¿Cuál debe de ser el aumento de peso en el embarazo?

A las mujeres nos preocupa el aumento de peso en el embarazo. Por una parte es un problema estético y nos preguntamos: ¿cuál es la ganancia ideal?, ¿cómo luciremos después del parto? ¿Cómo bajar las libras adquiridas y recuperar la forma que teníamos anteriormente?. En realidad, mucho más importante que la estética es que evitemos los riesgos y las posibles complicaciones provocadas por el exceso de ganancia de esos necesarios kilos en el transcurso de la gestación.

No dejes de leer: Los cuidados durante el embarazo son una garantía de mejor salud

Que aumentemos de peso en el embarazo es lo normal, pero todo acorde con las demandas para el desarrollo del bebé y de tu cuerpo para enfrentar los nuevos retos metabólicos y fisiológicos de esta nueva etapa de tu vida.

Control de ganancia de peso
El aumento de peso en el embarazo es normal, pero es de suma importancia controlarlo a través de la dieta y la actividad física

Mantener un adecuado control del peso corporal, un correcto seguimiento médico y una dieta saludable acompañada de actividad física, puede reducir múltiples afecciones asociadas al sobrepeso y la obesidad en el embarazo.

¿Cuál debe de ser el aumento de peso normal en una embarazada?

La respuesta a esta pregunta no es única para todas las embarazadas… como hemos reiterado en Canal Chupete cada embarazo es diferente y cada gestante tiene requerimientos propios. Por lo general hay dos aspectos básicos a tener en cuenta:

  1. Índice de masa corporal (IMC) previo a quedar embarazada
  2. La capacidad constitucional para el aumento de peso

Índice de masa corporal

Hay consenso entre los especialistas que sin ser perfecto el IMC es un indicador más fiable que el peso al momento de quedar embarazada. Este índice relaciona tu peso con la altura y así estima la masa corporal. Y acorde con el resultado de esta estimación será el aumento ideal de peso.

Capacidad constitucional

Las características constitucionales de cada mujer influyen marcadamente en su aumento de peso en el embarazo. A algunas su dotación genética les permite engordar poco, otras por el contrario tienen tendencia a engordar más, pero tantos unas como otras requieren un control sistemático de su ganancia de peso.

Aumento de peso en el embarazo, ni mucho…ni muy poco

En internet existen numerosas calculadoras para que conociendo tu peso y tu altura, calcular automáticamente tu IMC y tu ganancia durante todos los meses de gestación. Para aproximarse a la ganancia en mujeres que desarrollan un embarazo con un peso inicial normal, una forma simple recomienda como promedio un kilogramo por mes y en los dos últimos meses 2 kilogramos. Aunque esta es una aproximación siempre en los primeros meses se engorda menos y al final más porque el bebé aumenta más y la mamá retiene más líquidos.

En el último trimestre se produce la mayor ganancia de peso
El aumento de peso en el embarazo no es igual durante todos los meses es menor o casi nulo en el primer trimestre y mucho mayor en los dos últimos meses

Un grupo de expertos bajo el auspicio del Institute of Medicine de los Estados Unidos de América, recomendó las ganancias de peso, basado en el aumento del segundo y el tercer trimestre de gestación. Estos criterios fueron ratificados en el 2016 y en los mismos se recomiendan los pesos de acuerdo al Índice de Masa corporal con el parte la madre su embarazo. Una síntesis se puede observar en la siguiente gráfica.

Ganancia de peso recomendada durante el embarazo en base al IMC antes del embarazo
Aumento total (Kg)
ClasificaciónIMC (Kg/m2)Embarazo únicoEmbarazo  gemelar
Bajo pesoMenos de 18.512,5-18No hay datos
Normal18.5–24.911-1616.8 – 24.5
Sobrepeso25–29.96-1114.1 y 22.7
ObesasMayor de 305-911.4 y 19.1

Se estima que la mayor parte de las embarazadas deben subir  entre 25 y 35 libras (11.5 a 16 kilogramos) durante su gestación. Si es una mujer con un IMC con sobrepeso el incremento no debe ser superior a los 11 kilogramos.

Se estima que cuando la mujer comienza su embarazo con un peso normal, en el primer trimestre (semanas 0-12) el incremento de peso es poco, alrededor de 1 a 2 kg. Entre las semanas 13 a la 24, o sea correspondiente al segundo trimestre entre 3 y 4 kilogramos y en el tercer trimestre (25-40 semanas de embarazo) alrededor de 8 kilogramos. Tu médico valorará en tu caso cual sería el aumento ideal.

Aumento de peso en el embarazo y sobrepeso y obesidad en España

Según datos del 2017, en España el 22,2% de las mujeres embarazadas son obesas y el sobrepeso está presente en el 23%. Estos datos han concitado la atención de la SEEDO (Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad), la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) y la SEEN (Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición) para de conjunto lograr un mejor control del peso antes de planificar la gestación y durante la misma.

Las consecuencias de un excesivo aumento de peso en la gestación  tienen efectos negativos en la salud de la madre, pero también en el futuro del pequeño que desarrollas en tu vientre.

Posibles complicaciones de un excesivo aumento de peso en el embarazo

Una mujer obesa que se embaraza o que aumenta más de 12 kg durante el mismo duplica su riesgo de tener un aborto espontáneo, de ser tributaria de una cesárea, triplica el riesgo de diabetes gestacional, quintuplica las posibilidades de desarrollar hipertensión arterial y tiene 9 veces más probabilidades de desarrollar preeclampsia.

Complicaciones del feto y de la madre
Un aumento de peso en el embarazo excesivo puede conducir a problemas de salud tanto en la madre como en el feto

Y si tu salud no fuera suficientemente importante… tu hijo triplica el riesgo de muerte alrededor del nacimiento, de ser excesivamente grande al nacer y de ser obeso en su adultez. Diversas investigaciones demuestran que el entorno metabólico en que se desarrolla el feto influye en los problemas de salud que presentará en su futuro.

¿Cómo se distribuye el aumento de peso en el embarazo?

Durante el embarazo,  se producen numerosos cambios, uno de los más evidentes es el aumento de peso, ahora te has preguntado ¿cómo se distribuye?… pues en la próxima gráfica lo puedes apreciar.

Distribución del aumento de peso
El aumento de peso en el embarazo es de gran importancia porque responde a las demandas fisiológicas y metabólicas de la madre y el feto pero debe ser el adecuado, ni mucho…ni muy poco

¿Qué hacer para favorecer un aumento ideal de peso en el embarazo?

Estos tres pilares serán tus mejores aliados por un aumento de peso ideal en el embarazo:

1.- Una dieta saludable

Enfrentar el sobrepeso debe convertirse en una prioridad para ti. Puedes adoptar un programa de nutrición dirigido y supervisado por un nutricionista u orientado por tu obstetra.

Por lo general el sobrepeso en la mujer embarazada ocurre por la idea errónea que se ha trasmitido por generaciones de que cuando la mujer se embaraza debe comer mucho. Nada más alejado de la realidad, pues lo importante en esta etapa no es comer en abundancia, y mucho menos comer por dos, sino de comer para dos.

Una dieta balanceada, saludable y acorde a tus requerimientos es fundamental. Para evitar la obesidad también debes reducir la ingesta de sal en tus comidas, pues esta aumenta la retención de líquidos. También debes reducir la cantidad de grasas y de azúcar e incrementar la ingesta de alimentos sanos como frutas, vegetales y la cantidad de proteínas. Las mejores fuentes de proteínas, son el pescado azul, como la caballa, el jurel, el bonito y las sardinas.

En la medida que la gestación avanza irás padeciendo de diversos problemas gastrointestinales como el estreñimiento y la aparición de hemorroides. Tú puedes influir en que no te afecten tanto incorporando abundante fibra en tu dieta. De esta forma también estás contribuyendo a controlar tu peso, pues al no absorberse produce una sensación de llenura además de secuestrar grasas y azúcares.

El consumo de hierro también se hace necesario durante el embarazo y puedes emplear suplementos multivitamínicos o alimentos enriquecidos con hierro, vitamina D, Complejo vitamínico B y calcio que incrementan la salud ósea del feto, agregando a tu dieta yodo y ácido fólico.

Aumento de peso en el embarazo
El aumento de peso en el embarazo es normal, pero es de suma importancia controlarlo a través de la dieta y la actividad física

2.- La actividad física

Para mantener el control del aumento de peso en el embarazo es fundamental la actividad física, sobre este tema que abordamos detalladamente en la página citada, solo haremos algunas precisiones.

Si tu embarazo se está desarrollando normalmente se recomienda entre 20-30 minutos diariamente de ejercicio moderado. Los mejores:caminar, nadar, aeróbicos o yoga. Al mismo tiempo que disminuyen la grasa acumulada, aumentan tu flexibilidad y la tonificación muscular.

Todo lo anterior te ayudará a aliviar las molestias osteomusculares, a un mejor parto y a una recuperación más rápida después del nacimiento de tu hijo. También favorece tu relajación y propicia un mejor descanso.

3.- Controlar el aumento de peso con tu médico

En cada consulta de seguimiento del embarazo el médico controlará tu peso y establecerá de conjunto contigo las mejores alternativas para la próxima etapa. El control del aumento de peso en el embarazo es de vital importancia y está en tus manos mantener a raya el sobrepeso para garantizar así tu salud y la de ese bebé que estás cuidando dentro de ti.

Es fundamental que mantengas una buena comunicación con tu médico y asistas a todas las visitas que te sean indicadas, pues el control que realice periódicamente de tu peso entre otros parámetros, como la toma de tu presión arterial, determinará la probabilidad que tienes de padecer alguna enfermedad y disminuir o eliminar este riesgo.

Y después del parto…

Como pudiste apreciar en la figura sobre la distribución de la ganancia de peso durante el embarazo casi la grasa que acumulas es similar a la del feto, por eso es que cuando nace tu hijo pierdes el peso de él, de la placenta y del líquido amniótico, pero tendrás que enfrentar la pérdida de la grasa acumulada.

¡No te angusties! En las seis primeras semanas perderás parte del peso acumulado y más aún si estás lactando a tu hijo. El resto de esos kilos ganados se debe producir de forma paulatina y entre 6 y 12 meses después del parto siempre que seas disciplinada ya habrás recobrado tu peso anterior y tu figura.

Te invito a leer todo lo relacionado con la: Alimentación y la nutrición en el embarazo