Los cuidados durante el embarazo son una garantía de mejor salud

Has llegado al fin a esa etapa de tu vida tan esperada: ser una futura madre. Para que este proceso natural transcurra sin contratiempos y sea para ti un período de tiempo feliz, debes tener algunos cuidados durante el embarazo.

Estos cuidados durante el embarazo serán una garantía para la salud tuya y la de tu hijo. Deberás inclusive desde que estas planificando tu embarazo adoptar hábitos de vida saludables, tomar el ácido fólico y saber lo que puede ser aconsejable para no afectar a tu bebé y las cosas que lo pueden beneficiar.

Incluso aunque ya hayas estado embarazada en otras ocasiones, ten en cuenta que todas las gestaciones no transcurren de igual manera, por lo que siempre debes estar al tanto de tu estado de salud. La palabra de orden en estos momentos es mantener todos los cuidados durante el embarazo.

Cuidados durante el embarazo muy especiales para ti y tu bebé

Todos los cuidados durante el embarazo son importantes, conque ser una mujer bien informada también te ayudará en esta etapa tan importante de tu vida. Los cuidados esenciales son:

  1. La alimentación
  2. Actividad física y ejercicios
  3. Control del aumento de peso
  4. El sueño
  5. Eliminar hábitos tóxicos
  6. Evitar riesgos innecesarios
  7. Prevenir el estrés
  8. Realizar periódicamente controles prenatales
  9. Hábitos higiénicos
  10. Informarte y estar alerta ante posibles complicaciones del embarazo
  11. Cuidar tu piel
  12. No auto medicarse
  13. Relaciones sexuales y embarazo
  14. Tomar precauciones con los viajes durante el embarazo
  15. Prepararse para el parto

1. La alimentación  un cuidado durante el embarazo esencial

En la página dedicada a alimentación durante el embarazo, podrás encontrar una información completa sobre este trascendente tema, pero a manera de resumen será fundamental en esta etapa de tu vida:

  • Tener una alimentación sana y balanceada con alimentos frescos, frutas, verduras, leche, derivados lácteos y elevado contenido de fibras.
  • Se deben efectuar entre 5 o 6 comidas al día, respetando la demanda calórica y de acuerdo a tu peso al quedar embarazada.
  • Durante el embarazo es esencial cuidar la dieta: la alimentación debe ser rica en minerales y vitaminas y baja en grasas y azúcares.
  • Especialmente importante es asegurar el suministro de ácido fólico, hierro, vitamina B12, iodo y calcio.
  • La mujer embarazada tienen altas demandas de calcio (1000 mg/día),por ello es recomendable el consumo de alimentos ricos en este mineral como la leche, los derivados lácteos con bajo contenido de grasa y los quesos pasteurizados. También son ricos en calcio, los cereales, el brócoli, las espinacas, las judías, el tofu y las almendras entre otros. Si ingiere 4 porciones o más de lácteos cada día será suficiente para consumir la cantidad de calcio que usted y su bebé necesitan.
  • Durante el embarazo es necesario ingerir alrededor 30 mg de hierro cada día, porque el hierro es necesario para la formación de glóbulos rojos. También las mujeres que son veganas requieren un suplemento adicional de hierro. Los alimentos que aportan este mineral son la carne roja, el salmón, los huevos, el tofu y los cereales entre otros.
Fuentes ricas en calcio
Una dieta saludable con verduras, vegetales, baja en grasa y con el aporte adecuado de carbohidratos, proteínas y calcio es fundamental para el desarrollo de tu embarazo

Cuidado durante el embarazo con estos alimentos

  • Los productos estimulantes como el té, el café y el chocolate los debes de reducir o eliminar. Si no puede prescindir de tomar café u otras bebidas con cafeína, no tome más de 1 o 2 tazas al día.
  • La carne, los huevos y el pescado que no estén bien cocinados podrían ponerla en riesgo de contraer una infección.
  • No coma más de 2 a 3 porciones de pescado a la semana (esto incluye el pescado enlatado). No coma tiburón, pez espada, pez caballa ni blanquillo, estos pescados podrían tener altos niveles de mercurio y hacerle daño a su bebé.
  • Si come atún, asegúrese de que sea atún en agua y no coma más de 6 onzas por semana de atún albacora y filetes de atún y hasta 12 onzas por semana de atún enlatado en agua.
  • No tome leche sin pasteurizar ni coma productos lácteos no pasteurizados. Los quesos suaves, como el Brie, feta, Camembert, queso azul y los quesos estilo mexicano, como el queso fresco, pueden contener bacterias que podrían causar infecciones.

Agua y bebidas azucaradas

El volumen sanguíneo de la mujer aumenta de una manera muy marcada durante el embarazo. Es por ello que el consumo de agua es uno de los cuidados durante el embarazo que debes prestarle gran atención. Debes de  consumir como mínimo dos litros de agua por día. Esto es fundamental para mantener tu salud y la de tu bebé porque así se evitará la deshidratación y el estreñimiento.

No consumas bebidas azucaradas
Está demostrado que el consumo de bebidas azucaradas durante el embarazo no es conveniente para ti, ni para tu bebe

Durante el embarazo no es recomendable el consumo de bebidas azucaradas porque se ha relacionado con la aparición de diabetes gestacional, de aumento de peso del feto y dificultades en el parto. Más recientemente se ha establecido una relación entre el consumo de estas bebidas y la obesidad infantil a los 8 años de edad.

Otros trabajos empleando bebidas endulzadas con edulcorantes artificiales también demostraron efectos no favorables, es por ello que lo mejor es el consumo de agua.

Suplementos vitamínicos y minerales

Antes y durante los tres primeros meses del embarazo debe tomar 400 microgramos de ácido fólico para prevenir malformaciones de la médula espinal y del cerebro del bebé. Si previamente tuvo un hijo con estas afecciones la dosis recomendada se eleva.

Diferentes estudios demuestran que tu bebé tendrá hasta un 70% de menor riesgo a presentar defectos del tubo neural al nacimiento si la madre consume el ácido fólico durante el embarazo.

En ocasiones el médico le recomendará algunos suplementos vitamínicos o minerales o ambos pero  estará en dependencia de los niveles de estos componentes en tu sangre y de tu alimentación.

2. Un cuidado durante el embarazo muy importante la actividad física y los ejercicios

En canalchupete.com tienes una página completamente dedicada a la actividad física durante el embarazo porque es considerada una de los cuidados durante el embarazo que repercutirá favorablemente en el desarrollo de tu gestación.

El ejercicio ayuda a la embarazada
Si tu embarazo es saludable y no tienes factores de riesgo la actividad fisica durante esta etapa es muy conveniente

Sobre los mismos hay algunos elementos básicos que debes tener en cuenta:

  • Antes de continuar o comenzar la práctica de ejercicios tu médico debe supervisar que no presentas ningún factor de riesgo que haga no aconsejable la práctica de actividad física.
  • Los ejercicios durante el embarazo deben ser de intensidad moderada.
  • Se recomienda su práctica por al menos 150 minutos a la semana. Trata de hacer como mínimo 30 minutos de actividad física al menos 5 días a la semana.
  • Selecciona el deporte adecuado a tu situación física y evita los deportes de riesgo para ti y tu hijo.
  • Si se presentan signos o síntomas de una complicación en el embarazo cesa la actividad física y acude de inmediato a un servicio de urgencias.

3. No dejes de lado el control del aumento de peso durante el embarazo

Uno de los cuidados durante el embarazo al que debes prestarle máxima atención es el aumento de peso. Esto resulta de gran importancia y varía de acuerdo al peso que tenía la mujer al inicio de su gestación.

Por otra parte cada etapa del embarazo se caracteriza por una ganancia determinada. La historia personal, la alimentación, el nivel de actividad física y las características del embarazo determinarán el aumento que se debe lograr durante el embarazo.

Por lo general las embarazadas cuyo índice de masa corporal era normal al quedar embarazada se espera un aumento entre 22 a 29 libras. Si su Índice de masa corporal era bajo pues es recomendable mayor aumento, si por el contrario era superior  su aumento debe ser más discreto. Los valores promedios se muestran en la siguiente tabla.

INCREMENTO DE PESO EN CORRESPONDENCIA CON EL PESO AL INICIO DEL EMBARAZO

Peso antes del embarazo

Incremento total(promedio Kg)

Rango(Kg)

Normal

12

10-13

Sobrepeso u obesidad

7

7-10

Bajo

13

15-17

 

Este peso como previamente señalamos no es homogéneo en todos los trimestres, para una mujer con un peso normal al quedar embarazada seria como se destaca en la tabla que a continuación se muestra.

INCREMENTO DE PESO EN CADA TRIMESTRE EN UNA MUJER CON PESO NORMAL

Trimestres

Semanas de embarazo

Incremento de peso (Kg)

Primero

0-12

0-1

Segundo

13-24

3-4

Tercero

25-40

8

 

Diversos trabajos demuestran que un aumento de peso excesivo durante el embarazo puede incrementar el riesgo de padecer diabetes gestacional e hipertensión arterial. Asi mismo aumenta el riesgo de complicaciones en el parto.

4. El sueño y el descanso, uno de los cuidados durante el embarazo

Una de las características del embarazo es que el sueño se dificulta en algunas mujeres y en muchas se origina una sensación de cansancio. Tanto en un caso como en otro es necesario que el descanso sea uno de los cuidados durante el embarazo. Tratar de dormir al menos 8 horas diarias sumando el tiempo de la siesta o descanso durante el día. No esforzarse en demasía y dormir y descansar lo que el cuerpo le reclame.

Embarazada descansando
Debes de dormir al menos 8 horas durante el embarazo y descansar en función de los reclamos de tu cuerpo

Los especialistas recomiendan dormir sobre el lado izquierdo para que la presión del feto sobre los grandes vasos sanguíneos sea menor y así el flujo sanguíneo hacia el bebé será mayor. El descanso de esta forma también ayuda a que las piernas se inflamen menos, a prevenir las várices, las hemorroides y el estreñimiento.

Para encontrar posturas más cómodas puede emplear almohadones para embarazadas o cojines para colocar entre las piernas, detrás de la espalda y debajo del vientre.

5. Eliminar hábitos tóxicos más que un cuidado es una obligación

Eliminar el alcohol, el tabaco y las drogas son cuidados durante el embarazo que te agradecerá tu hijo por toda la vida.

Alcohol

Una de las causas de los defectos al nacimiento tanto físicas como afectaciones cerebrales es el consumo de alcohol durante el embarazo. Pequeñas cantidades de este producto pueden ocasionar alteraciones irreversibles, porque puede llegar fácilmente al embrión o feto y este no está preparado para su eliminación.

Tabaco

Los estudios muestran que los bebés nacidos de mujeres que fuman probablemente sean prematuros, pequeños y tengan problemas de conducta a una edad temprana. Una nueva investigación encontró que los efectos negativos para la salud de la exposición al tabaco en el útero pueden durar años, provocando daños en las habilidades de aprendizaje que implican el uso de la memoria, el razonamiento, la resolución de problemas y la planificación.

En los Estados Unidos de América los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estiman en un 8% las mujeres embarazadas continúan fumando.

Los riesgos de fumar durante el embarazo incluyen:

  • Aborto espontáneo o parto prematuro
  • Bajo peso del recién nacido
  • Muerte fetal
  • Mayor incidencia del síndrome de muerte súbita del lactante
  • Propicia la aparición de asma y otros problemas respiratorios

Drogas

Las drogas como la cocaína, heroína, marihuana incrementan las probabilidades de que puedas tener un aborto espontáneo o un parto prematuro. Otra posibilidad es que tu bebé tenga defectos congénitos.

Uno de sus grandes peligros es que tu bebé también nazca con una adicción a la droga que tú has estado consumiendo. Todo lo anterior conlleva serios y graves problemas de salud para tu hijo.

Si tienes adicción a las drogas y quieres salir embarazada en las consultas de Planificación del embarazo te pueden ayudar a encontrar las mejores alternativas.

6. Evitar riesgos innecesarios

Durante estos 9 meses es normal y fisiológico experimentar ciertos malestares que puedes ir controlando con algunas medidas que hemos reseñado en la página dedicada a esa temática.  Cada una de las etapas del embarazo tiene sus propios malestares y posibles complicaciones.

Pero adicionalmente a ellos debes tomar precauciones adicionales para evitar algunos otros riesgos innecesarios entre ellos:

  • Evitar enfermedades transmitidas por alimentos: Sea muy cuidadosa con relación a la seguridad alimentaria en particular el lavado de las frutas y vegetales, evitar el consumo productos crudos o semi crudos como la leche, las carnes o el pescado.
  • Abstenerte de limpiar el cajón de los excrementos del gato: los cajones de excrementos de gatos pueden ser una vía para adquirir la Toxoplasmosis que puede afectar el desarrollo del feto. No se manifiestan los síntomas en la mujer gestante pero el bebé puede sufrir graves problemas en la vista, en el cerebro, retardo en el crecimiento y parto prematuro entre otras.
  • No exposición a sustancias radioactivas y otras sustancias tóxicas como el plomo, cobre y el mercurio ya que pueden ser perjudiciales para el bebé.
  • Evitar la exposición a altas temperaturas y baños de inmersión.
  • Evaluar con su médico las características de su trabajo para determinar que no ofrece riesgos para ti, ni para tu bebé.

7. Evitar el estrés

Una gran parte de las futuras mamás están sometidas a diferentes niveles de estrés porque tienen preocupaciones sobre el desarrollo del embarazo, el parto, las características de su hijo, sus cualidades como madre y otras situaciones. En ocasiones a estas preocupaciones normales se le adicionan otras complementarias que pueden agravar la situación antes descrita.

Un nivel de estrés mantenido puede tener efectos negativos en la salud física y emocional de la gestante y de su hijo. Es por ello que cuando te enfrentas a estas situaciones debes solicitar ayuda y no pretender que todo lo puedes.

Para atenuar los efectos adversos del estrés, puedes emplear técnicas de relajación, yoga, solicitar ayuda especializada, delegar, compartir tus sentimientos y otras muchas posibilidades. No te encierres en un círculo vicioso, tu mejor ayuda es la actitud con la que enfrentes y soluciones el agobio y la sobrecarga emocional.

8. Cuidados durante el embarazo: realizar periódicamente controles prenatales

Como embarazada y futura mamá, es importante que conozcas que los controles prenatales son pruebas que pueden detectar cualquier problema, si los hubiera. No son motivo de alarma: esta atención periódica y constante te garantizan un mejor estado de salud para ti y tu bebé. También ayudan a que te sientas segura, pues todos los cuidados durante el embarazo repercuten de forma positiva antes y después del parto.

Los controles prenatales son de rutina y se realizan de forma periódica, una vez al mes a partir de la cuarta semana de gestación hasta la 28. Luego, dos veces al mes hasta la semana 36 y por último semanalmente a partir de la semana 36 hasta el momento del parto. En el caso de que seas una embarazada considerada de alto riesgo, la visita a consulta médica debes realizarla con una mayor frecuencia.

Normalmente en la primera consulta médica, luego de realizarte un cuidadoso examen físico, y el médico hará un estimado sobre la fecha probable del parto. También te indicará los exámenes complementarios.

Es muy importante que cualquier pregunta que te realice el médico sobre tu estilo de vida, tus relaciones y hábitos las respondas con absoluta honestidad. De eso depende que el tratamiento y seguimiento que te realice sea el correcto y no se encuentre falseado por no haber sido sincera con él. Recuerda que de estos cuidados durante el embarazo depende tu salud y la de tu bebé.

Estar al tanto de las pruebas prenatales y sus resultados

Entre tus prioridades se encuentra estar al tanto de los resultados de las pruebas prenatales. El médico estará al tanto de otros signos como son la presión sanguínea y tu peso, realizará controles del ritmo cardiaco de tu bebé y te medirá el abdomen para conocer su crecimiento.

Tu médico estará al tanto en el caso de que seas considerada una embarazada de alto riesgo, para ello tomará como indicativos los siguientes puntos.

  • En el caso de estar embarazada de mellizos.
  • Si en los embarazos anteriores has presentado algún tipo de complicación.
  • Padecer de algún tipo de enfermedad como la hipertensión, la diabetes, enfermedades del sistema inmune, cáncer o VIH.
  • Ser adolescente o tener más de 35 años de edad.
  • Tener un peso por encima de lo considerado saludable o estar por debajo del peso adecuado.

Si eres considerada una embarazada de alto riesgo, no debes sentir temor. Sigue los consejos de tu médico y si te indica consulta con un psicólogo asiste. Te sentirás mucho más tranquila respecto a tu embarazo y al estado de salud de tu bebé.

Pruebas prenatales
Las pruebas y las consultas de seguimiento son muy convenientes durante el embarazo para detectar posibles problemas a tiempo

Si el médico recomienda ciertas pruebas prenatales tampoco te alarmes. Recuerda que las pruebas de detección ayudan a evaluar los riesgos, e incluso si los resultados de las pruebas de detección son fuera de lo esperado, no significa que tu bebé tiene algún problema. Tu médico te dirá cada paso a seguir. Todos estos cuidados durante el embarazo garantizan tu bienestar y deben ser seguidos al pie de la letra.

Controlar la actividad de tu bebé

A partir de las 28 semanas los movimientos del bebé deben ser controlados, lo que permitirá conocer si son normales o no. Para una mejor seguridad, puedes hacerlo tú, de una forma muy sencilla: cuenta los movimientos de tu bebé durante la noche, que es cuando tiende a estar más activo. Si tienes menos de 10 movimientos en una hora o si no se mueve en lo absoluto, llama a tu médico de inmediato.

9. Hábitos higiénicos

Mantener la correcta higiene personal, el cuidado íntimo y  el lavado frecuente de las manos deben ser rutinas normales de una mujer, pero si estas embarazada más aún.

Debes ser muy cuidadosa con relación a la seguridad alimentaria en particular el lavado de las frutas y vegetales así como evitar el consumo productos crudos o semicrudos.

10. Informarte y estar alerta ante posibles complicaciones del embarazo

En canalchupete.com hay  una página dedicada a las posibles complicaciones del embrazo, pero por su importancia te reiteramos que debes de prestar especial atención a algunas señales que podrían ser expresión de alguna dificultad. Este es uno de los cuidados del embarazo que no debes pasar por alto.

Vigila las complicaciones
La mayoría de los embarazos transcurren sin complicaciones, pero siempre debes de estar muy atenta ante posibles signos que te alerten que algo no está bien

Debes de acudir al médico o a un servicio de urgencias si observas un sangrado o pérdida de líquidos por vía vaginal, dolor o cólicos en la parte inferior del abdomen o si detectas un cambio en los movimientos de tu bebé.

Si tienes un dolor de cabeza repentino que no se alivia, mareos, visión débil o borrosa o  si la cara o los dedos se te inflaman excesivamente. También si presentas náuseas y vómitos que no ceden ante los tratamientos usuales.

Los escalofríos y fiebre pueden ser signos de alguna infección, si además tienes ardor al orinar o sintomas que puedan evidenciar algún otro proceso, debe de efectuarse el diagnóstico adecuado e imponer el tratamiento correspondiente.

11. Cuidar tu piel

Uno de los numerosos cambios que sufre la mujer durante este periodo de espera se localiza en la piel y es por ello que entre los cuidados durante el embarazo es imprescindible la adecuada atención de la misma.

Los picores, las estrías y las manchas están entre los problemas más comunes. Lo anterior implica el uso sistemático de cremas hidratantes o nutritivas.

Por el crecimiento fetal se forman estrías
Los cambios hormonales pueden provocar modificaciones en la piel de la embarazada

El uso de ropa cómoda y holgada y con materiales suaves como algodón, lino o seda ayudarán a reducir las molestias de los picores en los muslos, pecho y abdomen.

El sol es conveniente para la embarazada tomando algunas precauciones porque la piel es más sensible. No debes exponerte entre las 12 y las 4 de la tarde y además debes de alternar periodos de sol con sombra.

12. No auto medicarse

Los medicamentos aunque sean de venta libre debes de tener cuidados durante el embarazo, pero es especialmente crítico en los tres primeros meses de gestación. Nunca debes tomar ningún medicamento sea de venta libre o con receta antes de consultar con el médico y estar segura de que no tendrá efectos negativos sobre tu bebé. Nunca mezcles medicamentos porque pueden potenciarse los efectos y además jamás debes violar las indicaciones sobre dosis y tiempo.

No te confíes en los medicamentos naturales y pienses que por ser naturales son seguros, ellos también pueden causar efectos adversos sobre el desarrollo de tu bebé.

13. Relaciones sexuales y embarazo

En general puedes tener relaciones sexuales durante un embarazo normal y sin factores de riesgo asociados al mismo.  Las embarazadas en ocasiones experimentan más o menos deseos sexuales, esto es completamente normal y dependerá de cada mujer y de cada etapa del embarazo.

En el primer  trimestre los malestares del embarazo pueden interferir con tu interés por el sexo. En el segundo trimestre te sentirás mucho más activa pero el crecimiento de tu abdomen te obligará a buscar nuevas posiciones para sentirte más cómoda. Durante el tercer trimestre, si vas a mantener relaciones sexuales, busca siempre posturas cómodas para ti. Por lo general, no son perjudiciales para el feto, pero si se presentas dilatación del cuello uterino o se produce la pérdida del tapón mucoso, es preferible no practicarlas.

14. Tomar precauciones con los viajes durante el embarazo

Entre los cuidados durante el embarazo se encuentran los viajes. Con relación a ello en general se considera seguro volar en el primer y el segundo trimestre del embarazo. A partir de los 7 meses la mayoría de las aerolíneas aconsejan no tomar vuelos aéreos.

Tampoco es recomendable visitar países con riesgo de enfermedades endémicas o infecciosas u otros con una pobre infraestructura en los servicios médicos o con condiciones higiénicas poco favorables.

15. Prepararse para el parto

Como mujer previsora debes asegurarte de que estas preparada para la etapa final de tu embarazo, es por eso que será muy importante la elección que hagas sobre la forma en que desearías parir. Si deseas tener el parto en la casa o en un hospital, si requieres el servicio de una matrona, una doula o de un obstetra. Los cursos de preparación para el parto te ayudarán a apropiarte de los conocimientos necesarios para enfrentar un parto exitoso.

Y para terminar estar informada sobre los cuidados durante el embarazo…

Vivimos en el siglo XXI y buscar toda la información es sinónimo de una buena garantía de salud y de vida. Asegúrate de tener los mejores cuidados durante el embarazo y un parto feliz por ti y por tu bebé, que aún no tiene la posibilidad de elegir

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…