¿Cómo saber si mi bebé está satisfecho con su alimentación?

No importa cuántos cursos hayas recibido, cuantas anécdotas te hayan contado amigas y familiares siempre ante la presencia en el hogar de un recién nacido surgen miles de dudas y más aún cuando los padres son primerizos. Una de las más frecuentes es si el bebé está satisfecho con su alimentación y si realmente está consumiendo lo que necesita.

Te recomiendo la lectura de: Lactancia materna cuanto mayor tiempo mejor futuro para tu hijo

Lo primero que debes saber…

Para poder saber si tu  bebé está satisfecho con su alimentación lo primero que debes conocer es la cantidad de leche que la mayoría de los pequeñines necesitan para garantizar su desarrollo y crecimiento. Siempre recuerda que esto solo es una guía general cada bebé tiene sus propias características y algunos requieren una mayor cantidad de alimentos, mientras que otros necesitan una menor cantidad.

Lactancia materna
Cuando el bebé está satisfecho con la cantidad de leche que la madre le proporciona se le puede observar que succiona y traga bien y en la medida que pasan los meses se llenará en menor tiempo

Las cantidades promedios de leche que los bebés requieren en sus primeros meses de vida se pueden apreciar en la tabla siguiente.

Cantidad promedio de leche que requieren los pequeños en los primeros meses de vida
Durante los meses de vidaLactancia maternaLeche de fórmula
Primero8-12 veces por día, podrían llegar a 15 tomas. Tomas cada 2-3 y hasta 1,5 horas.

Se recomienda que en esta etapa inicial sea a libre demanda.

Por lo general consumen de 2.5 a 3 onzas y llegan a 20 a 24 onzas en 24 horas.

1.5-3 onzas, al finalizar el primer mes están consumiendo entre 2,5 y 3 onzas cerca de 8 veces al día lo que sería equivalente a 24 onzas en 24 horas.
Segundo y TerceroCada 2- 3 horas4-5 onzas, cada 2 o 5 horas.
Cuarto y quintoDe 6 a 7 onzas (177 a 207 mL) de leche materna.6 onzas en cada toma, no más de 946 mL o 32 onzas en total.
SextoHasta 24 a 30 onzas en 24 horas.6-8 onzas en 24 horas serian un total de 24-30  onzas al día equivalente a 710 a 887 mL.

Te reitero esta tabla sirve de una estimación general, pero cada bebé es único por lo que podría ser necesario ofrecerle más o menos alimentos.

Bebé durmiendo
El bebé está satisfecho cuando duerme plácidamente, es un signo de que está lleno, el aprende a reclamar su leche cuando tiene hambre

¿Cómo saber que tu bebé está satisfecho o lleno?

Hay señales que pueden expresar si el bebé está satisfecho con su alimentación y que debes aprender a identificar. Entre los signos que debes de conocer están:

  • El bebé deja de succionar y se quita de la boca el pezón o el biberón de leche.
  • Cuando tu bebé está satisfecho y extrae la cantidad de leche suficiente notaras que después de amamantarlo tus pechos estarán bandos porque los ha vaciado para saciarse.
  • Cuesta trabajo despertarlo para que consuma su leche tanto sea de materna como de fórmula.
  • El bebé cierra la boca y rechaza el pezón o el biberón moviendo la cabeza, como si quisiera alejarse de ellos.
  • Si tu bebé está satisfecho elimina orina de forma normal, lo que se evidencia en el número de cambios de culeros que requiere cada día. En los primeros días después del nacimiento el recién nacido requerirá uno o dos cambios y su orina será muy poca. Una vez transcurrido ese periodo lo normal es que necesite de 5-6 cambios diarios por expulsión de orina y dos por evacuación intestinal.
  • En el primer mes de vida tú pequeñín hace cacas tres veces al día, su color en los primeros 5 días de vida cambia su coloración y son más amarillentas. Después del primer mes disminuye la frecuencia y puede estar hasta dejarla de hacer algún día. Por lo regular a partir de los 6 meses lo hace al menos una vez al día.
  • Si se mantiene activo, contento y no llora entre las comidas es una buena evidencia de que tu bebé está satisfecho.
Pesando al bebé
Uno de los indicadores más objetivos de que el bebé está satisfecho es que alcanza el peso adecuado para cada etapa de su desarrollo, lo que puede ser evaluado en las visitas al pediatra

Uno de los signos más objetivos…

Durante las visitas al pediatra para evaluar su crecimiento y ganancia de peso las evalúa como satisfactorias. Esto es uno de los signos más objetivos de que tu bebé está satisfecho porque demuestra que gana peso y altura acorde con lo esperado para su edad. Es completamente normal que los recién nacidos no ganen de peso en sus primera semana de hecho pueden perder hasta el 7% de su peso corporal. A partir de la segunda semana de vida comienzan a ganar entre 6 y 8 onzas  por semana hasta los 4 meses. Entre los 4 y 7 meses ganará entre 4 y 6 onzas por semana.

¿Cuándo sospechar que tu bebé no está consumiendo la cantidad suficiente de alimentos?

  • Los bebés como no saben aún expresarse mediante palabras su medio de comunicación es el llanto y precisamente la mayoría de las veces el llanto esta ocasionado porque el bebé no está consumiendo la cantidad de alimentos que el requiere.
    Con el llanto los bebés expresan sus molestias
    Si el bebé llora frecuentemente y no se ve contento puede ser que no esté satisfecho con la cantidad de alimentos que se le oferta, cada uno es diferente y puede demandar cantidades de leche de acuerdo a sus necesidades
  • Puede presentarse orinas oscuras con cristales de color amarillo, que pueden ser expresión de que no está ingiriendo la cantidad necesaria de líquidos aportados por la leche materna o de fórmula o si tu bebé no orina después del 5to día de nacido al menos seis pañales en un periodo de 24 horas pude indicar que tiene problemas en el consumo de leche.
  • Cuando sus heces fecales son pequeñas y oscuras después de transcurrido los 5 primeros días puede indicar déficit de consumo de leche. Si además que su boca está reseca y sus ojos también refuerza esta sospecha.
  • Cuando está poco activo, aletargado, cuando no se observa con buena vitalidad puede indicar que no está recibiendo la cantidad adecuada de alimentos.
  • Si después de los primeros cinco días de nacido tu bebé, no comienza a recuperar el peso perdido o si comienza a perder peso en otros momentos en lugar de ganarlo.
  • Uno de los aspectos a tener en cuenta es si durante las visitas al pediatra su curva de crecimiento y ganancia de peso está por debajo de las medias establecidas, porque es un  buen indicador de que no está recibiendo o asimilando los nutrientes que necesita.
  • Si tus senos no se ablandan después de poner a tu pequeño en el pecho y que además demora hasta una hora en mamar puede ser que tu bebé no esté ingiriendo lo necesario.
Bebé tomando en biberón
En ocasiones el transito del pecho al biberón requiere la ayuda de la madre para que el bebé succione despacio y vaya encontrando su ritmo mas adecuado. A algunos les costará  más trabajo pero es solo cuestión de paciencia

Algunas recomendaciones que debes tener en cuenta en los primeros meses de vida de tu pequeño

  • Durante las primeras semanas de vida, si el bebé no reclama su alimentación en los intervalos previamente descritos, debes despertarlo y ofrecérselo de acuerdo a la frecuencia previamente descrita.
  • El niño debe mantenerse en el pecho de la madre alimentándose entre 10 y 20 minutos en cada toma, asegurándote de que esta succionando y tragando bien.
  • Al comenzar el segundo mes de lactancia materna el tiempo disminuirá porque será capaz de mamar con más fuerza y por tanto necesitará menos tiempo para que tu bebé esté satisfecho.
  • Ten en cuenta que la cantidad de leche que tu pequeño necesita puede variar de un día a otro y no debes de preocuparte eso es completamente normal.
  • Cuando comienzas a trabajar o tienes que ausentarte y deseas ofrecerle la leche materna en biberón puede ser que al inicio se produzca un rechazo al pomo. Poco a poco con paciencia se irá adaptando a esta nueva forma de suministro de la leche. Compénsalo ofreciéndole más frecuentemente el pecho cuando estés con él.
  • Si le das leche en biberón a tu bebé al inicio debes de ayudarlo a encontrar su ritmo de succión para eso puedes hacer pausas después de unas 10 succiones para que sea más lenta la ingestión.
  • Cuando empiece a comer alimentos sólidos, la cantidad de leche materna que consuma será menor.También debes tener en cuenta que pueden haber días en que su apetito aumente o disminuya, eso es completamente normal.
  • Recuerda que lo ideal es lo que el demande, ni mucha leche, ni poca es lo que cada bebé requiera. Aprende a conocer a tu hijo y déjate llevar por tu instinto como madre, confía en tu hijo, el sabrá como expresarte que no está satisfecho. Nadie mejor que tú para reconocer cuando le hace falta más alimentos y lograr que siempre tu bebé reciba los alimentos requeridos para su crecimiento y desarrollo.

Te recomiendo la lectura de: Desarrollo del bebé en su primer año