Semana 21 de embarazo

En la semana 21 de embarazo sentirás cambios favorables en cuanto a tu estado anímico, tenderás a sentirte más tranquila y con más estabilidad emocional. Ya algunas molestias habrán disminuido hasta casi desaparecer: este es tu quinto mes gestacional y aunque tu panza no es demasiado prominente, pero si estás esperando más de un bebé, será notable.

Este es el momento perfecto para disfrutar a plenitud de tu embarazo y sentirte la mujer más dichosa del mundo, dando mimos a tu panza para que el bebé ya sepa que lo quieres antes de nacer.

El desarrollo del feto en la semana 21 de embarazo

Durante la semana 21 de tu embarazo, ya el feto ha aumentado mucho de tamaño: en estos momentos mide aproximadamente unos 26.7 centímetros y su peso oscila en los 360 gramos más o menos. El feto se empeña en que lo notes, y durante esta etapa es muy dinámico y se mueve continuamente, estos movimientos son estimuladores de su sistema mental y físico.

Las uñas aún son en extremo débiles y su piel está cubierta de consistencia cerosa llamada vérnix ceroso, que lo protege de cualquier daño.

Los órganos tienen un desarrollo muy avanzado

Durante esta etapa el corazón del feto late muy a prisa, con una frecuencia que oscila entre los 120 y 160 latidos por minuto. Si bien son perceptibles con un estetoscopio, aun no son lo suficientemente fuertes como para distinguirlos de los tuyos.

feto de 21 semanas de embarazo
Durante esta semana, la médula ósea del bebé empieza a producir glóbulos rojos y otras células sanguíneas función desarrollada hasta ese momento por el hígado y el bazo

Durante las anteriores semanas los órganos que producían sus glóbulos rojos eran el hígado y el bazo, pero a partir de esta semana serán además producidos  en la médula ósea que ya se encuentra lo suficientemente madura y desarrollada para compartir esta función.

El feto ahora puede tragar líquido amniótico aunque la alimentación fundamental la seguirá recibiendo de la madre mediante la placenta y le llega mediante el cordón umbilical. Su sistema digestivo permite que absorba pequeñas cantidades de glucosa del líquido amniótico  y eliminar el resto que no requiere al intestino grueso.

Respecto al sistema reproductivo, en el caso de las niñas los ovarios ya se encuentran ubicados en la pelvis. En los varoncitos, los testículos también han descendido, aunque sin llegar al escroto aún.

Comienza a desarrollar el reflejo de succión

Durante esta semana de tu embarazo, ya el feto es capaz de escuchar sonidos, mover y cerrar sus manos. El sentido de la visión también va desarrollándose paulatinamente al punto de que puede realizar rápidos movimientos oculares.

Una de las peculiaridades de la semana 21 de embarazo es que ya tu pequeñín es capaz de chuparse su dedo pulgar. El reflejo de succión inglés está en desarrollo lo que es otra garantía de que será capaz de succionar el pezón cuando nazca.

Sistema nervioso más control de sus movimientos

Si bien sus movimientos son aún reflejos, a medida de que trascurra el embarazo y las terminales nerviosas se desarrollen y maduren ganando en expansión y conexiones neuronales, el feto tendrá cada vez más control sobre cada uno de su movimientos. Su cerebro ya puede captar las señales eléctricas relacionadas con sensaciones relativas al dolor, la iluminación y los cambios térmicos.

Presentación fetal

Es probable que en la semana 20 el feto ya tenga la posición más común para el nacimiento la cefálica o de cabeza, pero puede hacerlo posteriormente. La presentación cefálica ocurre en más del 95% de las embarazadas. Hay un 5% de mujeres en que  es pelviana o de nalgas, de pie o transversa.

Como el feto aún en la semana 21 tiene espacio suficiente podría ser que en el tiempo de embarazo restante modifique su posición.

desarrollo fetal semana 19
En la semana 21 de embarazo la placenta proporciona casi todo el alimento al bebé pero ya el feto es capaz de ingerir porciones de líquido amniótico

¿Cómo estará la madre en la semana 21 de embarazo?

Durante la semana 21 ya te has adaptado al crecimiento uterino de tu bebé, el cual ha aumentado de tamaño y ahora mide aproximadamente 20 centímetros.

Tu cintura habrá ganado en grosor y el crecimiento de tu abdomen será evidente. Tus piernas, brazos, hombros y la cara, debido la retención de líquidos pueden verse más tersa y sin arrugas. Pero podrían comenzar algunas de las modificaciones en la piel relacionadas con la estimulación de los melanocitos, dando origen a la llamada máscara del embarazo o cloasma. También puede aparecer una linea más oscura desde el ombligo hasta el pubis llamada linea nigra.

Al igual que tú, el feto duerme a intervalos, tiene ciclos de sueño y vigilia y se acomodan en posturas que le resultan cómodas. Tu bebito está ahora mucho más activo y esto es muy favorable para su desarrollo muscular y nervioso.

En estos momentos deberás haber aumentado aproximadamente unos 5.5 kilos, si no es exactamente así, pero puede oscilar entre 5 y 8 kilogramos. Si estas desarrollando un embarazo múltiples, tu ganancia de peso puede ser mayor.

Seguimiento y control
En la semana 21 de embarazo debes de asistir a la consulta de seguimiento

Exámenes y pruebas complementarias a las 21 semanas de embarazo

La ecografía morfológica, de alta resolución o ecografía de las 20 semanas se efectúa entre la semana 19 y 22 de embarazo, de ahí que si aún no te la has efectuado es momento de acudir al médico y que te la indique. Recuerda que esta ecografía es de gran importancia para conocer cómo avanza el desarrollo de tu hijo. También podrás conocer su sexo, si así lo deseas.

También se debe determinar tu estado de salud general, medir tu peso, la tensión arterial, y hacer exámenes de sangre y orina, que se realizan habitualmente durante el seguimiento de tu embarazo.  Aunque ante cualquier duda o malestar no debes descartar una visita extra a tu ginecólogo.

Si eres alérgica debes prestar especial cuidado respecto a tu medicación y consultar con tu médico sobre la pertinencia o no de continuar con tus tratamiento, descontinuarlo o variar de medicamento. Solo él podrá establecer lo que se puede o no hacer, en beneficio de tu salud y la de tu bebé.

Pocos malestares en la semana 21 ava del embarazo

Sin lugar a dudas la semana 21 de embarazo es una de las más placenteras, muchos síntomas y malestares habrán disminuido y te sentirás más a gusto y con suficiente energía como para emprender nuevos proyectos. Todo bien, mientras no te extralimites y sobrepases tus fuerzas.

Embarazada 21 semanas
En la semana 21 de embarazo será una etapa con menores molestias y te sentirás mucho mejor, aprovecha para disfrutar esta dulce espera

Son menos y no tan acuciantes como en el primer trimestre del embarazo…y menos de los malestares que tendrás en el tercer trimestre, así que es momento de tomar un segundo aliento e irte preparando para el tiempo que te falta.

Molestias digestivas

Durante la semana 21 de embarazo ya conoces qué alimentos te hacen mal. En el caso de que persista la acidez y reflujo gástrico, asiste a consulta para que tu médico te indique algún medicamento antiácido que sea adecuado para tu estado.

Dolores osteomusculares, calambres y ciática

Durante esta etapa, sentirás malestares osteomusculares, los dolores focalizados en la zona lumbar y cervical son muy frecuentes y se incrementan, en la medida de que el feto aumenta y el tamaño del útero también, provocando un mayor esfuerzo en esta parte de la columna.

Es recomendable el ejercicio físico y recuerda cuando te encuentres sentada, apoyar tus pies en una posición ligeramente elevada y no permanecer en la misma postura durante periodos largos de tiempo. Bañarte con agua tibia también te ayudará.

Asiste a consulta con un fisiatra, te sorprenderá la mejoría que experimentarás con unas cuantas sesiones de masajes. Si el dolor en la espalda no cede y se acompaña de vértigos, por las dudas acude siempre a tu médico.

Várices y otros problemas circulatorios

Es normal que a las 21 semanas de tu embarazo aparezcan las tan temidas várices. Aunque también se le atribuye al factor hereditario, no es menos cierto que la posibilidad de que surjan o se incrementen se debe a que el volumen de sangre aumenta y por otra parte disminuye el retorno venoso desde las piernas a la pelvis. Lo anterior conduce a una mayor presión sobre las paredes venosas lo que puede producir su dilatación.  Lo más común es que se presenten en las piernas, pero durante el embarazo pueden aparecer en las nalgas y la zona vaginal.

Por las mismas razones antes expuestas, también padecerás con frecuencia de inflamación en tus pies, tobillos y también con la presencia de calmbres en los miembros inferiores.

Resulta muy recomendable que ingieras abundante cantidad de líquido, y camines diariamente al menos mdos horas. También puedes hacer ejercicios rotatorios con los tobillos y mover los dedos de los pies cuando estés sentada, para activar la circulación de las piernas.

Micciones frecuentes

Puedes presentar incontinencia por la presión del útero sobre la pelvis y por el aumento del volumen sanguíneo y la filtración glomerular, lo que significa que cuando tosas, rías, o corras puedes perder pequeñas cantidades de orina. Es bastante común, así que no te preocupes si te ocurre.

De cualquier forma, durante esta semana sentirás un muy bienvenido alivio en lo referido a los deseos frecuentes de orinar. Este es el momento de salir y relajarte con tu pareja, sin la preocupación de tener que ir cada cinco minutos al baño.

Infecciones vaginales

No te preocupes si presentas secreciones claras o blanquecinas durante esta etapa, y su olor no es fuerte o desagradable. En el caso de que estas sean más espesas y sientas escozor, malestar al orinar o tus genitales se encuentran irritados debes acudir de inmediato al médico. Por lo general tienen un tratamiento sencillo y eficaz.

Parto pretérmino

Aunque ya técnicamente el peligro de aborto espontáneo ha pasado, eso no significa que si tienes un parto pretérmino tu hijo tenga posibilidades de sobrevivir. Hasta la semana 20 todo alumbramiento era necesariamente letal para el feto porque no tenía el tejido pulmonar desarrollado. Y, en solo una semana esto no se habrá modificado sustancialmente.

Por ello, no puedes perder de vista los cuidados, la buena alimentación y no te excedas en los antojos, que pueden resultar perjudiciales. Elimina además hábitos tan poco saludables como los cigarrillos, las bebidas que contengan alcohol y el azúcar en exceso.

Recuerda que la vida y el bienestar futuro de tu hijo dependen por entero de la actitud que adoptes ahora mismo.

Cuidados y actividades especiales en la semana 21 de embarazo

Ahora, a la mitad del camino, ya tu cuerpo te da un respiro para que disfrutes de la gestación. No obstante, persisten algunos cuidados que debes adoptar para que todo siga marchando perfectamente con tu embarazo.

Cuidado de la piel

Durante esta semana 21 de tu embarazo puede ser que presentes acné, debido al exceso de grasa en el rostro. Puedes emplear algunos métodos paliativos, pero su presencia está asociada a los cambios hormonales y eso no lo puedes modificar hasta tanto no se produzca el parto.

También sería muy aconsejable la consulta a un dermatólogo, podrías tener una mejoría al alcance de tu mano, con algunas medidas que te pueda recomendar de acuerdo a la severidad de tu caso.

Es importante que conozcas que existen medicamentos y productos cosméticos que se desaconsejan, pues en sus componentes hay sustancias que puedan traspasar la placenta y afectar al feto.

Alimentación saludable y buena higiene alimentaria

Es muy recomendable tanto para ti como para tu bebé, que acudas a un nutricionista para determinar cuál debe ser la dieta que debes seguir y así mantener un consumo saludable de alimentos.

Si eres de quienes gusta consumir carnes a media cocción, elimina de inmediato esa peligrosa costumbre. Las carnes en todas sus variantes, incluidos los pescados, han de estar bien cocinadas. Las verduras deben estar bien lavadas y cuando sea posible cocinarlas, y en un buen estado de conservación. No debes consumir leche y derivados lácteos sin pasteurizar. Así evitas el riesgo de enfermedades. De tu higiene alimenticia depende no sólo tu salud, sino la del bebé que estás esperando.

Bebé en crecimiento: 21 semanas de embarazo
Una alimentación sana asegurará la salud de tu pequeño en la semana 21 de embarazo

Actividad física y relajación

Puedes practicar la natación, que es un ejercicio considerado completo, por ser beneficioso para tu sistema respiratorio, favorecer el buen funcionamiento de tu sistema cardiovascular y con ello la irrigación sanguínea, además de ser un excelente tonificador muscular.

No tiene que ser necesariamente en una piscina. Con un buen bloqueador solar y en horas que el sol no sea demasiado fuerte, bien puedes premiar tu maternidad con un paseo por la playa.

Conciliar el sueño sí puede ser un poquito más difícil, pues ya tu bebé se mueve y se hace notar. Para aliviar estos efectos, toma algún té relajante preferentemente tibio, antes de ir a dormir. Pero si aun así te resulta imposible, aprovecha el día y recupera las horas perdidas.

Relaciones sexuales en la semana 21 de embarazo

Si deseas hacer el amor con tu pareja, puedes ensayar diferentes posturas que resulten cómodas por el tamaño de tu vientre, pues al bebé está comprobado que no lo daña en lo absoluto.

El feto puede percibir algunos movimientos y tu ritmo cardiaco, o percibir incluso la rigidez del útero en el momento del orgasmo, pero lógicamente no comprende qué está sucediendo. No obstante, el estado placentero que provoca en ti sí es muy favorable, pues tú bebé puede percibir y compartir tus estados de ánimo.

Sabías que… en la semana 21 del embarazo…

Puedes acudir a un fisiatra y él determinará cuáles son los ejercicios apropiados en esta etapa de tu embarazo para que te sea más fácil conciliar el sueño, liberar el estrés y relajar un poco los músculos.

Mantener una buena comunicación con tu pareja es vital para tu seguridad emocional, hacer de este momento algo común, actuar desde ya como futuros padres, es muy reconfortante.

Apoyo de la pareja
En la semana 21 de embarazo ya estás a más de la mitad del feliz trayecto contar con el apoyo de tu pareja será un gran soporte en este periodo de espera

No aísles al futuro papá de todas tus actividades, más bien compartan juntos este momento tan importante, en la vida de ambos. Pueden ir planificando en conjunto la decoración del cuarto del bebé, qué ropa comprarán, qué nombre le pondrán…uno novedoso o uno clásico. Tan sólo por exponer un ejemplo, en realidad son muchas las acciones que pueden realizar juntos.

También es importante en las 21 semanas de embarazo…

Debes conocer los derechos que te asisten como mujer embarazada, y mantener una buena comunicación con la empresa y tus jefes o supervisor. Es importante que conozcan la programación de tus  consultas al ginecólogo, así garantizas la confiabilidad que en ti han mantenido hasta el momento y podrás reintegrarte, una vez que tu bebé se encuentre apto para ingresar en una guardería.

Disfruta este segundo trimestre, considerado como una de las etapas del embarazo en las que mejor te sentirás, garantiza tu bienestar, tu tranquilidad y así estarás asegurando la salud de tu bebé.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Cargando…