Semana 24 de embarazo

Una vez que hayas arribado a la semana 24 de embarazo estarás acercándote a los seis meses de gestación: para ser más exactos ahora mismo tienes 5 meses y 3 semanas.

En esta semana ya se considera la edad legal de viabilidad del feto, y en el caso de nacer prematuramente los médicos están obligados por ley a intentar salvar su vida en una unidad de cuidados especiales pediátricos. Pero aun en esta semana 24 los riesgos de secuelas neurológicas por complicaciones son muy elevados. Por supuesto que en la medida de que tu embarazo avance, si presentas un parto prematuro existirán menos probabilidades de mortalidad fetal.

Embarazada de 24 semanas
A las 24 semanas se considera oficialmente que el feto es viable, pero lo ideal es que el parto no se presente porque implica riesgos para ti y tu hijo

Desarrollo fetal en la semana 24 de embarazo

Durante las 24 semanas de embarazo el peso del feto es aproximadamente de 600 gr y alcanza unos 30 centímetros de largo. Durante esta etapa se definen por completo las huellas dactilares, esas que lo diferenciarán para toda su vida.

La piel del feto sigue siendo muy fina y aún se pueden observar sus vasos sanguíneos, los huesos y órganos, esta se irá engrosando en la medida en la que el embarazo progresa y se volverá cada vez más parecida a la que tendrá al nacer.

En esta semana 24 de tu embarazo el feto se mueve bastante, se encuentra rodeado de líquido amniótico, flota, se voltea, se estira y bosteza. La mayor parte del tiempo se la pasa durmiendo, unas 20 horas diarias y ya comienza a presentar los períodos cíclicos del sueño y la vigilia.

El desarrollo alveolar y otros órganos

El sistema respiratorio  es uno de los que marca hito en esta semana 24 de embarazo, porque concluye la fase de canalización bronquial y comienza la fase alveolar que continuará hasta el nacimiento y se extenderá hasta los dos años.

Feto semana 24 de embarazo
El feto en la semana 24 de embarazo ha completado su desarrollo pero aún es inmaduro y le falta completar su maduración pulmonar

Es a partir de esta semana que se inicia la formación de los alvéolos pulmonares y con ellos las células denominadas Neumocitos tipo II comenzarán la producción de surfactante pulmonar. Este agente tensoactivo impide el colapso de los alvéolos dando así al inicio de la maduración pulmonar pero no se completará hasta las 34-36 semanas de embarazo.

Eventualmente el tórax del feto realiza movimientos respiratorios dentro del útero, para entrenar su musculatura respiratoria. Estos movimientos le permiten el flujo del líquido pulmonar. También se sacude producto del hipo, movimientos que más adelante luego de su nacimiento, le permitirán regurgitar la leche.

Si tu bebé es una niña ya en esta semana su útero y sus ovarios están localizados en su lugar correspondiente y tendrán los óvulos que serán liberados durante su vida reproductiva. Si es un niño, los testículos habrán comenzado su descenso desde el abdomen hacia las bolsas escrotales.

El ritmo cardíaco del feto ahora es un poco más lento, pero aún es superior al tuyo, por lo que son claramente diferenciables.

El sentido del equilibrio, un nuevo hito

Al tener el oído interno desarrollado, también se desarrolla el sentido del equilibrio. El feto ya tiene sentido de la orientación y ya puede moverse al revés o boca arriba en el interior de la matriz.

Durante la semana 24 de embarazo tu feto ya tiene los órganos sensoriales casi maduros en su totalidad, por ejemplo el oído, las papilas gustativas, nervios del tacto y el olfato. Este desarrollo le permite recibir estímulos del exterior y es imprescindible para su familiarización con tus olores y sabores a través del líquido amniótico.

En esta etapa los ojos del feto, al final del mes ya habrán completado su desarrollo. El iris carece de pigmentación definitiva, por lo que el color no podrá determinarse hasta meses después de su nacimiento.

Desarrollo fetal semana 24 de embarazo
Durante la semana 24 de embarazo comienza el proceso de maduración pulmonar y el oído interno del feto se ha desarrollado lo suficiente como para tener sentido de equilibrio

¿Y la madre como está en la 24ava semana?

Durante esta semana 24 de embarazo has aumentado bastante de peso. La parte superior correspondiente a tu útero se encuentra ubicada aproximadamente a una pulgada por encima de tu ombligo.

En esta etapa debes haber aumentado de peso aproximadamente 7 kilos, pero normalmente se considera un peso adecuado el que oscila entre los 7 y los 9 kilos. En el caso de estar esperando gemelos tu peso debe ser mayor, entre 7 y 11 kilogramos.

Exámenes y pruebas complementarias a las 24 semanas de embarazo

Cuando te encuentres cercana a la semana 24, está indicado el Test de O’Sullivan, que es una prueba muy sencilla mediante la cual se sospecha la presencia de diabetes gestacional. La manera en que se realiza es rápida y eficaz.

Se te extrae sangre y se determinan los niveles basales de glucosa en sangre. Más tarde te darán a beber un líquido o zumo azucarado con un concentración de 50 gramos de glucosa. El sabor no es desagradable, por lo general son de limón o naranja. Una hora más tarde, permaneciendo sentada y sin haber ingerido otro alimento, se repetirá la extracción de sangre para una vez más, cuantificar los niveles de azúcar o glucosa en sangre, y establecer las posibilidades que tienes para sospechar la presencia de diabetes.

Si los valores obtenidos en el análisis sobrepasan los 140 gr/dl, significa que tienes altas probabilidades de padecer diabetes gestacional, pero para estar seguro, se confirma con una segunda prueba en el laboratorio, en esta ocasión en ayunas. Esta prueba es llamada de tolerancia a la glucosa o PTG. Para ella se te suministrará una sobrecarga oral de glucosa equivalente a 75 gramos de esta azúcar.

Se te realizarán extracciones de sangre en ayunas, una hora, dos y tres horas posteriores al consumo de la solución glucosada. En el caso de que los exámenes arrojen dos valores alterados se concluye que tienes diabetes gestacional. Si fuera así, es de vital importancia que lleves un seguimiento de tu embarazo controlado por tu médico.

Los cuidados son necesarios porque la presencia de diabetes aumenta las complicaciones maternas y fetales durante el embarazo y también las relacionadas con el parto.

Niveles de hierro

En esta semana es normal que tus niveles de hierro desciendan por la demanda fetal para su desarrollo, por lo que también te serán indicados análisis sanguíneos para determinar los niveles de hierro en sangre y descartar que tengas anemia. Según los resultados se mide el porciento de hematocritos o glóbulos rojos en la sangre y de hemoglobina, que es la proteína que traslada el oxígeno.

Si el hematocrito está por debajo de 37 y la hemoglobina inferior a 12, entonces tienes anemia. Y para que la prueba tenga más exactitud, se complementa con un estudio del metabolismo de hierro que dará los niveles exactos de ferritina y hierro.

Si los niveles de glóbulos blancos son elevados son indicativos de que tuviste o tienes alguna infección, y si los niveles de tus plaquetas están muy bajos, tienes riesgo de sangramientos durante el parto y el posparto. En cada caso, tu médico tomará las medidas correspondientes.

Embarazada de 24 semanas
A las 24 semanas tu cuerpo se va transformando y adaptándose a su nuevo estado, las modificaciones se manifiestan en tu fisonomía y en tu fisiología

Malestares y complicaciones en la semana 24 de embarazo

Durante tu semana 24 de embarazo, notarás un incremento en determinadas molestias, como hinchazón, sentirás la piel tirante, y un aumento considerable de tu peso. Es un proceso normal y no debes perder la calma, sino más bien adaptarte para llevar mejor tu situación.

Diabetes gestacional

Este tipo de diabetes ocurre, cuando los niveles de insulina se encuentran alterados, como consecuencia de los cambios hormonales durante el embarazo. La insulina es una hormona que regula la glucosa en sangre y su disminución, por su parte el glucagón es otra hormona pero a diferencia de la insulina aumenta la concentración de glucosa en sangre.

Cuando ambas hormonas se encuentran equilibradas, no existe problema alguno. Pero si una de ellas falla, puede conllevar a la diabetes gestacional. O sea más glucosa de la normal llegará a tu bebé y puede conducir a la obesidad y a complicaciones durante el proceso del parto.

Este conlleva a problemas en el feto luego del nacimiento pues mientras se encuentra en la placenta, segrega por su propio páncreas la insulina necesaria para disminuir la glucosa. Pero luego al nacer, esa glucosa baja más, y deberá requerir tratamientos por hipoglucemia, porque su insulina permanecerá más activa, cuando ya tú no le transfieras el azúcar.

Si presentas diabetes gestacional, esta se controla con una dieta adecuada y ejercicios, y una vez después del parto, los niveles de azúcar en sangre vuelven a ser normales. Aunque debes mantenerte alerta, pues suele suceder que las mujeres que han desarrollado diabetes gestacional, puedan presentar diabetes más adelante.

Por este motivo debes controlar una vez al año tus niveles de azúcar en sangre para conocer si todo marcha bien. De cualquier manera, mantener la dieta saludable como has hecho hasta ahora te será de gran ayuda para evitar desarrollar diabetes.

Anemia

Si te sientes mareada, con la piel pálida, y sientes mucho cansancio lo más probable es que tengas anemia, un síntoma bastante usual durante esta etapa de tu embarazo. Ocurre pues el feto demanda cada vez más hierro para desarrollarse, y por tanto tus niveles bajan, al disminuir en proporción el número de glóbulos rojos en tu cuerpo.

El feto se mantiene muy activo
El feto de 24 semanas se mantiene muy activo y puede no haber adoptado aun la posicion que presentará en el momento del parto

Falta de aire y fatigas

En estos momentos puedes experimentar sofocos, falta de aire y sensación de fatiga, también sudoraciones. Esto es debido al peso de tu feto, porque a mayor peso mayor será la cantidad de sangre que circula por tu cuerpo.

Si tu embarazo transcurre durante el verano, será un tanto más incómodo y deberás refrescarte a menudo. Pero si tu embarazo se desarrolla durante el invierno, sentirás menos frio. Lo importante, siempre independientemente de la estación, es mantenerte hidratada, y lavar y secar bien las ingles y debajo de los senos, para evitar que estas zonas, ya de por si muy sensibles se irriten.

Parto prematuro

Durante esta etapa de tu embarazo, debes mantenerte alerta ante cualquier signo o síntoma que pueda indicar un parto prematuro. Los síntomas serán muy propios para cada mujer, pero por lo general se manifiesta con dolores abdominales, parecidos a los menstruales. Puede cambiar las características del flujo vaginal y liquido por la vagina, puede acompañarse de dolores o molestias en la zona de la espalda baja.

También puede sentirse presión en la parte baja del abdomen y contracciones uterinas. Ante cualquiera de estos síntomas y llama a tu médico y más aún si tienes pérdida abundante de líquido por la vagina, requiere de una atención médica inmediata.

Los recién nacidos durante la semana 24 tienen aún su sistema respiratorio inmaduro, lo que obliga a que sean atendidos en una unidad de cuidados intensivos. Se estima que en esta semana el por ciento de supervivencia es alrededor de un 50 por ciento.

Bebé prematuro es muy riesgoso
Durante la semana 24 de embarazo ya el feto se considera viable, pero aún está muy inmaduro por lo que las complicaciones pueden ser diversas y peligrar su vida

Las probabilidades de vida extrauterina se incrementan en la misma medida que el embarazo transcurre, pero cuando el parto es muy adelantado y el feto muy inmaduro las complicaciones continúan siendo frecuentes y de gravedad, y la ocurrencia de secuelas neurológicas es bastante alta.

Cuidados y actividades especiales del embarazo 24 semanas

Ahora tu útero se encuentra más cercano a tu ombligo, esto puede provocar que sientas dolor en los costados de tu abdomen. También puedes notar que tu frecuencia cardíaca se incrementa, esto es debido al esfuerzo que realizan tus pulmones y tu corazón. Con frecuencia observarás que tu piel toma un color rosado y sentirás calor en ocasiones.

Cuidado de la piel

En la semana 24 de embarazo, zonas como el pecho, los glúteos o la barriga se distienden y es usual que aparezcan las estrías, aunque siempre puedes mitigar su aparición si mantienes una alimentación adecuada, ejercicios diarios, crema hidratante y sobre todo el control de la ganancia de peso. En el caso de presentar alguna comezón muy molesta, debes ver a tu doctor.

Alimentación rica en nutrientes esenciales

Durante esta semana 24 de embarazo debes mantener una dieta equilibrada que incluya todos los nutrientes, minerales y vitaminas que requieres durante esta etapa, especialmente todos aquellos alimentos que contengan altas cantidades de hierro.

Puedes encontrarlo en las carnes rojas, en toda clase de lentejas, el hígado y en verduras como las espinacas y la col. Además toma tus suplementos prenatales, que por lo general incluyen hierro en su contenido.

Embarazada de 24 semanas
Durante la semana 24 de embarazo tu abdomen sigue creciendo, las hormonas facilitando la relajación de tus articulaciones y trataras de mantener el equilibrio con un desplazamiento del centro de gravedad

Actividad física

Con el aumento del tamaño del feto y tu propio aumento de peso, tu centro de gravedad se desplaza, esto puede provocarte dolores bastante molestos en la espalda. Para mejorarlos puedes practicar algún tipo de ejercicio como yoga o Pilates: estos te permitirán también controlar mejor tu respiración, además de ayudarte a sentir mejor emocionalmente. Hacer ejercicios abdominales y estiramientos es beneficioso en cambio evita llevar pesos sobre la cadera.

Sabías que… en la semana 24 del embarazo…

Para utilizar prendas que sean holgadas y agradables, puedes vestir con vestidos corte imperial, faldas o pantalones holgados si los prefieres. Tu elección siempre debe estar dirigida hacia tu comodidad y lo que consideres resulta de tu agrado, así que puedes emplear parte de tu tiempo libre en actualizar tu ropero. Esta actividad te resultará además de útil muy relajante.

Embarazada en la semana 24 de embarazo
Cuando estás en la semana 24 de embarazo no hay restricción para viajar, pero debes adopatar las medidas de seguridad necesarias para cada medio de transporte

Si decides viajar debes tomar ciertas precauciones, por ejemplo no debes hacerlo en moto. En cuanto a viajar en avión, coche, tren y barco no se considera riesgoso y no está contraindicado siempre y cuando mantengas la supervisión médica. Aunque en algunos casos podrías presentar náuseas, y si así fuera debes evitar viajar.

Cuando viajes en automóvil, debes utilizar correctamente el cinturón de seguridad, el más adecuado en tu estado es aquel que tiene tres puntos de anclaje, con franja en diagonal para apoyar entre tus pechos y una franja abdominal apoyada bajo tu vientre. No obstante también puedes acudir a los adaptadores específicos para embarazadas.

También es importante en las 24 semanas de embarazo…

En la semana 24 de tu embarazo puedes planificar reuniones familiares, y desde ya pensar en cómo festejarás el baby shower. Así compartiendo con amistades y familia, te sentirás muy bien. Eso sin contar con que, seguramente, recibirás unos cuantos regalos que te ayudarán a continuar completando el ajuar del recién nacido.

Canal Chupete sigue a tu lado, recorriendo las semanas que nos faltan para llegar al ansiado momento de conocer a tu hijo. Esta feliz espera nos acerca a uno de los milagros más hermosos de la naturaleza: engendrar y dar vida a un gran tesoro que por siempre ocupará tu corazón.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Cargando…