¿Por qué se produce la ictericia en los recién nacidos?

La ictericia en los recién nacidos es muy común, y la mayoría de las mismas se ocasionan de forma fisiológica. Se caracterizan por un color amarillo en la piel del bebé y sus conjuntivas. Esta condición es transitoria apareciendo entre el segundo y el tercer día de vida y va desapareciendo entre los días 10 y 14 después del nacimiento.

Te resultará muy interesante leer: Atención al recién nacido, prepárate para hacerlo bien

La ictericia fisiológica neonatal es completamente normal y se asocia a niveles elevados de bilirrubina, se alcanza el nivel máximo de bilirrubina entre el 2do y el cuarto día con valores entre 5 y 6 mg/dL y entre el 5to y el 7mo día disminuye a menos de 2 mg/dL y entre los 10 y 14 días desaparece completamente.

Bebé con color amarillo
La coloración amarillenta de la ictericia en los recién nacidos comienza por la cara y se puede extender a otras zonas del cuerpo

Ahora bien, este comportamiento fisiológico de la coloración amarilla en recién nacidos, en ocasiones no sigue las características previamente descritas y su intensidad o duración evoluciona de forma diferente. En esos casos es necesario que acudas a la consulta del neonatólogo o el pediatra.

La ictericia en los recién nacidos

Los bebés recién nacidos se exponen a múltiples cambios, que van desde el proceso de maduración hasta el total desarrollo y funcionamiento de sus órganos. El hígado específicamente, es el encargado de eliminar la bilirrubina producto de la degradación de la hemoglobina. El producto resultante se excreta con la bilis al duodeno y luego se expulsa mediante  las heces fecales, dándoles su color característico.

Excremento verde y amarillo en pañales
La ictericia de los recién nacidos da origen a deposiciones de color verde amarillento porque es la vía de eliminación de la bilirrubina

La ictericia en los recién nacidos, aparece cuando su cuerpo produce bilirrubina con una rapidez tal que el hígado no tiene la posibilidad de procesarla. Esto ocurre  porque  este órgano aún es inmaduro y no está completamente desarrollada su capacidad funcional.

Son varias las razones por lo que esto sucede y cuando se produce una parte de la bilirrubina se reabsorbe en el intestino antes de que el bebé pueda evacuarla y se deposita en otros órganos y la piel dándole la coloración amarilla que da origen a la ictericia del recién nacido.

¿Por qué sucede la ictericia del neonato?

Pero, ¿qué es la bilirrubina? Al respirar, el oxígeno llega a la sangre y se traslada a todos los órganos y células por la hemoglobina en los glóbulos rojos. Cuando estos mueren, la hemoglobina se transforma en bilirrubina, que es un pigmento de color amarillo. Los neonatos usualmente tienen más bilirrubina, en cambio los bebés mayores pueden eliminarla fácilmente de la sangre.

La ictericia en los recién nacidos es considerada una condición transitoria y normal, sobre todo en los bebés prematuros. Aparece en la primera semana de vida y desaparece en la segunda semana y es conocida como ictericia fisiológica del recién nacido, o ictericia transitoria.

Se asocia a la propia evolución de la bilirrubina en la sangre del neonato, en la tabla que se muestra a continuación se expresan los valores correspondientes a un comportamiento fisiológico de la bilirrubina y cuando es necesario recurrir a la atención médica porque la coloración de la piel puede ser expresión de otras alteraciones más complejas.

Niveles de bilirrubina y su comportamiento normal y patológico en los recién nacidos
Edad del bebéCifras normales (mg/dL)Requiere atención médica (mg/dL)
Menos de 24 horas de vida5 y 6Más de 10
24-48 horas de vida5 y 6Más de 15
49-72 horas de vida2Más de 18
Mayor de 72 horasDesapareceMás de 20

Causas y factores de riesgo de la ictericia en el recién nacido

Existen enfermedades que pueden ser causa de la ictericia en los recién nacidos. Entre las más comunes y que se deben buscar si esta coloración anormal se prolonga son: la insuficiencia hepática, una infección por virus o bacterias, hemorragias, anomalía o trastornos en los glóbulos rojos que provocan su ruptura y septicemias.

Existen factores de riesgo que pueden causar ictericia grave, entre las que se señalan el nacimiento prematuro, hematomas durante el nacimiento, y grupo sanguíneo incompatible con el materno, como es el caso de la incompatibilidad Rh.

Por su relevancia, señalamos que todos aquellos lactantes con dificultad para mamar y recibir los aportes nutritivos que la lactancia materna provee, sufren de mayor riesgo de padecer de ictericia.

Síntomas de la ictericia en los recién nacidos

El color amarillento de la piel y de la conjuntiva ocular son síntomas normales de la ictericia infantil, que desaparecen espontáneamente. Ahora bien, los síntomas alarmantes pueden ser considerados si la piel del bebé incrementa su color amarillo, y este se extiende a otras zonas como la abdominal, las extremidades inferiores y superiores.

Recién nacido con ictericia neonatal
La ictericia en los recién nacidos puede ser fisiológica y desaparece espontáneamente, en otras ocasiones requiere ser tratada

Por lo general el color amarillo comienza por la cara y después se extenderá por el pecho, el abdomen, los brazos y posteriormente las piernas.

Si el bebé además se encuentra desganado, aletargado, resulta difícil hacer que se despierte, no aumenta de peso, llora de manera aguda y la ictericia perdura luego de tres semanas, es hora de acudir a consulta de pediatría pues no solamente es un signo clínico de que algo va mal, sino también puede ser peligrosa per se.

Cuando el neonatólogo sospecha ictericia, indicará la determinación de bilirrubina en la sangre. Los altos niveles de bilirrubina son tóxicos a nivel cerebral y puede causar encefalopatía bilirrubínica aguda. Los principales síntomas en este caso son falta de energía o dificultad para moverse, cuello arqueado, fiebre y vómitos.

Otra de las complicaciones cuando se presenta un cuadro de ictericia grave es el síndrome de ictericia nuclear y ocurre cuando la encefalopatía bilirrubínica aguda provoca un daño permanente en el cerebro. De nombre Kernícterus, su sintomatología está dada por movimientos involuntarios y descontrolados, mirada fija hacia arriba, pérdida del sentido de la audición y esmalte dental con pobre desarrollo.

Del tratamiento rápido de la ictericia en los recién nacidos depende evitar un daño potencialmente peligroso y duradero. De no atenderse a tiempo, el desencadenante de este síntoma pueden agravarse y aparecer efectos y complicaciones graves.

Tratamiento de la ictericia en los recién nacidos

Para determinar los niveles de bilirrubina, el pediatra indicará un examen sencillo, extrayendo una pequeña muestra de sangre del bebé. Si sólo están ligeramente elevados, no se indica ningún tratamiento salvo baños de sol durante 15 a 20 minutos, a través de la ventana porque  la piel del recién nacido es muy delicada. Las radiaciones solares eliminan las moléculas de bilirrubina.

Pueden también ser empleadas lámparas especiales, sólo que el bebé deberá de permanecer en el hospital para este tratamiento conocido como fototerapia.

Tratamiento de fototerapia
En ocasiones la ictericia en los recién nacidos debe ser tratada con fototerapia porque no cede espontáneamente y se mantiene o intensifica en el transcurso de los días

Un proceder más invasivo es la exanguinotransfusión. Este procedimiento se emplea de manera excepcional en casos de extrema gravedad y en aras del beneficio del recién nacido, supervisado en una unidad de cuidados intensivos neonatales. Si la ictericia fisiológica se prolonga, el pediatra puede recomendar la suspensión temporal de la leche materna.

¿Puede la ictericia perjudicar al bebé?

Cuando los niveles de bilirrubina alcanzan valores por encima de 25 mg/dL , puede producir afectaciones en el recién nacido como podrían ser sordera, daño cerebral y llegar hasta la parálisis cerebral. La ictericia puede ser la manifestación externa de alguna condición médica más severa.

Otra de los posibles efectos negativos de la ictericia es que el bebé duerma en demasía y de esta forma no se alimentará adecuadamente lo que a su vez empeorará la ictericia.

Recién nacido bajo luz ultravioleta en la incubadora
Los recién nacidos que padecen de ictericia pueden requerir de un tratamiento bajo luz ultravioleta en la incubadora

¿Se puede prevenir la ictericia en los recién nacidos?

En general, la ictericia en los recién nacidos no se puede evitar, pero si sus complicaciones. Para prevenir males mayores, los padres deben observar cualquier cambio de color en la piel o la conjuntiva, sobre todo entre el tercer y el séptimo día luego de nacido, cuando los niveles de bilirrubina alcanzan niveles máximos. Además si le dan el alta antes de las 72 horas del nacimiento, es recomendable solicitar una consulta de seguimiento.

Una alimentación adecuada también ayuda, los bebés necesitan alimentarse 8 y 12 veces diariamente durante las primeras semanas de vida. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda examinar a los recién nacidos durante los exámenes médicos de rutina y cada 8 horas mientras se encuentran hospitalizados.

Para comprobar si un bebé tiene ictericia neonatal, debe ejercérsele presión sobre la frente o la nariz. Si en esta zona la piel tiene color amarillo es probable que tenga ictericia leve. De lo contrario si el color es más claro que su color normal, entonces no tiene ictericia.

Es importante mantenerse atento ante cualquier señal que indique la existencia de ictericia grave, por ello la constante observación desde casa puede ser vital a la hora de tratar oportunamente la ictericia del recién nacido.