientos respiratorios. En ocasiones puedes sentir su hipo, lo que es una señal de bienestar fetal y no guarda relación con la dieta que llevas.

El hígado, estómago e intestino van asumiendo sus roles dentro del organismo. Sigue deglutiendo líquido amniótico, que es procesado ahora por su recién estrenado sistema digestivo. Los glóbulos sanguíneos ingles ya se están formando en la medula ósea del feto.

Los sentidos cada semana, más desarrollados…

Se le han agregado nuevas capas de vérnix, que regulará su temperatura corporal y le mantendrá caliente incluso luego de nacer. Ya su piel está más tersa y menos arrugada. Asimismo, en este estadio el bebé también puede controlar por sí solo su temperatura corporal. La segunda generación de pelo, el auténtico, va sustituyendo poco a poco al lanugo.

El lanugo que cubría el cuerpo del feto comienza a desaparecer paulatinamente hasta el momento del parto, e incluso continuará haciéndolo luego de este. Su cabeza puede estar cubierta de pelo ya en esta semana 30.

desarrollo del reflejo de succion
Muchos bebés a las 30 semanas de embarazo se chupan el pulgar derecho

En esta semana ya es capaz de diferenciar entre lo dulce y lo salado. Puede distinguir entre la luz y la oscuridad, sus párpados están completamente formados y abre los ojos, cerrados desde la semana 14 a modo de protección. Durante las primeras semanas posteriores al parto solo podrá distinguir objetos a pocas pulgadas de distancia. Como estará en tus brazos la mayor parte del tiempo, esto no constituirá un problema para que te reconozca.

Otra forma de identificarte es el oído, si le hablas mucho durante esta etapa. Ya no solo oye, sino que recuerda los matices de tu voz y de quienes hablan a tu alrededor, por lo que es el momento idóneo para que papá se presente y así se familiarice con él. Mejora además su capacidad para percibir más claramente los sonidos de frecuencia baja, como por ejemplo tus latidos cardíacos.

El sistema nervioso más parecido al adulto

El mayor cambio en esta semana lo experimenta el sistema nervioso, pues el cerebro comienza a adoptar la configuración arrugada característica del órgano adulto. Estas circunvoluciones aumentan la superficie total y le permite distribuir en la estructura más neuronas.

¿Qué puede esperar la madre en la semana 30 de embarazo?

Sólo restan unas 10 semanas para la fecha de parto. En tu cuerpo siguen ocurriendo importantes cambios en la medida que el feto crece: ahora el útero debe medir unos 30 cm desde la sínfisis del pubis hasta la distancia media entre el esternón y el ombligo, con lo que tu vientre luce mucho más hinchado que antes. La pelvis también va variando su forma, aflojándose y aumentando su diámetro, lo cual le da paulatinamente más espacio al bebé y te prepara para el momento del parto.

embarazada 30 semanas
En la semana 30 de embarazo tu útero ha crecido tanto que su fondo se puede palpar entre el ombligo y el arco costal inferior

El niño sigue intranquilo, y como ya va orientándose cabeza abajo cuando patea sentirás como te oprime el diafragma, el hígado, las costillas y en general la parte alta del abdomen. Si aún no se ha orientado hacia su posición de salida, de todas formas cuando patee lo hará sobre tu vejiga y será igual de molesto. De cualquier forma, esto es un proceso natural que irá mejorando en la medida de que el feto vaya bajando hasta colocarse en su posición final para el parto. Y cada movimiento es una señal de que goza de buena salud y esta desarrollándose satisfactoriamente, así que a disfrutar cada una de sus pataditas.

¿Cuáles son los exámenes correspondientes a esta semana de mi embarazo?

Desde Canal Chupete te respondemos a esta inquietud muy frecuente en muchas embarazadas. Si no estás categorizada como una mujer con un embarazo de alto riesgo y el mismo se desarrolla sin complicaciones, una de las visitas correspondientes a los intervalos de 4 semanas se debe efectuar entre las semanas 29 y 32. Entre el principio de la semana 29 y el final de la semana 32 de embarazo se realiza la tercera y última revisión preventiva, incluyendo una ecografía.

En esta visita se mide el peso y la presión sanguínea de la madre y se analiza la orina para la detección de albúmina, glucosa y la posible presencia de microrganismos. Se efectúa la determinación de la hemoglobina. Se efectúa la medición de la altura uterina.

Factor Rh

En este tercer chequeo de los indicadores sanguíneos y de la orina se vuelve a chequear si la gestante padece de anemia y se realiza otra vez la prueba de incompatibilidad Rh si tienes factor negativo y en especial si es tu segundo o tercer parto.

Esta permite, si la madre ha sido identificada como Rh negativo, eliminar el riesgo de enfermedad hemolítica del recién nacido. Este trastorno sanguíneo se desencadena cuando la madre (Rh-) produce anticuerpos en el embarazo que destruyen los glóbulos rojos del feto (Rh+, heredado del padre). Debido a que el contacto entre la sangre del feto y de la madre es mínima durante el primer parto, los primogénitos no tienen gran riesgo. No obstante, si la madre Rh- ha tenido abortos, espontáneos o inducidos, u otros partos, puede ya haber desarrollado anticuerpos contra el factor Rh+.

Esta condición no es frecuente, afectando a un 5% de las parejas, pero acarrean graves consecuencias para la salud del bebé, que presentará anemia, ictericia por acumulación de bilirrubina, encefalopatía neonatal bilirrubínica y, en casos extremos, la muerte del neonato. Por estas razones, es necesario un seguimiento de la incompatibilidad Rh durante este período en que el parto ya se acerca.

Ecografía en la semana 30ava del embarazo

Todas las ecografías servirán para evaluar la marcha del desarrollo de tu pequeñín. Mediante las mediciones de diferentes regiones y diámetros se hace un análisis de los datos biométricos de tu bebecito. Esto permite una evaluación de los principales indicadores del desarrollo fetal y predecir con bastante aproximación si todo será normal al nacimiento. También preparase si existen algunas dificultades en el desarrollo. Las principales datos que brinda esta ecografía son:

  • Datos biométricos y correcto desarrollo del bebé
  • Corroborar si se trata de un embarazo simple o gemelar
  • Ritmo cardiaco
  • Cantidad de líquido amniótico
  • Posición de la placenta
  • Movimientos del bebe
  • Comprobar el sexo

Se registran todos los datos en la cartilla de embarazo o en la historia clínica, dependiendo del país y es servicio sanitario que sea empleado por la embarazada.

Malestares y complicaciones en la semana 30 de embarazo

Empezando en la semana 27 hasta el momento en que te encuentras, la semana 30 de embarazo, experimentarás numerosos cambios hormonales. Así que tu humor será bastante volátil.

Molestias digestivas en la semana 30 de embarazo

Al aumentar de tamaño el útero y este comprimir el sistema digestivo, siguen apareciendo gases y molestias abdominales como acidez, dolor, digestiones lentas entre otros. Por ello, debes elegir cuidadosamente los alimentos que ingieres. En las noches cena lo más ligero posible, para no sobrecargar al estómago antes de dormir.

Dolores osteomusculares, calambres y ciática en la semana 30 de embarazo

Es normal además la hinchazón en los pies. Si esta es muy pertinaz o se te inflama el rostro, es importante que lo comentes con tu médico en la próxima consulta que tengas.

Puedes comenzar a experimentar contracciones que comienzan en la parte alta del útero e irradian hacia abajo, que de seguro te preocuparán pues todavía no estás a término. A estas se les denomina contracciones de Braxton Hicks, y son encogimientos del útero que comienzan a partir de la sexta semana de embarazo, aunque solo se empiezan a sentir con fuerza a partir de las semanas 29 o 30. Estos movimientos mejoran la circulación sanguínea hacia la placenta, el endometrio y el feto y se consideran normales. Pero si superan las 5 contracciones por hora, lo más indicado es que lo comentes a tu facultativo.

Cansancio y cambios de humor en la semana 30 de embarazo

Otro malestar frecuente durante la semana 30 del embarazo es el cansancio extremo, debido al efecto combinado de los cambios hormonales y el peso extra que acarreas y que se incrementa cada día más. Los cambios de humor del primer trimestre regresan, lo que junto a la dificultad de conciliar el sueño y el temor natural en la medida que se acerca el parto pueden tornarte irascible y llena altibajos emocionales.

Parto pre término en la semana 30 de embarazo

Aunque lo ideal es que se completen las 37 a 40 semanas de embarazo normal, puedes respirar relativamente tranquila. La supervivencia fetal en esta semana es cercana al 90% si se acude a la terapia intensiva neonatal. No obstante, lo mejor es que te sigas cuidando.

Cansancio y dificultades para respirar en la semana 30 de embarazo

Esta es una de las molestias más comunes del tercer trimestre. El crecimiento del útero va desplazando a los órganos abdominales contra el diafragma y este a su vez impide que los pulmones se distiendan adecuadamente. Los propios movimientos fetales cuando está en posición cefálica pueden contribuir a comprimir aún más el diafragma.

Actividades que requieren poco esfuerzo como hablar, subir escaleras cortas o caminar pueden ser agotadoras en la semana 30 de embarazo, y les puede provocar la sensación de cansancio y falta de aire.

Cuidados y actividades especiales en la semana 30 de embarazo

Estarás más cansada, en especial si sigues teniendo problemas para dormir como durante el mes anterior.  También te sentirás más torpe a cada día. Si tenemos en cuenta que ahora cargas con mucho más peso que desequilibra tu centro de gravedad y que las articulaciones están más laxas por el efecto de las hormonas, es perfectamente comprensible.

Cuidados de la piel en la semana 30 de embarazo

Las estrías que comenzaron a formarse en la panza se ven ahora también en los pechos, lo que es muy común en esta semana. Mientras más se abulta tu abdomen más tersa se pone la piel, así que continuarán los picores. Repetimos para ello la misma receta: abundante crema hidratante para restaurar la elasticidad de los tejidos.

Dieta adecuada en la semana 30 de embarazo

Ten en cuenta que restan ya solo 10 semanas para el gran día, así que debes reducir el tren diario de vida y dedicarte a tareas que no representen mucha carga sobre tu organismo. Aliméntate bien y trata de estar lo más serena que puedas.

Es importante beber mucha leche en esta etapa, pues como lo huesos del bebé se están calcificando necesita mucho de este elemento. Lo mismo sucede con el hierro de los suplementos que consumes, que serán sus reservas durante los primeros seis a nueve meses de nacido. Y que decir de las proteínas: estas van directo a la construcción de nuevas células en ese pequeño organismo que crece y se complejiza un poco más cada día.

Actividad física y relajación en la semana 30 de embarazo

Además de abundante descanso y emplear técnicas de relajación, puedes llenar tus días realizando ejercicios ligeros que, sin agotarte, te permitan permanecer activa y evitar el sobrepeso. Las opiniones de tu médico y un entrenador profesional con experiencia en el trabajo con embarazadas serán de mucha ayuda en este particular.

Uno de los entrenamientos que te ayudarán a tener un parto más fácil son los llamados ejercicios de Kegel, que te permitirán fortalecer los músculos pélvicos. Durante su realización, se contraen y relajan alternativamente los músculos alrededor de la vagina y el ano, de forma similar a cuando se intenta detener la micción. Esto ayuda a evitar también la incontinencia urinaria que generalmente ocurre después del parto. Con este sistema de ejercicios tonificas el suelo pélvico que sujeta la vejiga, lo que  compensa los estiramientos de la presión del útero durante tu embarazo. Se recomienda al menos 30 repeticiones al día.

semana 30 el crecimiento del abdomen
Durante la semana 30 de embarazo los esfuerzos ligeros te cansarán por lo que debes usar ropa cómoda y descansar cuando lo necesites

Ayuda psicológica en la semana 30 de embarazo

La semana 30 de embarazo es la ocasión propicia para hacer un alto en el camino para reflexionar sobre aquellos temas que te preocupan, informarte y hacer lo posible para desterrar los motivos que generen estrés.

En estos momentos es importante el apoyo y comprensión por parte de la pareja, pero si sientes que estás muy angustiada por esta situación debes buscar ayuda psicológica especializada. Lo importante es que comprendas que todo esto forma parte del proceso natural del embarazo. Sobre las preocupaciones de si serás o no una buena mamá o los peligros del parto son normales. Pero si notas que estos pensamientos te entristecen o irritan más allá de lo normal, busca ayuda. Un 10 por ciento de las gestantes sufren alguna forma de depresión en esta última parte del embarazo.

Sabías que en la semana 30 del embarazo…

Te conviene ir pensando e incluso matricular desde ahora en las clases preparto. Busca una instructora reconocida, ya sea una matrona certificada o tradicional de mucha experiencia, para que te guíe en estas sesiones. En ellas aprenderás ejercicios de respiración, te indicarán rutinas y movimientos para facilitar y agilizar el parto y podrás aclarar cualquier duda que te pueda surgir con respecto a etapas tan trascendentales como las últimas semanas del embarazo, el alumbramiento, el período de cuarentena y la lactancia materna.

Apoyo de la pareja
Sentirte amada y protegida durante tu embarazo es de gran ayuda para la relación de pareja y para el propio desarrollo del embarazo

A las 30 semanas de embarazo, es un buen tiempo para…

Es hora también de buscar el pediatra, médico familiar, o enfermera certificada que atenderá la salud de tu bebé durante las semanas posteriores al alumbramiento. Es importante que esta persona tenga la confianza de todos los involucrados en el cuidado y manejo del neonato, pues tendrá contacto muy a menudo con la familia durante el primer año del bebé. Lo mejor es que pidas recomendaciones a amigos que ya tengan hijos, y que este personal de salud haya tratado personalmente. No te de pena tampoco revisar sus cualificaciones y entrevistarlos en persona.

Las semanas han pasado, se aproxima la fecha de tu parto. No te preocupes desde Canal Chupete seguiremos muy cerca de ti, en estas últimas semanas que te aproximan al momento de acunar en tus brazos a tu hijo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Cargando…